leftcenterrightdel
 El Ministro de Defensa, Seguridad Nacional y Policía de Fiji, Inia Batikoto Seruiratu, interviene durante el XIX Diálogo de Shangri-La en Singapur, el 12 de junio. (Foto: Reuters)

Las islas bajas del Pacífico, que incluyen Fiji, Tonga y Samoa, son algunos de los países más vulnerables del mundo a los eventos climatológicos extremos causados por el cambio climático.

Fiji ha sido maltratado por una serie de ciclones tropicales en los últimos años, causando inundaciones devastadoras que han desplazado a miles de personas de sus hogares y han hecho temblar la economía de las islas.

"En nuestro continente azul que es el Pacífico, las ametralladoras, los aviones de combate, los barcos grises y los batallones verdes no son nuestra principal preocupación de seguridad", afirmó Inia Seruiratu, ministro de defensa de Fiji, en el diálogo Shangri-La, la principal reunión de seguridad de Asia.

"La mayor amenaza para nuestra propia existencia es el cambio climático. Amenaza nuestras propias esperanzas y sueños de prosperidad".

La reunión, que concluyó el domingo, estuvo dominada por el debate sobre la invasión de Rusia a Ucrania y sobre todo, las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, desde la soberanía de Taiwán hasta las bases navales en el Pacífico.

Las Islas del Pacífico se convirtieron en un foco de las tensiones regionales este año después de que China firmase un pacto de seguridad con las Islas Salomón en abril, alarmando a Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, quienes temen la intensificación de la presencia militar por parte de Beijing en el Pacífico.

Beijing ha dicho que no está estableciendo una base militar en las Islas Salomón y que su objetivo es fortalecer la cooperación de seguridad con las naciones isleñas del Pacífico.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, realizó un recorrido por las Islas del Pacífico el mes pasado con la esperanza de obtener un pacto regional de comercio y seguridad regional, pero las naciones isleñas no pudieron llegar todas a un consenso sobre un acuerdo.

Seruiratu manifestó sus preocupaciones por la batalla que se está desatando por la influencia en las Islas del Pacífico, al tiempo que destacó la voluntad de su país para trabajar con varios países.

"En Fiji, no estamos amenazados por la competencia geopolítica", declaró Seruiratu en su discurso.

"Tenemos que adaptarnos a cómo y con quién trabajamos para lograr la estabilidad" concluyó el ministro./.

PCV (Fuente: Thanh Nien/ Reuters)