Según analistas internacionales, se trata de la primera visita del presidente chino, Xi Jinping, a Arabia Saudita en casi siete años, por lo que es bastante comprensible cuando recibe la atención especial por parte de los medios de comunicación y la opinión pública. Otra razón radica en la elevada posición de ambas partes en el plano global, así como su influencia en el contexto de la actual situación de la cooperación económica internacional.
leftcenterrightdel
El presidente chino Xi Jinping (d) y el rey Salman de Arabia Saudita. (Foto: fortuna.com) 

Robustecer la cooperación entre China y el mundo árabe

Unos días previos a la visita, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China publicó un informe sobre la cooperación entre el gigante asiático y los países árabes en la nueva era, en el que describía las perspectivas y direcciones de cooperación bilateral para construir una comunidad común en el futuro. Este documento afirma que las relaciones entre China y los países árabes se han forjado con el tiempo, para convertirse hoy día en un modelo para las relaciones amistosas entre países.

China ha considerado durante mucho tiempo a las naciones árabes como socios estratégicos en cuanto a buscar y promover el desarrollo de paz y la cooperación, y construir una comunidad con un futuro común para la humanidad. Con la próxima Cumbre China-Árabe, Beijing ve esta visita como una oportunidad para promover la amistad tradicional y la cooperación multifacética con el mundo árabe.

Previamente, al margen de la 27ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), que tuvo lugar en Egipto en noviembre pasado, el secretario de Estado de Arabia Saudita a cargo de los asuntos exteriores, Adel Al-Jubeir, dijo que fortalecer la seguridad regional y los lazos comerciales es una prioridad durante la próxima visita del presidente chino, Xi Jinping, a Arabia Saudita. En consecuencia, además de la estabilidad y la seguridad en la región y el mundo, las dos partes priorizan la promoción del comercio, la inversión y la respuesta al cambio climático. 

Adel Al-Jubeir afirmó: “China es el mayor socio comercial de Arabia Saudita. Hemos realizado grandes inversiones en el territorio chino y, a su vez, Beijing ha realizado lo mismo en nuestro país”.

Recientemente, algunas fuentes internacionales también citaron a tres diplomáticos saudíes diciendo que, en el marco de la visita de Xi Jinping, Beijing firmará decenas de acuerdos y memorandos de entendimiento con países del Golfo y otros estados árabes en áreas de energía, seguridad e inversión.

Perspectivas e impactos

Según algunos datos internacionales publicados en octubre de 2022, Arabia Saudita superó a Rusia para convertirse en el mayor proveedor de petróleo crudo para China. Mientras tanto, varias fuentes informaron en marzo que China y Arabia Saudita habían reanudado las negociaciones  sobre el uso del yuan (moneda china) en acuerdos petroleros. La agencia de noticias Bloomberg de Estados Unidos reportó que es un tema sometido a debate por China y Arabia Saudita durante los últimos 6 años. Si tiene éxito, sería un cambio a favor de la posición del renminbi en los pagos internacionales, aún dominados por el dólar estadounidense.

Además, se anunciaron datos evidenciando el incremento del yuan en las transacciones comerciales en muchos países, en las que Rusia tuvo un aumento de más de 80 veces en octubre en comparación con febrero. 

Muchos analistas internacionales compartieron la opinión de que la visita del presidente Xi Jinping a Arabia Saudita y su asistencia a la Cumbre China-Árabe contribuirá a consolidar aún más la posición internacional del gigante asiático en muchos aspectos, especialmente en lo económico y financiero. 

En cuanto a Arabia Saudí, esta potencia de Oriente Medio cuenta con más apoyo político y gana importantes acuerdos de cooperación con la segunda economía mundial. Eso la  ayuda a tener más recursos y confianza en las políticas de desarrollo, especialmente en el sector petrolero, que es su fortaleza, y está teniendo una profunda influencia en la economía mundial.

Básicamente, estos cambios son beneficiosos tanto para el libre comercio como para la tendencia de la cooperación internacional, lo que contribuye a fortalecer el multilateralismo que persigue la gran mayoría de los países del mundo./.

PCV (Fuente: VOV)