Pham Quang Linh, un joven vietnamita de 25 años, es un YouTuber asiático con un gran número de suscriptores gracias a la tenacidad de subir videos desde Angola sobre la vida de los lugareños, y el trabajo que él y sus amigos han estado haciendo en ese país. 

Nacido en la provincia central de Vietnam de Nghe An, Linh ha protagonizado una hermosa historia en África. Después de graduarse de la escuela secundaria, Linh se fue de Vietnam a Angola para encontrar una nueva vida como trabajador de la construcción en 2016.

“Cuando me dieron a elegir entre Japón, Corea del Sur, Taiwán y Angola, opté por Angola. Llevar la cultura vietnamita a África siempre ha sido mi aspiración. Estoy muy feliz de que el pueblo angoleño sepa más sobre la cultura vietnamita y quiero difundirla más ampliamente en África”, compartió Linh.

leftcenterrightdel
 Linh (primero a la derecha), Lindo y un bebé angoleño presentan productos de pollo deshidratado en su canal de YouTube. (Foto: Angola Team)

El idioma, la mayor barrera 

Al llegar a un nuevo país, fue difícil ponerse en contacto con una cultura diferente y personas de diferentes colores de piel. Afortunadamente, Linh fue ayudado con entusiasmo por un chico local llamado Manuel Arlindo (comúnmente conocido como Lindo). Los dos se hicieron cercanos y siempre han estado juntos durante los viajes de voluntariado.

“Los angoleños que tengo la oportunidad de conocer son muy amables y alegres. En Angola, los vietnamitas son muy populares. Mi camino hacia el voluntariado fue muy natural”, dijo Linh.

"Linh tiene un gran corazón y siempre se solidariza con nosotros. Cuando nos faltaron muchas cosas para organizar una fiesta, Linh nos regaló un pastel y una caja de dulces que nos fue más que suficiente para un evento tan pueblerino", señaló Lindo.

A pesar de su éxito, Linh admitió que hasta ahora no todo ha sido fácil. "En este momento, todavía no puedo comunicarme muy bien. El portugués de los locales es difícil de entender", agregó Linh.

Muchos suscriptores vietnamitas del canal de YouTube de Linh dijeron que les conmovió ver a un vietnamita siendo tan querido por tantos amigos africanos.

La financiación de las actividades benéficas de Linh y su grupo Angola Team (equipo africano) proviene de la monetización de sus canales de YouTube, dijo, y agregó que el viaje benéfico en Angola se ha hecho desde el corazón de cada miembro del grupo. Linh fue ayudado con entusiasmo por los lugareños cuando llegó por primera vez y ahora quiere devolver el favor.

Soplando una “brisa fresca” en tierras cálidas y secas durante todo el año

A Linh se le ocurrió la idea de crear un canal de YouTube para guardar los momentos de su rutina en Angola. Lo llamó "Quang Linh Vlogs - Life in Africa". El canal y un taller de piedra inaugurado en 2019 son las fuentes de ingresos de Linh.

"Recojo las actividades en el taller de piedra y subo los videos a YouTube para que mis familiares se informen sobre mi vida aquí. Nunca esperé que esos videos llamaran tanto la atención", dijo Linh.

Los ingresos de la monetización de su canal de YouTube le han permitido a Linh formar un grupo solidario compuesto por vietnamitas y angoleños. Linh incluso pudo construir casas para Lindo y otros tres hombres angoleños de su grupo. Aunque los videos fueron grabados con mala calidad de imagen, se viralizaron por la forma rústica, sencilla y auténtica de contar la historia.

“Al principio, subí videos sin intención de ganar dinero, pero guardé mis recuerdos en un lugar lejano con una cultura completamente diferente”, dijo Linh.

“Quang Linh Vlogs - Life in Africa” ahora tiene casi tres millones de suscriptores.

Si bien hay millones de canales de YouTube sobre sitios turísticos famosos, hoteles lujosos e historias extrañas, su canal se destaca por tratar sobre la vida humilde de las personas en África. Alcanzó el botón de oro del millón de suscriptores después de solo un año.

“Mi canal de YouTube transmite principalmente videos sobre la vida cotidiana de los angoleños. Mis videos comprando regalos y artículos esenciales para niños pobres en Bailundo reciben aplausos de los vietnamitas en todo el mundo”, dijo Linh.

Videos como el de él enseñando rimas infantiles vietnamitas a niños en Angola atraen un gran interés de los internautas que los comparten y los hacen virales.

Además del canal "Quang Linh Vlogs - Life in Africa", Linh y su equipo desarrollaron un canal de YouTube llamado "African Cuisine" con más de 600 000 suscriptores sobre comida vietnamita y africana.

leftcenterrightdel
 El grupo de Linh ayuda a los angoleños en la agricultura. (Foto: Angola Team)

Pensamientos humanitarios

Además de difundir la vida humilde de los angoleños, el grupo de Linh está ayudando a la población local a cultivar con gran éxito.

Los cultivos a corto plazo, como pepinos, tomates, semillas de maíz vietnamita y mandioca, han sido plantados hasta ahora por la población local con el apoyo de Linh y sus amigos.

“Era una mañana de fin de semana, aunque muy cansada; igual madrugamos porque teníamos que conducir un vehículo especial para transportar maquinaria de Luanda a Bailundo. Allí perforamos pozos para proporcionar agua a la gente. Al vernos de lejos, decenas de personas gritaron de alegría. Levantaron las manos y luego cruzaron gradualmente los dedos, lo que significa que estaban contando los días para que llegáramos”, recordó Linh.

“Hay muchas tierras abandonadas en este país, pero la gente aquí cultiva principalmente maíz y casi no saben cómo sembrar vegetales verdes. Luego comencé a cultivar vegetales vietnamitas y los resultados son muy buenos porque llueve mucho y la tierra es fértil”, dijo Linh.

Basado en el éxito inicial de sus proyectos sociales, Linh y su grupo lanzaron el último proyecto llamado “5000 niños van a la escuela” con el objetivo de reparar escuelas y proporcionar materiales de aprendizaje para alrededor de 5000 niños necesitados.

“Este proyecto es nuestro mayor entusiasmo. Queremos dar a 5000 niños la oportunidad de ir a la escuela. Este proyecto está siendo apoyado con entusiasmo por mi comunidad. Para tener financiación para el proyecto, mi grupo planeó recaudar fondos vendiendo camisetas. Actualmente, se han vendido 1000 camisetas”, compartió Linh.

Llevando la cultura e identidad vietnamita a Angola

Lindo recordó el momento en que planeaba casarse en 2020 en Sanzalo, un remoto pueblo de montaña en la provincia de Huambo, una de las ciudades más pobres de Angola.

"Cuando Linh se enteró de que estaba planeando casarme en mi ciudad natal pero que era muy pobre, decidió ayudarme a organizar una ceremonia de boda al estilo vietnamita para nosotros. Fue tan memorable. Me sentí muy feliz cuando Linh me dio muchas cosas, desde vestidos de novia hasta anillos de boda. Linh hizo cosas importantes en mi vida en nombre de mis padres", dijo Lindo.

"Después de la boda, Linh nos compró un terreno y nos construyó una casa espaciosa. Mirando la casa, no podía creer lo que veía. Estaba muy feliz y conmovida por lo que Linh hizo por nosotros. Espero que Linh siempre tenga mucha suerte", agregó.

Además de enseñar conocimientos agrícolas a los angoleños, Linh está introduciendo la cultura vietnamita organizando fiestas al estilo vietnamita.

Para hacer realidad ese sueño, organizó una fiesta de compromiso al estilo vietnamita tradicional para una pareja angoleña, Lindo y su esposa. La ceremonia fue preparada meticulosamente con verdaderas características culturales vietnamitas y Linh cubrió todo el costo del evento.

“Presentar la cultura vietnamita a los africanos es siempre nuestro deseo. Estoy feliz de que este pequeño acto pueda ayudar a las personas aquí a conocer la cultura de mi tierra natal”, concluyó Linh.

leftcenterrightdel
 Una ceremonia de compromiso al estilo vietnamita, organizada por el grupo de Quang Linh. (Foto: Angola Team)
PCV (Fuente: thanhgiong.vn)