leftcenterrightdel
 La actuación de Gong para celebrar el Festival del Año Nuevo Lunar. (Foto: VOV)

Cada uno de los 54 grupos étnicos de Vietnam celebra el Tet con sus propias actividades típicas. La comunidad Muong en el distrito de Ba Vi, en las afueras de Hanói, da la bienvenida al Año Nuevo con el alegre sonido del gong. Todos los aldeanos cantan y bailan en alabanza al árbol baniano perenne local y comparten su aspiración por la paz y la prosperidad. Luego sacan agua de un viejo pozo para llenar los tanques de agua en casa. Creen que esta fuente de agua bendita les traerá buena suerte y éxito en el nuevo año.

leftcenterrightdel
 La gente de Muong hace pasteles de arroz glutinoso para Tet. (Foto: VOV)

Tet comienza el día 27 de diciembre y todo el mundo está más ocupado de lo normal. Restauran la cocina y usan la nueva área para preparar comida para Tet. De acuerdo con Dinh Van Luan, en Ba Vi, el hombre de la casa arregla los artículos de adoración para el altar ancestral el día 27.

“El altar debe estar solemnemente decorado con una rama de flor de durazno, dos cañas de azúcar y una bandeja con cinco frutas y dulces. Creemos que los genios y el Emperador de Jade protegen a los seres humanos y mantienen los rituales de adoración de nuestros antepasados”.

Antes de Tet, el San Diu en la comuna de Dong Hung, provincia de Bac Giang, destila vino de arroz para invitar a los invitados durante el festival de primavera. El primer día del Año Nuevo, la gente de San Diu toma agua del manantial para cocinar una sopa dulce para adorar a sus antepasados. No comen carne el primer día del año sino solo arroz dulce y sopa de judías verdes. Pham Tho Doan, funcionario de la comuna de Dong Hung, dijo: “Con el apoyo del gobierno, hemos establecido el Club de Soong Co para ayudar a restaurar y promover la cultura de nuestro grupo. El Tet es la celebración más grande del año y nuestras costumbres tradicionales se han revitalizado”.

Los Mong en las comunas de Can Chu Phin, Lung Cu y Khau Vai en la provincia de Ha Giang celebran el Tet en el duodécimo mes lunar. Tet es el momento de la relajación, de las reuniones familiares y las actividades festivas. Además, es una oportunidad para que los jóvenes hagan amigos y encuentren pareja. Tho Chi Ria es un hombre Mong de la comuna de Can Chu Phin. “En preparación para el Tet, tenemos que recolectar suficiente madera como combustible para un mes. También almacenamos suficiente pasto para vacas para una semana mientras vamos al festival. Después del mes de Tet, reanudamos nuestro trabajo”.

leftcenterrightdel
 Una actuación de Khen, la típica flauta hecha de bambú y madera del grupo étnico Mong, (Foto: VOV)

En el último día del año lunar, los Mong pegan dinero votivo de plata en las herramientas agrícolas para agradecerles por ayudar a las personas a cultivar arroz y maíz. Todas las herramientas de labranza se colocan debajo del altar para que puedan disfrutar del Tet como las personas. En la víspera de Año Nuevo, todos los miembros de la familia permanecen despiertos y los ancianos recitan epopeyas e historias de sus antepasados para enseñar a sus hijos las tradiciones familiares./.


PCV (Fuente: VOV)