leftcenterrightdel
 Café vietnamita. Foto: Max D.Photography

Los visitantes disfrutarán de una taza de café filtrado con leche condensada en la acera, frente a las calles inundadas de motocicletas y los cafés deliciosos y que desprenden el olor del café están presentes en cada esquina.

leftcenterrightdel
 Una cafetería en Hoi An (Quang Nam). Foto: Internet

El olor de no solo el café, sino del aire y la tierra también deja una impresión especial en los visitantes. No es el olor a humo de los escapes de los vehículos, sino el olor natural que se mezcla con las nubes, el cielo y los árboles lo que hace que muchos turistas internacionales se enamoren de las ciudades turísticas. Una experiencia que merece ser vivida./.


PCV (Fuente: Stuff)