leftcenterrightdel
La pagoda Pitu Khosa Rangsay decora el salón principal solemnemente para celebrar la Ceremonia de Ofrenda de la Túnica Kathina. (Foto: VOV)  

Este año, la familia de Nguyen Thi My Linh, del distrito de Ninh Kieu de la ciudad de Can Tho, fue la principal benefactora en el ritual Kathina en la pagoda Pitu Khosa Rangsay. Ella compartió que su familia se estuvo preparando durante casi un año para esta ceremonia.

“Kathina constituye una ceremonia muy importante y enorme del pueblo jemer, con un número de budistas participantes que anualmente va de unos cientos a miles. Sin embargo, este año sólo unas pocas docenas de budistas vienen debido al covid-19. Como organizadora de esta ceremonia, pude organizarla con éxito por la gracia y la bendición de Buda. ¡Estoy muy feliz!”, dijo My Linh.

Las ofrendas, además de los objetos tradicionales como batas, jarrones, tazones y bolígrafos, incluyen otros productos necesarios para la vida cotidiana en el templo como arroz, medicinas y comida. Muchos hogares aportan ofrendas adicionales a la pagoda como ser una cama, mesa, silla, gabinete, etc. para guardar la memoria del evento y mostrar su respeto por el templo, además de contribuir a mantener las condiciones materiales básicas del santuario.

leftcenterrightdel
 Los creyentes vienen a ofrendar túnicas con todo respeto. (Foto: VOV)

La ceremonia Kathina se lleva a cabo durante 2 días y consta de dos partes, la ceremonial y la festiva. El primer día, las familias ayudan a diferentes grupos de creyentes a recolectar donaciones, incluidas las denominadas flores plateadas que son flores con dinero, además de plantas decoradas con colores dorados y plateados. Con el dinero se compran ofrendas para los monjes del templo. Luego, les invitan a cantar y rezar por la paz de los dueños de casa y residentes en la aldea. El segundo día, la procesión de Kathina se realiza alrededor del poblado, acompañada por el equipo de baile de tambores Sadam, el grupo teatral Ro Bam, y los artistas de disfraces de Hanuman, conocido como un santo en forma de mono venerado como patrón de los luchadores y un dios de la sabiduría que tiene el poder de levantar montañas y matar demonios. Entretanto, las muchachas y los budistas se alinean en dos filas para llevar ofrendas a la pagoda. Después, los monjes realizan la Ceremonia de Ofrenda de la Túnica Kathina en el salón principal.

Banh Ngoc Phuong, residente local que asistió al rito, dijo lo siguiente: “Se me invitó a asistir a esta ceremonia con el corazón rebosante de emoción. Encontré lo sagrado del ritual que como siempre se celebró con mucha solemnidad. Espero que después de la pandemia, la ceremonia atraiga a mayor número de participantes”.

Como es costumbre, el gobierno local ayuda a las pagodas a organizar juegos folclóricos, actuaciones del canto teatral “dù kê” y representaciones artísticas tradicionales para el disfrute de la gente por la noche. Durante la ceremonia Kathina, en la ciudad de Can Tho, 12 templos budistas de Theravada y la Academia Jemer Theravada colaboran para celebrar el ritual. Según el Venerable Ly Hung, vicedirector del Consejo Administrativo de la Sangha Budista municipal y responsable de la pagoda Pitu Khosa Rangsay, la ceremonia Kathina refuerza la solidaridad entre monjes y creyentes budistas en las aldeas.

leftcenterrightdel
 Los monjes reciben túnicas Kathina. (Foto: VOV)

“Los lugareños hacen ofrendas a los monjes con la túnica que representa el color de la bandera de Arhat, símbolo del campo de bendición. Una túnica resulta útil para todos los monjes del templo. Los benefactores que se apunten a la donación de ofrendas a los monjes recibirán una gran bendición”, dijo Ly Hung.

A medida que la vida de los jemeres mejora, la ceremonia Kathina se lleva a cabo a mayor escala, con más participantes que antes. Además de ser un hermoso rasgo cultural de esta etnia, es una oportunidad para que la comunidad haga donativos y remodele los templos y residencias para monjes y escuelas. Asimismo, es una ocasión para consolidar la unidad del pueblo jemer en contribución al desarrollo nacional. 
VOV