leftcenterrightdel
 Las niñas de la Ede están enfrascadas en aprender a tocar gongs en Buon Trap, del distrito de Krong Ana, en la provincia de Dak Lak. (Foto: VOV)

Una tarde de fin de semana, en el terreno delante de la casa comunitaria de la aldea de Buon Trap, en el distrito de Krong Ana, un grupo de 20 niñas de la etnia Ede se concentran para aprender a tocar gongs bajo la guía de tres artesanas. Una de las estudiantes, H Doanh Eban, de 12 años de edad, expresó: “Me inscribí en este curso por el consejo de mi abuela. Siempre disfruto de tocar gongs y bailar, por eso esta clase me encanta”.

Durante dos meses, los estudiantes aprenden a tocar tres piezas básicas, junto con dos bailes tradicionales exclusivamente dedicadas a las mujeres y niñas del grupo Ede para dar la bienvenida a los visitantes y celebrar la nueva cosecha de arroz. H Lam Hmok, una de las tutoras de esta clase de gongs, dijo: “El verano es el momento adecuado para organizar este tipo de clases cuyo objetivo es preservar las herencias culturales tradicionales de nuestro pueblo. Las dificultades son muchas, ya que las lecciones son complicadas, no son fáciles de asimilar, sobre todo para los de corta edad. Por eso, nos cuesta mucho trabajo enseñarles y necesitamos bastante tiempo para hacerles entender los ritmos y tocar las piezas”.

leftcenterrightdel
 Enseñando gongs a la generación más joven. (Foto: VOV)

La provincia de Dak Lak comenzó a preservar y promover el espacio cultural de gongs de Tay Nguyen desde 2005, después de que la UNESCO lo declarara como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. Esta labor se realiza en diversas formas, como con la restauración de las fiestas tradicionales asociadas con los gongs, el estudio, colección, explotación, enseñanza y entrega de este instrumento.

Según aseguró Van Duc Tuan, vicepresidente del Comité Popular de Buon Trap, el conjunto artístico local recibe un apoyo total del gobierno distrital. Sus miembros suelen ser invitados a actuar o participar en las actividades culturales e intercambio que se organizan dentro y fuera de la provincia, entre ellas el programa “Percusiones de los bosques”, que se celebra periódicamente cada dos meses en el Centro Cultural de Dak Lak.

“Actualmente, en Buon Trap dos generaciones asumen la misión de este conjunto femenino de gongs, una incluye a personas nacidas desde los años de 1950 a 1960, la otra está integrada por chicas nacidas después de la década del 90 del siglo pasado. Este programa también está destinado a las niñas nacidas desde el año 2010  para estimularlas a sumarse a la preservación y promoción de la identidad cultural de la minoría étnica Ede”, dijo Duc Tuan.

La clase abierta en Buon Trap es una de las tres de su tipo organizadas por el Servicio de Cultura, Deportes y Turismo de la provincia de Dak Lak en este verano, además de otras ubicadas en otras comunas y para otras etnias. Estas clases han sido patrocinadas por el Centro de Cooperación Internacional de Jeollabuk, de Corea del Sur, para apoyar la conservación de la herencia de los gongs en Dak Lak. 

La participación de los artesanos autóctonos en esta labor, la atención y el apoyo financiero de organizaciones internacionales y la administración local han ayudado a restaurar las antiguas piezas, abrir clases y suministrar vestuario y utensilios necesarios para la interpretación de gongs en los diversos escenarios, al servicio de la salvaguardia del legado cultural tradicional.

PCV (Fuente: VOV)