leftcenterrightdel
 Than Chan Hoa prepara trajes tradicionales y zapatos bordados para su marido y sus hijos. (fOTO: vov)

La primavera, ansiada y deseada, ya está a la vuelta de la esquina, y en los últimos días ha reinado un ambiente animado y cálido en la aldea de Then Pa. Según sus costumbres, el primer día del Año Nuevo Lunar está dedicado a ceremonias rituales, así como a visitas familiares, durante las cuales los étnicos Xa Phang intercambian sus mejores deseos el uno al otro. Desde el segundo día del Año Nuevo, visitan a sus vecinos y amigos para expresarles estos anhelos entregándoles regalos.

Como es habitual, con motivo de Tet, Than Chan Hoa prepara trajes tradicionales y zapatos bordados para su marido y sus hijos. Según explicó esta mujer, se trata de una tradición de su comunidad: “En los días festivos, llevamos nuestros trajes tradicionales. Para eso, empecé a preparar los materiales y hacer estos ropajes y zapatos hace varios meses. Estoy muy feliz de ver a mi esposo e hijos satisfechos con mis creaciones”.

Y, ¿qué pasa en cuanto a la gastronomía Xa Phang? El cerdo ahumado es en realidad un plato que forma parte integral de sus tradiciones del Año Nuevo Lunar. Cada vez que llega el Tet, los lugareños preparan este plato con mucha antelación para colocarlo en el altar de los ancestros u ofrecerlo a sus parientes, como nos contó San Lao Ngai, patriarca de Then Pa. “A pesar de los impactos del covid-19 en la economía de mi familia, usamos un cerdo entero para preparar la comida. La cabeza del animal, así como una pata delantera y una pata trasera se reservarán para la ceremonia de adoración del último día del año viejo. Nuestros parientes serán invitados a nuestra casa para que podamos comer juntos. Esta tradición se mantiene de generación en generación”.

leftcenterrightdel
 El cerdo ahumado forma parte integral en la bandeja tradicional de los Xa Phang en ocasión del Año Nuevo Lunar. (Foto: VOV)

En la vida moderna de hoy, los autóctonos abandonaron algunas de sus costumbres, pero conservaron las más importantes. San Seo Ngan, jefe de la referida aldea dijo: “Nuestra etnia festeja el Tet coincidiendo con el tiempo en que lo celebran los Kinh. Además de preparar la carne de cerdo, hacer disfraces y zapatos, elaboramos el tradicional pastel ‘khau’ para colocarlo en la bandeja del Tet. También organizamos muchos juegos folclóricos para divertirnos durante el festival”.

Las hermosas costumbres y características culturales peculiares del Tet, fueron preservadas por los Xa Phang en Then Pa, las cuales dejarán sin duda impresiones inolvidables en los turistas una vez que tengan la oportunidad de llegar a este lugar, especialmente en la primavera.

vov