leftcenterrightdel
 La delegación de la Asamblea Nacional Vietnamita participa en la 29.º reunión anual del Foro Parlamentario Asia-Pacífico. (Foto: quochoi.vn)

Bajo el lema "El papel de los parlamentos en el fomento de la resiliencia en la era posterior a la COVID-19", la Reunión Anual de la APPF fue organizada por videoconferencia con la presidencia de la Asamblea Nacional de Corea del Sur.

El presidente Vuong Dinh Hue, pronunció un discurso en la primera sesión plenaria sobre cuestiones políticas y de seguridad, afirmando que el parlamento vietnamita sigue siendo un miembro activo de la APPF. Vietnam ha trabajado en estrecha colaboración con asambleas y parlamentos nacionales con el fin de promover la cooperación regional, hacia la construcción de una región Asia Pacífico estable, resiliente, pacífica, y próspera.

Además, propuso seis contenidos de cooperación. En primer lugar, fortalecer la acción parlamentaria global y monitorear la ejecución de políticas por parte de los gobiernos miembros de la APPF para mantener la paz, la estabilidad y la seguridad tanto a nivel regional como mundial.

En segundo lugar, fortalecer la cooperación multilateral para prevenir el riesgo de conflicto, buscar soluciones para resolver los problemas de seguridad y las controversias por medios pacíficos, aumentar el diálogo, generar confianza, controlar las controversias y acciones unilaterales y en pro del respeto al derecho internacional. Se debe pedir a los miembros de la APPF que cooperen para garantizar la paz, la estabilidad y la legalidad vigente en los mares y océanos, especialmente en el Mar del Este. Cada país debe mantener el espíritu de responsabilidad, abstenerse de tomar acciones que puedan aumentar las tensiones y complicar la situación, así como resolver las disputas de acuerdo con el conjunto del derecho internacional, en especial la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS 1982).

En tercer lugar, los miembros de la APPF deben hacer un llamamiento activo a la comunidad internacional y a los parlamentos para instar a los gobiernos a incrementar la efectividad de su cooperación en la lucha contra la pandemia de COVID-19. Deberían trabajar a fin de reducir las brechas en el acceso equitativo a las vacunas, prevenir y abordar problemas tradicionales y no tradicionales como el desarme y la no proliferación de armas de destrucción masiva, el terrorismo, la delincuencia transnacional, la promoción de la seguridad mundial, la protección de navegación marítima y la ciberseguridad.

En cuarto lugar, intensificar la cooperación interparlamentaria en otros temas de seguridad no tradicionales como el cambio climático, las finanzas, la transferencia de tecnologías limpias y la resiliencia al cambio climático.

En quinto lugar, promover la cooperación centrada en las personas, asegurando que todos los miembros de la sociedad y en especial las mujeres, los niños, los ancianos y los grupos vulnerables, disfruten de los beneficios del comercio, la inversión libre y abierta y de una integración económica equitativa.

Sexto y por último, fortalecer la participación de los parlamentos en la planificación y fiscalización de la implementación de las directrices políticas, asegurando la equidad e igualdad social y la erradicación de la pobreza, así como de medidas integrales en materia de salud y bienestar social de la población durante la crisis sanitaria./.

PCV (Fuente: VNA)