leftcenterrightdel
 El viceprimer ministro permanente Pham Binh Minh y la embajadora surcoreana en Vietnam, en la ceremonia del 1 de diciembre. (Foto: VNA)

Al dirigirse al evento, el viceprimer ministro permanente de Vietnam, Pham Binh Minh se mostró impresionado con los logros socioeconómicos de la República de Corea en los últimos años.

Dijo que 30 años no es un período largo, pero gracias a la determinación y los esfuerzos de generaciones de líderes y pueblos de las dos naciones, sobre la base de similitudes culturales, proximidad geográfica, complementariedades económicas e intereses estratégicos comunes, se convirtieron en socios líderes entre sí.

Mirando hacia el futuro, sigue existiendo un enorme potencial para que las relaciones bilaterales se desarrollen de manera intensiva y extensiva, dada la demanda de recuperación económica pospandémica y las tendencias globales como la transformación digital y el crecimiento verde, opinó.

Vietnam ha diseñado su estrategia de desarrollo con grandes objetivos socioeconómicos para 2030, con visión hacia 2045, mientras que Surcorea también busca convertirse en un país líder, lo que demuestra que hay mucho espacio para que ambas partes mejoren la cooperación durante la realización de su objetivos de desarrollo, agregó Minh.

También llamó a los dos países a continuar con los esfuerzos por fortalecer los vínculos en todos los campos, tanto a nivel bilateral como multilateral, para que sus relaciones se desarrollen con más fuerza y alcancen una nueva altura.

Durante la próxima visita a nivel de Estado del presidente Nguyen Xuan Phuc a la República de Corea, los líderes de los dos países debatirán y definirán un nuevo marco para sus relaciones junto con los objetivos y direcciones de desarrollo de estos nexos en la próxima etapa, dijo.

Expresó su creencia de que el año 2022 no solo marca el 30.º aniversario de las relaciones diplomáticas, sino que también marca un hito importante que abre una nueva etapa de desarrollo en las conexiones bilaterales. Con la base sólida de sus relaciones, Hanói y Seúl avanzarán juntos, seguirán siendo socios importantes y confiables, y juntos lograrán logros aún mayores en sus lazos por el bien de los dos pueblos.

Por su parte, la embajadora surcoreana en Hanói, Oh Young-ju, dijo que Vietnam es un socio líder de su país en la mejora de la solidaridad con la ASEAN y la construcción de una región del Indo-Pacífico libre, pacífica y próspera.

Los dos países se están preparando para los próximos 30 años de cooperación, dijo, y sugirió que, basándose en la asociación existente en la fabricación, deben ampliar sus vínculos con la transformación digital, la realización del objetivo de neutralidad de carbono y la seguridad económica.

También deberían reforzar la cooperación diplomática y de defensa, ya que la paz regional e internacional es un requisito previo para la estabilidad y la prosperidad. También se debe potenciar la colaboración en la solución de disputas y asuntos internacionales como el cambio climático, remarcó.

Agregó que los expatriados coreanos también juegan un papel importante en los lazos bilaterales y que es hora de que las dos partes trabajen juntas para que la comunidad coreana en Vietnam pueda hacer mayores contribuciones a la nación del sudeste asiático.

PCV (Fuente: baochinhphu.vn)