leftcenterrightdel
 El primer ministro Pham Minh Chinh interviene en la reunión. (Foto: VNA)

En su discurso, el primer ministro afirmó que la diplomacia ha ejecutado con éxito la política exterior del Partido, especialmente el rol de presidente de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en 2020 y miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para el período 2020-2021.

El sector también ha participado activamente en la lucha contra la pandemia y en la recuperación y desarrollo socioeconómico, incluida la estrategia de vacunación, destacó.

Sin embargo, y a pesar de alcanzar unos resultados tan sobresalientes, la diplomacia vietnamita aún enfrenta desafíos relacionados con la investigación estratégica y la base de datos diplomática, señaló.

Según el jefe de gobierno, Vietnam se centrará en las siguientes orientaciones principales: construir una democracia socialista, un estado socialista de Estado de Derecho y una economía de mercado de orientación socialista; promover la integración internacional activa y proactiva; ser un miembro activo de la comunidad internacional, hacia el objetivo de convertirse en una nación en desarrollo con una industria moderna y un nivel de ingresos medios altos para 2030, y un país desarrollado y de ingresos altos para 2045.

Todas las actividades diplomáticas deben estar dirigidas hacia y para los intereses del país y el pueblo, y los intereses legítimos de la comunidad internacional, recordó el primer ministro.

El trabajo diplomático debe mostrar "sinceridad, confianza, igualdad, eficiencia y desarrollo mutuo", y también debe ser "decidido, firme, flexible, científico y eficaz", enfatizó.

leftcenterrightdel
 El jefe del Gobierno Pham Minh Chinh y delegados a la conferencia visitan un stands de periodistas, libros, revistas sobre la diplomacia nacional. (Foto: VNA)

El primer ministro delineó las orientaciones básicas para los tres pilares de la diplomacia: política, economía y cultura. Afirmó que la diplomacia política debe seguir una política exterior de independencia, autosuficiencia, paz, cooperación y desarrollo.

Mientras tanto, la diplomacia económica debe contribuir a perfeccionar las instituciones, atraer tecnología verde y limpia y finanzas verdes, promover la implementación efectiva de los tratados de libre comercio y la cooperación en la formación de recursos humanos, mejorar el entorno de inversión, vincular al país con las cadenas globales de producción y suministro y acelerar el desarrollo de un ecosistema de inicio innovador.

Con respecto a la diplomacia cultural, el primer ministro Minh Chinh destacó que es necesario señalar metas, puntos de vista, tareas y soluciones planteadas por el XIII Congreso del Partido y la última Conferencia Cultural Nacional, contribuyendo así a preservar y defender los valores culturales y del pueblo vietnamita.

Los participantes evaluaron las principales tendencias en la situación mundial actual y la economía global, y señalaron oportunidades y desafíos para que Vietnam alcance con éxito los objetivos de desarrollo socioeconómico.

También propusieron medidas específicas para aplicar el lema "La diplomacia económica al servicio del desarrollo, y que tiene como centro de servicio a las personas, las localidades y las empresas".

PCV (Fuente: VNA)