leftcenterrightdel
 El profesor, doctor Ton That Tung estudió las muestras de hígado seco (1962).

Misión histórica

El 3 de marzo de 1959, se estableció el Comité Estatal de Ciencias, el predecesor del actual Ministerio de Ciencia y Tecnología, según lo dispuesto en la Ordenanza Nº. 016-SL del Presidente de la República Democrática de Vietnam. La creación del Comité representaba la visión estratégica del Partido y del Estado sobre el rol motivador de la ciencia y la tecnología, en un contexto en el que el país aún enfrentaba una serie de dificultades y penurias en la construcción socialista en el Norte mientras luchaba por liberar al Sur y unificar el país.

Desde sus inicios, el Comité Estatal de Ciencias pronto determinó su misión de servir eficazmente a la implementación de los objetivos nacionales de producción y defensa nacional. Al ser considerado un campo subdesarrollado, aunque la investigación y los recursos básicos precisos eran de extrema necesidad, el Comité Estatal de Ciencias, completó con éxito muchas tareas urgentes que se presentaron por delante, así como organizado y construido las premisas básicas de la ciencia y la tecnología para el futuro. El país nunca olvidará los méritos de científicos cuyos nombres han pasado a la historia, como Tran Dai Nghia, Ho Dac Di, Ton That Tung, Ta Quang Buu, Luong Dinh Cua o Bui Huy Dap, así como otras grandes contribuciones otros científicos pertenecientes a la primera generación de investigadores.

En ese período se iniciaron numerosos estudios, así como el examen de los recursos naturales y minerales existentes en regiones remotas del país. Se movilizó a gran parte del personal técnico para participar en el diseño y la construcción de grandes proyectos, como el principal sistema de riego de Hung Hai, el complejo siderúrgico de Thai Nguyen, la mina de apatita Lao Cai o la fábrica de maquinaria de Hanói. También se adquirió el dominio técnico de otros países socialistas para convertir estas fábricas y empresas en las fuerzas principales de la incipiente industria de Vietnam.

En agricultura, mediante la aplicación de trabajos de investigación sobre nuevas variedades de vegetales y procesos de cultivo avanzados, fue garantizado el suministro de alimentos para la retaguardia en el norte para apoyar al frente sur. Los trabajos sobre tratamientos y fármacos sobre malaria, infecciones, dermatología y cirugía sirvieron a las necesidades de atención médica de las personas y de las fuerzas militares en el campo de batalla. Los trabajos de investigación técnica militar contra las interferencias del radar, la mejora de los misiles antiaéreos, la detección y limpieza de minas navales y bombas magnéticas fueron logros científicos muy importantes que contribuyeron a que el ejército y toda la nación vencieran la guerra tecnológica llevada a cabo por el enemigo por la causa de la defensa el Norte, liberando al Sur y unificándose así el país.

Al entrar en el período de paz, los científicos vietnamitas, en compañía de todo el pueblo, se esforzaron por curar las heridas de la guerra y restaurar y desarrollar la economía en un momento en el que el país estaba rodeado y sufría un durísimo embargo. Desde 1980, todos los documentos, revistas científicas y libros de referencia en inglés ya no recibieron financiación y debido al colapso de la Unión Soviética, el número de revistas, libros y documentos científicos rusos también disminuyó significativamente. Las instalaciones tecnológicas, los equipos de investigación y los recursos eran extremadamente inadecuados y se encontraban subdesarrollados. Este fue un período que puso a prueba la voluntad y el entusiasmo por la investigación entre los científicos vietnamitas. Con el intelecto, la fuerza de voluntad y el respeto por uno mismo, la autosuficiencia que se había acumulado a partir de las dificultades de la guerra, científicos y técnicos creció con fuerza.

Fue durante estos años difíciles cuando estos colectivos se movilizaron para participar en el diseño y construcción de proyectos de los proyectos del siglo vietnamitas, como la construcción de la central hidroeléctrica Hoa Binh, la recuperación y renovación de la región de Dong Thap Muoi, la construcción de la línea de transmisión de energía de ultra alta tensión de 500kV Norte-Sur; y realizar la explotación de petróleo y gas en el Mar del Este, además de desarrollar nuevas variedades de cultivos de alto rendimiento y alta calidad, allanando el camino para el desarrollo de la industria y la agricultura del país.

Paso a paso, técnicos y científicos habían aprendido a crecer y participado activamente en el proceso de renovación del país iniciado por el Partido Comunista de Vietnam, eliminando el mecanismo de subsidios y construyendo una economía de mercado de orientación socialista, ampliándo la cooperación y los intercambios internacionales.

Fueron esfuerzos verdaderamente extraordinarios en las circunstancias más extremas de la historia, una lección en el cumplimiento de la misión de la ciencia y la tecnología en el cumplimiento del objetivo común de la nación y que ha inspirado a las generaciones actuales en el camino del desarrollo de la ciencia y la tecnología para alcanzar las metas de un pueblo próspero, un país fuerte, la democracia, la equidad y la civilización.

leftcenterrightdel
 Foto ilustrativa.

Nueva posición y capacidad

Durante más de 30 años de realización de reformas, industrialización acelerada, modernización e integración internacional, la ciencia y la tecnología han seguido dando pasos importantes en todos los aspectos y contribuyendo activamente a la causa del desarrollo socioeconómico, elevando la calidad de vida de las personas y consolidando la defensa y la seguridad nacional.

A lo largo de cada período, siempre se prestó atención a los mecanismos y políticas de gestión de las actividades científicas y tecnológicas con el fin de dar rienda suelta al potencial creativo y crear un entorno más favorable y abierto para las actividades de investigación científica y el desarrollo tecnológico. La gestión estatal de la ciencia y la tecnología se ha ido renovando paso a paso, respetando las peculiaridades de las actividades científicas y tecnológicas, adoptando paulatinamente prácticas y estándares internacionales acordes con la realidad del mercado.

La impronta más evidente de la innovación política fue la introducción de un sistema de leyes específicas en ciencia y tecnología, con una clara conciencia de la importancia de las empresas en el sistema creativo nacional; eliminar gradualmente los mecanismos burocráticos de gestión administrativa; aplicar el principio de competencia leal en la selección de tareas científicas y tecnológicas; implementar un mecanismo de asignación y control de gastos; asociar las tareas de investigación con las necesidades prácticas y de mercado; otorgar autonomía y responsabilidad a las organizaciones científicas y tecnológicas de propiedad estatal; desarrollar el mercado de la tecnología, fomentar la innovación y el ecosistema de puesta en marcha de innovaciones y avances; formar empresas de ciencia y tecnología y nuevas empresas creativas; alentar a las empresas a invertir en ciencia y tecnología y colocar al personal científico en grupos de personas con talento a tal fin.

Estos avances en los mecanismos y políticas se encuentran entre las principales razones para el mejoramiento de las potencialidades y cualificaciones científicas y tecnológicas del país. En la década de 1960, solo había ocho institutos de investigación y seis universidades en el norte, pero ahora hay más de cuatro mil organizaciones científicas y tecnológicas y tres parques nacionales de alta tecnología, trece zonas agrícolas de alta tecnología, ocho parques de tecnología de la información concentrados y casi seis mil setecientos investigadores. Se han reforzado las infraestructuras de investigación en varias áreas clave, como biotecnología, petroquímica, materiales, energía, automatización, nanotecnología, tecnología informática y medicina.

El sistema de conocimiento digitalizado y los recursos de información de Vietnam reciben inversiones y aumenta la conectividad y la transferencia de conocimiento, no solo a través del Estado, sino también las inversiones de las empresas en ciencia y tecnología han aumentado considerablemente. En este sentido, se han establecido varios institutos de investigación de tecnología industrial avanzada, tanto en el sector público como en el privado, por ejemplo, el Instituto V-KIST y los institutos de investigación de VinGroup sobre big data y alta tecnología. El mercado de la tecnología y puesta en marcha creativa de los resultados de las investigaciones se ha desarrollado vibrantemente, la propiedad intelectual y el sistema de estándares de medición de la calidad han mejorado cada vez más, creando así un entorno favorable para los negocios, fomentando la fundación de miles de empresas emergentes con un gran potencial de crecimiento.

El nivel científico y tecnológico de Vietnam ha mejorado gradualmente; aunque el número de artículos, trabajos científicos publicados internacionalmente e invenciones del pueblo vietnamita sigue siendo modesto, ha ido aumentando anualmente. Se ha fortalecido el ritmo de la innovación tecnológica, la capacidad tecnológica de la nación y de las empresas; la brecha entre Vietnam y otros países de la región se ha reducido significativamente en el ranking de competitividad, capacidad de innovación global y otros campos científicos.

La capacidad de innovación de Vietnam ha aumentado continuamente, subiendo doce puestos en 2017, tres en 2018, alcanzando la mejor clasificación en 2019, ocupando el puesto cuarenta y dos entre ciento veintinueve países y terminó liderando el grupo de países con ingresos medios bajos. El número de publicaciones internacionales de científicos vietnamitas aumenta a un promedio del 26% por año y en matemáticas y física está siempre en la cima de los países de la ASEAN.

Las ciencias sociales y las humanidades han sentado las bases para planificar las direcciones y políticas para el desarrollo nacional, perfeccionar las leyes, allanar el camino para renovar el pensamiento económico, confirmar la historia de la formación y el desarrollo nacional y preservar los valores y la identidad cultural vietnamitas.

Se han llevado adelante una serie de investigaciones muy influyentes y de enorme escala, en particular la colección de la historia de Vietnam y la colección oficial de libros que proporcionan información completa sobre la historia nacional así, la coreografía nacional de Vietnam cuya bibliografía proporciona información completa y sistemática sobre el país, la cultura y la gente de Vietnam; la enciclopedia de Vietnam que consiste en un diccionario completo para buscar temas culturales, científicos y técnicos para mejorar el conocimiento de las masas populares o la traducción de clásicos orientales, como la colección de élite de clásicos orientales con un significado histórico y de época, que aporta profundos valores nacionales y humanos.

Las investigaciones y hallazgos en ciencia y tecnología han contribuido a la mejora de la productividad laboral en la agricultura, la construcción de nuevas zonas rurales y han convertido a Vietnam en el principal exportador mundial de arroz y algunos productos agrícolas y acuáticos. El factor científico y tecnológico aporta más del 30% del valor agregado en la producción agrícola, 38% en la producción de variedades vegetales y razas animales. En los sectores de la industria y los servicios, los científicos y tecnólogos vietnamitas han podido diseñar y construir de forma independiente grandes centrales hidroeléctricas, fabricar equipos hidromecánicos y equipos de elevación y con menor tamaño y peso y plataformas elevadoras a 90 y 120 metros de profundidad en el agua, desarrollando tecnología de extracción de petróleo en lecho rocoso. También para aprovechar los satélites de telecomunicaciones y teledetección, dominar la tecnología de la construcción naval, construir obras subterráneas, edificios de gran altura, puentes atirantados y carreteras bajo normas internacionales.

Los trasplantes de múltiples órganos y la producción de vacunas también son áreas en las que la investigación ha provocado progresos muy intensos. Además, la aplicación cada vez mayor de los avances científicos y tecnológicos en las localidades también contribuye al desarrollo de regiones económicas clave, promoviendo ventajas y potenciales regionales, la erradicación del hambre, la reducción de la pobreza, la mejora de la protección social y de las condiciones de vida de las personas en regiones extremadamente difíciles, así como de las minorías étnicas. 

Estos logros han supuestos grandes aportes al proceso de industrialización, modernización del país y también a la integración internacional y la renovación y la mejora institucional, promoviendo la productividad, la calidad y el crecimiento de la economía, manteniendo la defensa nacional y la seguridad nacional, mejorando la calidad de vida de las personas, creando en definitiva, una nueva posición para el país en el contexto mundial.

Hacia el futuro

Se puede decir que, bajo la condición de un país en desarrollo con recursos limitados, Vietnam ha logrado un progreso encomiable, reduciendo gradualmente la brecha en la capacidad científica y la innovación en comparación con la región y el mundo. Sin embargo, los desafíos que tenemos que afrontar son enormes. Si bien la productividad laboral de Vietnam ha mejorado significativamente con una tendencia de aumento constante a lo largo de los años, sigue siendo muy baja en comparación con muchos países de la región.

La capacidad de absorción de tecnología de las empresas vietnamitas sigue siendo débil. El espíritu de la ciencia y la innovación cultural no ha penetrado profundamente en el pensamiento y la conciencia de la comunidad. El desarrollo de la ciencia y la tecnología de Vietnam no está a la altura de su potencial y no se ha convertido realmente en una fuerza impulsora del crecimiento socioeconómico.

La Cuarta Revolución Industrial se está produciendo a nivel mundial con oportunidades y desafíos entrelazados, lo que requiere que un recién llegado como Vietnam cambie rápidamente el pensamiento y actúe con prontitud, por un lado, generando soluciones para fortalecer el potencial científico y tecnológico a largo plazo y por otro lado, encontrar por todos los medios un camino propio para continuar avanzando. Para que la ciencia, la tecnología y la innovación sean verdaderamente una fuerza impulsora para un desarrollo económico rápido y sostenible, en los próximos tiempos es necesario centrarse en la puesta en marcha de las siguientes soluciones:

En primer lugar, en el sistema nacional de innovación, las empresas son el sujeto que aplica directamente los logros científicos y tecnológicos en la práctica, transforma los resultados científicos y tecnológicos en productos y nuevos servicios, creando así valor añadido y riqueza para la sociedad. En consecuencia, es necesario continuar renovando el sistema nacional de innovación en la dirección de favorecer la investigación en la empresa y fomentar el ecosistema nacional de creación de empresas creativas para el desarrollo y la creación de empresas innovadoras.

En segundo lugar, estimular la demanda de tecnología y la necesidad de innovación del sector empresarial requiere soluciones de carácter económico, comercial y de mejora del entorno empresarial. Desde la perspectiva de la gestión científica y tecnológica, es necesario mejorar la capacidad de la empresa para absorber tecnología a través de seguir alentando a las empresas a invertir en la creación de fondos de desarrollo de ciencia y tecnología, de institutos de investigación, de empresas de ciencia y tecnología y de nuevas empresas innovadoras.

Se ha de apoyar a las empresas para mejorar la calidad de los recursos humanos, ampliando las modalidades de financiamiento, préstamo y garantía de préstamos con fondos estatales para proyectos de innovación tecnológica. Fortalecer la cooperación público-privada en la puesta en marcha de proyectos tecnológicos a gran escala y el apoyo a empresas emergentes creativas, especialmente a los grandes grupos de tecnología industrial en el país. A largo plazo, es necesario considerar el traspaso gradual de las actividades de investigación aplicada de los institutos públicos de investigación al sector empresarial como así es la práctica internacional.

En tercer lugar, las universidades y los institutos de investigación deben convertirse en sólidos creadores de conocimiento. Para las universidades, la investigación científica debe ser una tarea obligatoria. Prestar atención a invertir en infraestructuras e instalaciones de investigación, laboratorios clave, grupos y centros de investigación en universidades a fin de crear universidades dedicadas a la investigación. En el caso de los institutos de investigación, se sugiere que se destaque el ejercicio de la máxima autonomía asociada a la rendición de cuentas, la realización de una evaluación independiente del desempeño y la publicación de los resultados de la evaluación. Promover la cohesión y la cooperación entre universidades, institutos de investigación y la industria y las empresas para promover la comercialización de los resultados de la investigación en la producción y las prácticas comerciales.

En cuarto lugar, continuar renovando la gestión científica y tecnológica en la dirección de eliminar barreras, maximizar el potencial creativo y la libertad académica en paralelo con una evaluación abierta y transparente de los resultados de las actividades de investigación. Identificar las tareas científicas y tecnológicas más adecuadas, partiendo de la realidad y resolviendo los requerimientos urgentes de cara al desarrollo nacional, industrial y empresarial.

Crear y desarrollar equipos de científicos, combinando simultáneamente medidas para motivar al mismo tiempo que se establecen una serie de requisitos para estos y capacitar y reconocer a las personas con talento combinado con los requisitos de integridad y ética en la investigación, garantizando instalaciones y un entorno de trabajo convenientes para el personal científico. Invertir eficazmente en infraestructuras de ciencia y tecnología, equipos de investigación, laboratorios, información y recursos financieros, a fin de crear un entorno académico avanzado y un ecosistema de innovación saludable.

En quinto lugar, promover la cooperación y la integración internacional a fin de llevar adelante proyectos de investigación conjunta para aprovechar los recursos y el conocimiento de los países avanzados, y al mismo tiempo mejorar gradualmente la capacidad y el nivel de investigación nacional para poder participar en una asociación equitativa y mutuamente beneficiosa a largo plazo. Apoyar firmemente las actividades de intercambio científico, los intercambios académicos regionales e internacionales, mejorando la eficiencia operativa de la red de representantes de ciencia y tecnología vietnamitas en países extranjeros, especialmente en áreas clave y atraer y aprovechar al máximo las fortalezas de los científicos vietnamitas en países extranjeros.

La mayor lección que nos han dejado las generaciones anteriores es la de un gran sueño en la ciencia, el deseo de servir al país con la ciencia y un esfuerzo extraordinario para hacer realidad los anhelos y aspiraciones de la nación a toda costa. Esta lección es la que debemos heredar y continuar nutriendo y promoviendo en la nueva era. El honor y el orgullo de la tradición de 60 años de historia inspirará motivación y fe en los científicos del país y determinación para proseguir en los esfuerzos para multiplicar el potencial y los recursos intelectuales vietnamitas, llevando la ciencia y la tecnología a un nuevo nivel, a fin de hacer los mayores aportes posibles al desarrollo rápido y sostenible del país, siendo dignos de la confianza y expectativa del Partido, el Estado y el pueblo.

Mirando hacia atrás en la historia y el desarrollo de la ciencia y la tecnología, respetamos la orientación del Partido, el Estado y el Gobierno y a los predecesores del Comité Estatal de Ciencia, el Comité Estatal de Ciencia y Técnica, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Generaciones de funcionarios científicos vietnamitas y extranjeros en cada período histórico han escrito páginas de oro para la ciencia y la tecnología vietnamitas, con sangre y a través de sacrificios silenciosos en el camino de la creación, con inteligencia y devoción al país, para llevar la ciencia y la tecnología a superar los desafíos en tiempos de guerra y florecer en la era de la paz y la construcción nacional.

Citando un discurso de Chu Ngoc Anh, presidente del Comité Popular de Hanói

PCV (PCV: tapchicongsan.org.vn)