leftcenterrightdel
 El secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong (Fuente: VNA)

Les presentamos a los lectores el texto íntegro del discurso:

Estimados autoridades y ex autoridades del Partido, el Estado y el Frente de la Patria de Vietnam,

Estimados delegados y delegadas,

Estimados Compañeros y Compañeras, 

 Hoy, en Hanói, "donde se asienta durante miles de años el alma de las montañas y los ríos"; "donde convergen, cristalizan y alumbran la cultura y la civilización de la nación "; "Capital de la conciencia y la dignidad humana"; "Ciudad por la paz"; "magnífica y elegante"; "Civilizada y heroica", organizamos solemnemente la Conferencia Nacional de Cultura para implementar la Resolución del XIII Congreso Nacional del Partido. Este es un trabajo muy significativo en muchos sentidos y quiero expresar que estoy muy contento y emocionado al poder estar en esta esta conferencia por tres razones:

1. La posición y el rol de la cultura: La cultura es el alma de la nación, que expresa su identidad. La cultura permanece, la nación persevera.
2. Hace 75 años (desde el 24 de noviembre de 1946) que celebramos una conferencia nacional de cultura de tan gran envergadura. 
3. Que se convocó posteriormente al Congreso del Partido, las sesiones de la Asamblea Nacional, del Gobierno, del Frente de la Patria, del bloque de asuntos Internos; y próximamente se realizarán conferencias sobre asuntos exteriores y sobre la edificación y regulación del Partido, conforme al espíritu que siempre menciono: "Uno debe despejar el camino y otros protegerán atrás", "La autoridad debe ser pionera y el pueblo apoyará", "El consenso en todos los niveles" y "La fluidez vertical y horizontal". 

Ante todo, quisiera enviar a todos los delegados, distinguidos invitados y compañeros un atento y afectuoso saludo y mis mejores deseos tanto para todos y todas como para que nuestra Conferencia sea un gran éxito. 

Estimados Compañeros y Compañeras, 

Como conocemos, la Cultura es una categoría muy amplia que se puede entender desde muchos ángulos y enfoques tan ricos como diversos. Hasta ahora, existen cerca de 200 definiciones diferentes de la Cultura en el mundo. Pero en general se puede entender tanto en sentido amplio como en sentido estricto. En sentido amplio, la cultura es el nivel de desarrollo espiritual y material de la humanidad en cada período histórico determinado (edad de piedra, edad del bronce, la cultura de Dong Son, del cultivo de arroz húmedo, etc.). En sentido estricto, la cultura son un conjunto de actividades espirituales de una sociedad: educación, ciencia, literatura, arte, moral (estilo de vida, comportamiento entre personas). Por otro lado, la cultura se nutre de aspectos materiales (monumentos históricos, obras culturales, patrimonio cultural, trabajos culturales: pirámides, casas comunales, pagodas, templos, etc.) y de aspectos intangibles o inmateriales, (música, cantos populares, folklore, festivales y costumbres y prácticas de cada país, región, etnia, etc.). De lo que vamos a hablar aquí hoy es sobre la cultura en sentido estricto. 

Sin embargo, aunque sea en el sentido amplio o estricto, cuando se trata de cultura, se refiere a lo que es por excelencia lo mejor, lo más excepcional que ha sido extraído, cristalizado y moldeado en los más nobles y únicos valores, humanos, benévolos, compasivos, progresistas (una persona culta, una familia culta, un pueblo culto, un estilo de vida culto, un modo de vida culto, un comportamiento culto). Y lo que es malvado, mezquino, despreciable, ilegal, que representa la incultura o la contracultura. La felicidad humana no está solo en tener mucho dinero, muchas posesiones, comer bien, vestir bien, sino también en la riqueza del alma, vivir entre el amor y la compasión, la razón y la justicia. 

Vietnam es un país con más de cuatro mil años de historia, que ha atravesado innumerables cambios y altibajos provocados tanto por la naturaleza como los humanos, que ha creado y promovido muchos valores y una identidad cultural propia de la Nación, formando su alma y al mismo tiempo adquiriendo y contribuyendo a la cultura general de la humanidad.

Profundamente consciente del rol, significado e importancia de la cultura en el desarrollo de nuestro país, nuestro pueblo, el Partido ha subrayado la necesidad del desarrollo de la cultura de la nación desde la primera Plataforma política del Partido en 1930 y en 1943, cuando el país aún no había logrado la independencia, nuestro Partido propuso el "Esquema Cultural Vietnamita", que indicaba claramente que "El Frente Cultural es uno de los tres frentes (político, económico, cultural)", y abogó por el desarrollo de la cultura en tres direcciones: Ética - Científica - De masas.

Los puntos de vistas e ideas rectoras del Partido contenidas en este importante documento han creado una nueva vitalidad para agrupar a intelectuales, escritores y artistas, convocar al pueblo para promover el rol de la cultura y unificar en conciencia, ideología y organización, despertando las aspiraciones de la nación en la lucha por la independencia, preparando el espíritu y las fuerzas para la exitosa Revolución de Agosto, fundando la República Democrática de Vietnam, el primer estado obrero-campesino en el sudeste asiático, en 1945. 

Durante la guerra de resistencia de nueve años contra los colonialistas franceses, con el lema “Cultura para la resistencia, y la resistencia como cultura para construir una nueva vida", la cultura vietnamita se ha convertido en una fuerza espiritual impulsora para movilizar todos los recursos para la lucha de resistencia, contribuyendo a la "afamada en los cinco continentes, impactante a nivel global” victoria de Dien Bien Phu", en 1954. 

Tras la histórica victoria de Dien Bien Phu, la nación entera se centró en implementar dos misiones estratégicas: la construcción del socialismo en el Norte y la lucha por la reunificación nacional y nuestro Partido siempre ha prestado especial relevancia a la cultura, motivando y alentando a artistas y escritores para promover su rol en edificar una nueva cultura, un nuevo hombre.

El III Congreso Nacional del Partido en 1960 determinó los objetivos de la revolución socialista en la cultura y aplicó esas percepciones a la construcción de una cultura vietnamita avanzada al servicio de la causa revolucionaria socialista, a fin de mejorar incesantemente la vida material y espiritual del pueblo.

Nuestro Partido ha empujado el progreso de las artes, el periodismo, la publicación, la radio, el cine, las bibliotecas o la conservación de los museos, elevando el carácter y el sentido ideológico de estas disciplinas.

Al mismo tiempo, nuestro Partido también ha prestado especial atención al trabajo cultural de las masas, con actividades e instituciones culturales a nivel de base, elevando el conocimiento popular, construyendo una nueva vida cultural, renovando los hábitos y rutinas existentes en consonancia con los nuevos hábitos y estilos de vida. 

El liderazgo del Partido durante el período de 1960 a 1975 contribuyó a promover el papel de la cultura vietnamita en el desempeño de la tarea de edificación nacional y resistencia, movilizando a los ejércitos y a los transmisores de cultura junto a todo el pueblo a participar en la guerra de resistencia contra los Estados Unidos, salvaguardando al país, logrando la Gran Victoria de primavera de 1975, reunificando la Patria, devolviendo la nación a una sola.

El sincero y profundo llamado del presidente Ho Chi Minh: "¡Preferimos sacrificar todo, pero definitivamente no podemos perder el país ni ser esclavos! ¡No hay nada más precioso que la independencia y libertad!"; "¡Vietnam es uno, el pueblo vietnamita es uno! ¡Los ríos pueden secarse, las montañas pueden erosionarse, pero esa verdad nunca cambia!" se ha convertido en la guía de cada vietnamita, el alma sagrada de la Cultura de Vietnam; "¡Cuando el enemigo llega, hasta las mujeres luchan!"; incluso "¡Si solamente nos queda el dobladillo de los pantalones seguiremos luchando!" (Ut Tich), "aplastando al enemigo en el negro suelo, al dejar las armas, seremos gentiles como antes".  

El IV Congreso Nacional del Partido valoró las contribuciones de la cultura literaria y artística vietnamitas a la causa de la lucha de resistencia frente a los Estados Unidos por la salvación nacional y afirmó: “La cultura y el arte de nuestro país merecen estar en la posición pionera de la cultura anti-imperialista y anti-feudalista a escala mundial en la época actual”.

Nuestro querido presidente Ho Chi Minh no solo fue un genial Líder, el grandioso maestro de la Revolución de Vietnam y un destacado soldado del movimiento comunista y obrero internacional, sino también un eminente hombre de la Cultura, que recibió el prestigioso título de "Celebridad Cultural Mundial" (con Nguyen Du, Nguyen Trai y Chu Van An y recientemente, Nguyen Dinh Chieu y Ho Xuan Huong). 

De 1975 a 1985 fue el momento bisagra de transición de la guerra a la paz, nuestro país tuvo que superar las consecuencias de la guerra, restaurar una economía, una educación una estructura cultural devastadas y unificar las instituciones culturales a nivel nacional. Nuestros compatriotas compartieron alegrías y sufrimiento, con absoluta confianza en la dirección del Partido para superar los desafíos provocados por la crisis socioeconómica y la compleja situación internacional en ese momento. 

Entrando en el período “Doi moi” desde 1986 hasta ahora, bajo la dirección del Partido, hemos llevado a cabo una renovación integral en todos los ámbitos de la vida social, desde la economía, la política hasta la cultura, la sociedad, la seguridad y defensa y los asuntos exteriores.

En el campo de la cultura, nuestro Partido ha emitido importantes resoluciones, decisiones y directrices para enfocarse en su construcción y desarrollo en el nuevo período. 

A modo de resumen de los logros en el campo de cultura en los primeros años del período Doi moi, nuestro Partido emitió la Resolución Central 4 del VII Mandato, y especialmente la Resolución Central V del VIII Mandato en 1998 sobre la construcción y desarrollo de una cultura vietnamita avanzada imbuida de identidad nacional.

Esas resoluciones tienen importancia estratégica para el desarrollo de la cultura vietnamita en el período de acelerada industrialización y modernización del país. Nuestro Partido eligió ocho áreas para enfocarse, entre ellas, la más importante diría yo, es el desarrollo humano con un enfoque en la construcción de la ideología, moralidad, estilo de vida y en un entorno cultural saludable.

En la Plataforma para la construcción del país en el periodo de transición al socialismo de 1991 (complementada y desarrollada en 2011), nuestro Partido apostaba por una cultura vietnamita avanzada, imbuida de identidad nacional y unida en la diversidad, que aglutinase espíritu de humanidad, democracia y progreso, conduciéndola a que impregnase toda la vida social, convirtiéndose en un sólido fundamento espiritual, una importante fuerza endógena para el desarrollo.

Le siguió la Resolución 33 de la IX Conferencia del Comité Central de la XI legislatura en 2014 sobre la construcción y desarrollo de la cultura y el pueblo vietnamitas, cumpliendo con los requisitos del desarrollo sostenible del país.

En esta Resolución, nuestro Partido continúa reafirmando las opiniones y tareas mencionadas en la Resolución del V Comité Central del VIII Mandato, agregando una serie de nuevas cuestiones, afirmando los objetivos, roles y tareas de la cultura.

Con respecto al objetivo común, nuestro Partido afirma que construir una cultura vietnamita desarrollada integralmente, apuntando a la verdad, la bondad y la belleza, imbuida del espíritu nacional, humanidad, democracia y ciencia, provoca que esta se convierta en un sólido fundamento espiritual de la sociedad, una importante fuerza endógena, asegurando el desarrollo sostenible y defendiendo firmemente la Patria, por el bien de un pueblo próspero y un país democrático, justo y civilizado.

Nuestro Partido enfatiza que la cultura debe estar en el mismo nivel de la economía, política y sociedad; aclara las características de una cultura vietnamita avanzada imbuida de identidad nacional como nación, humanidad, democracia y ciencia; enfatizando que el objetivo de la construcción de cultura es determinar personas con buen carácter y una buena vida.  

En esta Resolución, nuestro Partido ha identificado algunas nuevas tareas para construir una cultura en la política y la economía, desarrollar las industrias culturales y perfeccionar el mercado cultural. El Politburó emitió la Conclusión No.76-KL/TW como continuación de la Resolución No.33-NQ/TW del Comité Central del XI mandato sobre la construcción y el desarrollo de la cultura vietnamita cumpliendo con los requisitos de desarrollo sostenible del país. 
Lo recordamos brevemente para reafirmar que, desde el día de su creación hasta ahora, nuestro Partido siempre ha concedido gran importancia al rol de la cultura y ha prestado mucha atención a su construcción en la causa de la liberación y edificación del país, especialmente en el período de transición al socialismo.

La conciencia del Partido sobre esta cuestión es cada vez más completa y profunda. Así, nuestro Partido identifica que la cultura es el fundamento espiritual de la sociedad, tanto objetivo como fuerza endógena e importante motor para el desarrollo del país; que el desarrollo cultural de manera armoniosa con el crecimiento económico y el progreso social es una orientación fundamental del proceso de construcción del socialismo en Vietnam, demostrando la superioridad de nuestro régimen.
 Como dijo el tío Ho: "¡La cultura ilumina el camino de la nación"! La cultura que construimos es avanzada, imbuida de identidad nacional cuyos contenidos principales son la independencia nacional y el socialismo. El marxismo-leninismo y el pensamiento de Ho Chi Minh juegan un papel principal en la vida espiritual de la sociedad y se heredan las bellas tradiciones culturales de la nación y al mismo tiempo, se absorben los logros y la quintaesencia cultural del mundo, esforzándose por construir una sociedad civilizada y saludable en aras del interés genuino de la dignidad y el valor humano, con un nivel creciente de conocimiento, moralidad, salud, estilo de vida y estética.
 Al mismo tiempo, nuestro Partido afirma que las personan ocupan el lugar central en la estrategia de desarrollo, por consiguiente, el desarrollo cultural y el desarrollo humano son tanto objetivos como motores de la causa de la innovación. Extender la educación, la ciencia y la tecnología es la principal política del país, además, la protección del medio ambiente es una de las cuestiones vitales y criterios del desarrollo sostenible, junto a una familia feliz y culta como una célula sana y sólida de la sociedad, siendo la igualdad de género una premisa para el progreso. 
 Nuestro Partido afirma que el enfoque de la cultura es formar personas con carácter y construir un ambiente cultural saludable, centrándose en la relación entre cultura y política y cultura y economía, a fin de construir cultura en el Partido y en el sistema político para servidores y funcionarios públicos, especialmente la ética laboral, prestando atención al ejemplo de los cuadros y miembros del Partido.
 Nuestro Partido también determinó que en el proceso de construcción y desarrollo cultural el Partido dirige, el Estado gestiona y el Pueblo es el sujeto creativo. Intelectuales, escritores y artistas juegan un papel importante y hay que aprovechar al máximo los recursos del Estado y la sociedad para el desarrollo cultural. 
 Así, la conciencia de nuestro Partido sobre la construcción y el desarrollo cultural en el período “Doi moi” se ha ido complementando, desarrollando paso a paso y perfeccionando cada vez más y resulta esencial para que podamos llevarlo todo a la práctica.  

Delegados y delgadas, compañeras y compañeros, 

 Mirando hacia atrás a los logros durante la construcción y el desarrollo de la cultura vietnamita bajo el liderazgo del Partido, especialmente en los últimos 35 años de renovación, tenemos el derecho de estar orgullosos de las grandes contribuciones de la cultura vietnamita a la causa de la defensa y construcción nacional.
Los logros impregnan todas las facetas de la sociedad y los productos culturales son cada vez más diversos y ricos, y satisfacen los nuevos requisitos de la sociedad multifacética actual.
Muchos valores tradicionales y herencias culturales de la nación se heredan y conservan. La cultura en la política y la economía se ha promovido de manera efectiva y positiva. La industria y el mercado cultural se han desarrollado. Las actividades internacionales de intercambio, cooperación e integración han recibido un nuevo impulso.
 La construcción del pueblo vietnamita se está convirtiendo gradualmente en el centro de la estrategia de desarrollo socioeconómico en la lucha, la crítica y el rechazo a lo malo, atrasado, las opiniones y comportamientos equivocados que son dañinos para la cultura y la forma de vida.
 Hay muchos ejemplos en el movimiento patriótico, así,  el movimiento "Todos los pueblos se unen para construir una vida cultural" ha alcanzado una gran repercusión, reforzando la fe del pueblo en la causa de construir cultura en particular y desarrollar el país en general. 
 En esta ocasión, en nombre de los dirigentes del Partido y Estado, quisiera agradecer los grandes aportes de todo el Partido, el pueblo, de todos los cuadros, militantes del Partido y especialmente los intelectuales, escritores y artistas que han participado en actividades culturales en los últimos tiempos. 
 Sin embargo, además de los logros, debemos mirar directamente las limitaciones, deficiencias, desafíos y debilidades en el campo de cultura, buscar las causas y las soluciones.
 La principal limitación y debilidad y que se ha repetido muchas veces, consiste en que no se ha comprendido bien el valor de la cultura en todos los niveles y no se le ha prestado suficiente atención en comparación con la economía y la política. No se ha convertido realmente en un recurso endógeno y motor interno del desarrollo sostenible del país.
 El papel de la cultura no se ha definido correctamente y existe una fuerte tendencia hacia el entretenimiento. El desarrollo de la cultura sigue siendo unilateral y no se ha trabajado de manera profunda y sustancial.
 Hacen falta grandes obras culturales, literarias y artísticas que reflejen la estatura de la carrera de innovación y tengan efectos positivos en la construcción del país y formación humana. El ambiente cultural todavía está contaminado por los vicios sociales la corrupción y la negatividad.
 La diferencia en el disfrute cultural entre diferentes regiones sigue siendo grande y en las zonas remotas habitadas por las minorías étnicas, las zonas fronterizas y las islas sigue siendo difícil.
 Muchos valiosos patrimonios culturales de la nación están en peligro de quedar degradados o perderse y el trabajo de liderazgo y gestión de la cultura sigue siendo confuso, especialmente en la institucionalización de las visiones, políticas y lineamientos del Partido.
 La inversión en cultura no ha sido adecuada, por la cual, la eficiencia es limitada. La calidad y cantidad de las personas que realizan directamente los trabajos culturales no cumplen con los requisitos del desarrollo cultural en el nuevo periodo.
 No se ha presentado y promovido enérgicamente la cultura vietnamita en el extranjero; no se ha prestado adecuada atención ni tomado medidas para preservar, proteger y promover los hermosos y únicos valores culturales de la nación, mientras se imitan las culturas extranjeras de manera ridícula y censurable sin ningún tipo de selección ("incultos", "contraculturales"). 
 Las debilidades e insuficiencias mencionadas se han ido resolviendo lentamente, aunque se han repetido en muchos documentos y resoluciones del Partido. Estas debilidades y carencias han tenido consecuencias e impactos negativos en el desarrollo socioeconómico, el desarrollo humano y nuestro entorno cultural. 
 Las limitaciones y deficiencias mencionadas se deben tanto objetivas como subjetivas, siendo la causa subjetiva la principal. Especialmente, no hemos comprendido de manera total los lineamientos del Partido, sobre todo en el actual período de renovación y, a pesar de que los métodos de liderazgo y gestión cultural se han ido actualizando, lo han hecho de manera tan lenta que no se han adaptado al período de industrialización, modernización e integración internacional.
 La puesta en marcha de los lineamientos culturales del Partido no ha sido sincrónica ni efectiva. Existen deficiencias en la organización y ejecución del trabajo. Los comités del Partido en todos los niveles, las organizaciones del sistema político y cuadros miembros del Partido no han actuado con total responsabilidad de cara al desarrollo cultural.
 Necesitamos analizar profundamente estas causas para encontrar medidas para superarlas, a fin de promover aún más el resurgimiento de la cultura vietnamita de cara al futuro. 

Estimados delegados y delegadas, compañeras y compañeros, 

 Con una visión hacia 2045, el centenario de la fundación de la República Democrática de Vietnam, hoy República Socialista de Vietnam, la cultura vietnamita también se enfrenta a nuevas oportunidades y desafíos.
 Los grandes logros y de importancia histórica de los últimos 35 años de renovación han creado una nueva posición, mejorado la sinergia nacional y el prestigio internacional. La confianza del pueblo se fortalece cada vez más, creando una premisa importante para la construcción y defensa de la Patria, desarrollando una cultura vietnamita avanzada, imbuida de identidad nacional.
 Con toda humildad, todavía podemos decir que nuestro país nunca ha tenido la oportunidad, el potencial, la posición y el prestigio internacional que tenemos hoy.
 Esta es una gran ventaja para nosotros para fortalecer nuestro orgullo nacional y nuestra determinación de renovar y revivir la cultura vietnamita en la nueva era. Por otro lado, las limitaciones y deficiencias en el desarrollo socioeconómico reciente y en la construcción cultural también son las grandes barreras a derribar.  
 El impacto de la globalización, la competencia internacional y la lucha en el campo de la cultura e ideología también serán más complejos. La Cuarta Revolución Industrial, la tecnología digital, la sociedad digital, la cultura digital, todas traen oportunidades y crean nuevos desafíos para la cultura.
 Al mismo tiempo, también estamos enfrentando desafíos de amenazas tradicionales y no tradicionales, especialmente el cambio climático y las epidemias, como muestra el hacer frente y vivir con la pandemia de COVID-19, protegiendo la salud de las personas y promoviendo el desarrollo socioeconómico. 
 Frente a nuevas oportunidades y desafíos, el objetivo de la causa revolucionaria de nuestro país es continuar preservando y desarrollando una cultura vietnamita avanzada, imbuida de identidad nacional, que verdaderamente sea la base espiritual, la fuerza impulsora del desarrollo e ilumina el camino del pueblo, promoviendo los valores culturales y la fuerza de Vietnam, despertando la aspiración de ser un país glorioso, próspero, generando sinergias en toda la nación para aprovechar las oportunidades, superar los desafíos y realizar con éxito la meta de convertir a nuestro país en un país desarrollado de orientación socialista a mediados del siglo XXI. 
 Se puede decir que el desarrollo cultural es uno de los temas clave, un contenido destacado en el Documento del XIII Congreso del Partido. Esta es la primera vez en el documento del Congreso del Partido, se menciona de manera integral y profunda el campo de la cultura, surgiendo del mismo visiones, metas, orientaciones y tareas clave.
 El documento del Congreso hace hincapié en uno de los puntos de vista centrales y transversales: "Despertar fuertemente el patriotismo, la voluntad de fortalecer la nación y el deseo de desarrollar un país próspero y feliz. Promover la sinergia de todo el sistema político una cultura para el pueblo de Vietnam, junto a la fuerza nacional en el devenir del tiempo, aprovechando los recursos internos las influencias externas, en las que los recursos endógenos, especialmente los humanos, son los más importantes”.
 A fin de seguir llevando a cabo todo el proceso de preservación e impulso de la cultura de la nación, debemos enfocarnos en la realización de las siguientes tareas clave: 
 1. Primero, impregnar de un más intenso sentimiento patriótico de autosuficiencia y autoayuda, solidaridad y aspiración de toda la nación por desarrollar un país próspero y feliz al estimular los valores culturales, la fuerza y la dedicación de todo el pueblo, creando recursos endógenos y gran motivación para implementar con éxito los objetivos de desarrollo del país para 2025 y 2030, con la vista puesta en 2045 establecidos por el XIII Congreso del Partido. 
 2. Segundo, la construcción de la persona vietnamita en el período de renovación e integración con valores humanos, en asociación con la preservación y promoción de los valores de la familia, culturales y de la nación y el pueblo, combinando los valores tradicionales con los contemporáneos: patriotismo, solidaridad, autosuficiencia, amor, honestidad, responsabilidad, disciplina y creatividad. Esos valores se nutren de la cultura de las familias vietnamitas, siendo la prosperidad, la felicidad, el progreso y la civilización fomentados por una cultura imbuida de identidad nacional con un sistema de valores relacionado con la nación, la democracia, la humanidad y la ciencia. Estos principios surgen del propio sistema de valores nacionales y también el noble objetivo de nuestra nación, a saber, la paz, la unificación y la independencia, hacer que la gente sea próspera, el país sea fuerte en democracia, justicia, civilización y felicidad. 
 3. Tercero, el desarrollo de manera integral de la cultura en todas sus facetas promoviendo los valores culturales tradicionales, absorber la quintaesencia cultural de la humanidad y, al mismo tiempo, mejorar la calidad y eficacia en la creación de nuevos valores. También hay que construir un ambiente cultural sano y llevar a cabo una lucha intransigente con el mal y la contracultura, al proteger los valores de la verdad, la bondad y la belleza. Además, es una necesidad mejorar la vida cultural de la gente con alegría, salud y felicidad y superar la disparidad en el nivel de desarrollo y disfrute cultural entre regiones y provincias del país. 
 4. Cuarto, la promoción del papel del sujeto creativo y la gente como el destinatario de la cultura, el respeto y protección de las diversas expresiones de la cultura, las personas, los grupos étnicos, las regiones, el desarrollo de movimientos culturales, para garantizar la equidad y elevar el nivel de disfrute cultural de las personas. Debemos defender el papel pionero de los intelectuales, artistas y trabajadores del sector. 
 5. Quinto, la edificación del Partido y el sistema político en términos de cultura y moralidad, la lucha con determinación contra la corrupción y la negatividad, para que nuestro Partido y sistema político representen la ética, la conciencia y la dignidad del pueblo vietnamita. Es necesario establecer una cultura de liderazgo, promover el papel ejemplar de los miembros del Partido, en especial, los dirigentes de nivel estratégico al seguir la ideología, la moralidad y el estilo del presidente Ho Chi Minh. Hace falta mejorar el papel y el liderazgo del Partido, así como la gestión eficaz del Estado, la participación activa del Frente de la Patria y las organizaciones sociopolíticas en la causa del desarrollo cultural. 
 6. Sexto, la construcción de un entorno cultural digital adecuado para la economía, la sociedad y los ciudadanos digitales por adaptar y regular la cultura junto con el desarrollo sostenible del país en el contexto de la Cuarta Revolución Industrial. Se deben desarrollar de manera veloz las industrias culturales y construir un mercado cultural saludable. 
 Para revivir la cultura y desarrollar a los vietnamitas de acuerdo con la orientación antes mencionada, necesitamos implementar las siguientes soluciones: 
 1. En primer lugar, seguir mejorando la conciencia y la capacidad de liderazgo del Partido y el Estado en la esfera de la cultura para satisfacer los requisitos del desarrollo cultural, la construcción del pueblo vietnamita en el período de desarrollo de una economía de mercado de orientación socialista, con la aceleración cada vez más profunda de la industrialización, modernización e integración internacional.
 Continuar renovando el método de liderazgo del Partido y la gestión del Estado para asegurar la unidad de pensamiento y acción en la construcción y desarrollo cultural desde el nivel central hasta el nivel local.
 Los comités y las autoridades del Partido en todos los niveles deben conocer bien los puntos de vista y las ideas orientadoras del Partido acerca de la cultura y, sobre esa base, desarrollar programas y planes, así como movilizar los máximos recursos para el desarrollo cultural.
 Superar la idea del "economicismo", es decir, poner la economía en el centro y prestar poca atención a la cultura. Así, es necesario entender que la cultura debe estar en pie de igualdad con la economía, la política y la sociedad.
 El recién XIII Congreso del Partido determinó que la estrategia general de desarrollo de nuestro país en los próximos tiempos es promover la renovación y el desarrollo rápido y sostenible, asegurando una estrecha vinculación y ejecución de las tareas, en las que el desarrollo económico está puesto en el centro, la edificación del Partido es clave, el desarrollo cultural es la base espiritual y la garantía regular de la seguridad y la defensa nacional es vital. Estos principios deben impregnar todas las tareas y en todos los sectores y niveles. 
 En lo que concierne la gestión estatal, es necesario superar la lenta institucionalización de los planteamientos, visiones y orientaciones del Partido en leyes y políticas.
 También se debe promover la reorganización del aparato de gestión cultural desde el nivel central al de base y poner en marcha los mecanismos y políticas adecuados, prestando atención a las peculiaridades de las actividades culturales y artísticas.
 Además, hay que elevar de manera adecuada el nivel de inversión del presupuesto estatal y, al mismo tiempo, liberar recursos sociales, nacionales y extranjeros destinados al desarrollo cultural.
 En el proceso de diversificación de las actividades culturales, el Estado debe prestar atención a la corriente principal de la cultura revolucionaria para que actúe como núcleo y que sea inspiradora para el fomento del pensamiento, el alma y las emociones, para contribuir a construir la base espiritual de la sociedad. 
 2. En segundo lugar, crear y fomentar un equipo humano involucrado de manera directa en el trabajo cultural, de acuerdo con los requisitos y tareas del desarrollo de la cultura vietnamita en el nuevo período.
 Hay que superar pronto la situación de arbitrariedad en la disposición del personal para el trabajo cultural, tanto a nivel central como local. Nuestro Partido ha subrayado en diferentes ocasiones que los cuadros son la raíz de todo trabajo.
 El liderazgo y la gestión cultural requieren no solo cualidades políticas, sino también calificaciones profesionales y profundos conocimientos sobre los intelectuales, escritores y artistas, con una visión amplia, con capacidad de movilizar a personas de todas las clases a participar en la construcción y el desarrollo de la cultura.
 Para ello, es necesario prestar especial atención a la formación y desarrollo de un equipo de intelectuales y artistas que realicen labores culturales, literarias y artísticas.
 Este equipo ha de jugar un papel de suma importancia en la causa cultural en particular y en la revolucionaria en general, como aconsejó una vez el tío Ho: "Para cumplir con sus nobles deberes, los escritores y artistas deben practicar la moral revolucionaria, mejorar el espíritu de servicio al pueblo y mantener una actitud humilde.
 Deben vivir en armonía con la comunidad y las masas, al estudiar la política y perfeccionar su profesión "(Ho Chi Minh: Volumen completo, volumen 10, página 647).
 Es necesario renovar la política de retribución y aprovechamiento del contingente de artistas, escritores y trabajadores culturales y honrar su talento y dedicación al desarrollo de la cultura del país.
 Además de mejorar la vida cultural a nivel de base, se debe construir y desarrollar una cultura de primer nivel, esforzándose por tener grandes talentos en diversas culturas y artes, con obras que reflejan de manera profunda la gran realidad de innovación del país, acompañado de un significado positivo en la construcción de la cultura y el pueblo de Vietnam en la actualidad. 
 3. El tercero es prestar más atención a la conservación, embellecimiento y promoción de los valores culturales nacionales, tangibles, intangibles, regionales y de minorías étnicas, en consonancia con la quintaesencia cultural de la época.
Se necesita desarrollar el "poder blando" de la cultura vietnamita, a fin de contribuir a mejorar la sinergia nacional.
 Nuestro país cuenta actualmente con 166 museos, entre ellos, 4 nacionales con más de 3 millones de objetos, en total 3486 reliquias clasificadas a nivel nacional, entre ellos 1626 sitios históricos, 105 monumentos nacionales especiales, 288 patrimonios culturales intangibles nacionales (Hanói celebra 21 festivales) y 27 patrimonios culturales tangibles e intangibles han sido reconocidos por la UNESCO como "patrimonios culturales mundiales" (2 patrimonios culturales mundiales en la provincia de Bac Ninh, a saber, las canciones populares de Quan ho y Ca Tru).
 Se trata de una propiedad sumamente valiosa heredada de nuestros ancestros durante miles de años que no se puede encontrar en todas partes, por lo que tenemos la responsabilidad de preservar dicho tesoro.
 En caso contrario, seremos culpables ante la historia y mostraremos ingratitud hacia nuestros antepasados. De hecho, el tío Ho, en los últimos momentos de su vida, todavía nos recordaba "¡Si quieres amar a tu país, primero debes amar las canciones populares!" (acuérdense del compositor Tran Hoan con "Las palabras del tío Ho antes de irse" y "Escuché el canto de Vi Dam en Moscú"). 
 4. En cuarto lugar, centrarse en construir una cultura de comportamiento saludable en la sociedad, promoviendo valores positivos de buenas costumbres y tradiciones de la familia y la sociedad, defendiendo el espíritu de afecto y amor mutuo así como la solidaridad, al respetar la gratitud, la justicia y la moral social, a seguir las frases de solidaridad en los clásicos, tales como “Amar la gente es como amarse a uno mismo ", “Las hojas buenas cubren las hojas rotas", " Si un caballo está enfermo, todos los demás de la granja dejan de comer", "Respeta a los ancianos, disfruta de la longevidad ", "Las hermanas y los hermanos son como nuestros pies y manos", "Si el marido y su mujer están de acuerdo de sacar agua del Mar Oriental, el mar también se secará”, es una necesidad mantener "la rutina de la casa" y el "legado del campo ", de acuerdo con el poeta Nguyen Binh en 1936, “la lealtad”, según el poema Viet Bac del poeta To Huu en 1954, construir códigos de conducta en los organismos públicos, en la comunidad, en especial, en el ciberespacio y el mundo de los artistas.
 Luchar de manera resuelta y persistente contra la malversación, la corrupción y la negatividad, combatir la degradación de la ideología política, la moral, el estilo de vida, barrer el individualismo, fuente de toda corrupción, también en las cuestiones relacionadas con la cultura.
 Hay que prestar atención a que los miembros del Partido sean ejemplares en el cumplimiento de las regulaciones y llevar adelante el contenido de las Resoluciones del IV Pleno del XI, XII Comité Central del Partido, y especialmente las conclusiones y decisiones del reciente IV Pleno de su XIII edición sobre la construcción y rectificación del Partido y el sistema político. 

Estimados delegados y delgadas, compañeros y compañeras 

 Nuestra conferencia nacional de cultura de hoy es una excelente ocasión para que todo el Partido, el pueblo y el ejército, en especial, los trabajadores en la cultura, los intelectuales, los escritores y los artistas de todo el país, estudien el pensamiento de Ho Chi Minh y los planteamientos, compromisos y puntos de vista de nuestro Partido, sobre todo, los puntos de vista del XIII Congreso Nacional del Partido sobre la construcción, preservación y promoción de los valores únicos de una cultura imbuida de identidad nacional.
 Juntos, tendremos una conciencia más profunda e integral del papel y la posición, particularmente importantes, de la cultura en la causa de la construcción y la defensa nacional, así como en la realización de la aspiración de desarrollo del país. Es nuestra misión desarrollar un país próspero y feliz, digno de la causa de la renovación y una gloriosa tradición histórica de miles de años de civilización. 
 Sinceramente espero que, después de esta Conferencia, nuestro trabajo cultural cambie y progrese, sea más intenso e eficaz, para marcar un nuevo hito en el camino del avivamiento y desarrollo de la cultura vietnamita en la nueva era.
 Tengo fe que, siendo una nación donde se respeta la cultura y los talentos, un país rico en tradiciones patrióticas y revolucionarias, cuya gente unida, trabajadora y creativa, cuyo equipo de intelectuales y artistas talentosos dispuesto a trabajar con gran responsabilidad para el Pueblo, el Partido, la Patria y el futuro de la nación, con la participación de todo el sistema político, superaremos definitivamente todas las dificultades y desafíos para revivir y construir con éxito una cultura vietnamita cada vez más próspera, digna de la tradición milenaria de civilización y heroísmo de la nación, codo con codo con las grandes potencias de los cinco continentes del mundo.
 Y con esto solo entonces podremos decir que nuestra Conferencia de hoy ha tenido un significado práctico y demostrado ser un gran éxito.
 Quisiera desear a las autoridades del Partido y del Estado, los delegados y delegadas, compañeros y compañeras y a todos nuestros compatriotas buena salud, ventura personal y éxito. 

!Muchas gracias!

PCV (Fuente: VNA)