leftcenterrightdel
 Líneas de árboles junto al proyecto de construcción en el distrito de Cau Giay. (Foto: Pham Hung)

Durante años, Hanói se ha centrado en un desarrollo urbano que no ha sido coherente con la planificación de la construcción. Esto, a su vez, ha llevado a una concentración del desarrollo de infraestructura en áreas céntricas o ubicaciones privilegiadas y, posteriormente, a una inversión desequilibrada entre los barrios y pedanías de la ciudad.

Antes de 2010, cuando se difundieron los rumores sobre la creación de un centro administrativo nacional en el oeste de Hanói, los inversores se apresuraron a construir una serie de áreas residenciales urbanas en los distritos de Bac Tu Liem, Quoc Oai, Hoai Duc y Thach That. Pero hasta la fecha, solo algunos en Bac Tu Liem han visto gente mudarse, mientras que otros se han convertido gradualmente en  una suerte de pueblos fantasma.

Las autoridades de Hanói han anunciado importantes proyectos de infraestructura en los últimos tres años, incluidas autopistas y puentes que cruzan el río Rojo. 

En este sentido, el ex director del Departamento de Planificación y Arquitecto de Hanói, Dao Ngoc Nghiem, afirmó que la sobrecarga de infraestructuras con cientos de edificios de apartamentos y áreas residenciales en el oeste de Hanói destaca la falta de una visión a largo plazo en el desarrollo urbano.

"Este proceso, si no se gestiona adecuadamente, conducirá a la sobrepoblación en ciertas áreas y provocará la congestión del tráfico, inundaciones o falta de espacios verdes. Al final, el proceso de desarrollo en la ciudad permanecería desequilibrado y distorsionado", dijo Nghiem. 

Mientras tanto, el arquitecto Vu Hoai Duc, profesor de la Universidad Nacional de Hanói, aseveró que la urbanización consumió una gran superficie agrícola.

Así, Duc señaló que, durante el período 2000-2007, las tierras agrícolas en Hanói se redujeron de más de 40 000 hectáreas a 37 000 hectáreas, mientras que las tierras urbanas se expandieron de alrededor de 4 000 hectáreas a más de 17 000.

"Una disminución en el área de espacios verdes, la superficie del agua y las tierras agrícolas ha causado impactos negativos en el entorno de vida y el paisaje urbano de Hanói", dijo Duc.

Según el vicesecretario general de la Asociación de Planificación y Desarrollo Urbano de Vietnam (VUPDA), Truong Van Quang, la Decisión del Gobierno N.º 1259 emitida hace diez años sobre la aprobación de la planificación general sobre la construcción de Hanói para 2030, con visión para 2050 imaginó el desarrollo de la urbe como un modelo de clúster urbano verde. La ciudad capital incluiría el área metropolitana y cinco ciudades satélite (Soc Son, Son Tay, Hoa Lac, Xuan Mai, Phu Xuyen) interconectadas por sistemas de transporte de circunvalaciones y ejes centrípetos que enlazan con redes de transporte nacionales y regionales.

En una ciudad con una superficie de más de 3300 kilómetros cuadrados como Hanói, la planificación reservó solo el 30 % del suelo para el desarrollo urbano y el 70 % para una red de espacios verdes alrededor del río Rojo, el río Day y el río Nhue.

Con tal estructura, se espera que Hanói tenga las condiciones adecuadas para el desarrollo manteniendo un equilibrio entre la preservación de los recursos naturales y el crecimiento urbano.

Diez años después, el desarrollo de esas cinco ciudades satélites deja mucho que desear en comparación con el rápido crecimiento de las zonas céntricas.

"Está claro que la estrategia de alentar a las personas a mudarse a ciudades satélite no ha sido efectiva, mientras que el desarrollo urbano similar a una marea negra amenaza la estrategia del corredor verde de la ciudad", remarcó Quang.

El director del Departamento de Planificación y Arquitectura de Hanói, Nguyen Truc Anh, aseveró que el corredor verde que rodea el río Nhue se estimó en 4500 hectáreas. Esto se ve como un espacio de transición verde entre el centro de la ciudad y las áreas recién urbanizadas, estableciendo un límite para el centro de la ciudad.

“En los corredores verdes, habrá principalmente árboles verdes con grandes parques” pero, de hecho, sostiene Anh, diez años después de que se promulgó, la planificación del corredor verde en la Decisión No.1259 no se había ejecutado, teniendo en estos momentos una falta sustancial de zonas verdes.

“Hanói debería considerar conservar las tierras para el desarrollo verde en lugar de proyectos urbanos o correr el riesgo de perder corredores verdes”, remarcó.

PCV (Fuente: kinhtedothivn)