leftcenterrightdel
Los soldados de la guardiafronteriza suministran el desayuno a los alumnos de la escuela primaria de Buoc Pat. (Foto: nhandan.vn) 

Gracias a las historias sobre el presidente Ho Chi Minh, en especial, la llamada “el tarro de arroz para el hambre del tío Ho”, los funcionarios y soldados de la guardia fronteriza de la provincia Son La llevaron adelante la tarea de “el desayuno para tí” el dia 1 del mes de septiembre de 2012, cuando el frío llegó a la zona limítrofe de Long Sap (distrito Moc Chau). En ese momento, el teniente coronel Dao Manh Tuong, vice comisario político del puesto fronterizo de Long Sap (ahora es coronel general, subdirector político de la guardia fronteriza de la provincia Son La) visitó la guardería infantil Buoc Pat (comuna Long Sap, distrito Moc Chau, provincia Son La), en su jornada de patrulla.

Se trataba de un lugar ubicado a más de veinte kilómetros, en una zona montañosa, cuya población es 100% de la etnia H´mong. Al sentir pena ante la falta de comida y ropa para los niños, el aquél entonces vice comisario político Dao Manh Tuong propuso, en una reunión del órgano, apoyar a estos pequeños. Todos los funcionarios y soldados participantes en la reunión mostraron su acuerdo con la propuesta y decidieron reducir su desayuno para repartirlo a los infantes, así comenzó la historia de “el desayuno para tí”.

La aldea Buoc Pat es un pueblo de la minoría étnica H´mong justo en la frontera entre Vietnam y Laos. La vida de los habitantes locales es muy dura debido a la falta de cosecha por las condiciones geográficas. Sin embargo, cabe destacar que Buoc Pat es un punto muy importante de crímenes relacionados con la droga y la mayoría de las familias tiene algún miembro que es drogadicto o cumple sentencia por esta cuestión.

Lo Van Nuoc, secretario del Comité del Partido Comunista de la comuna Long Sap dio a conocer que, la droga devasta el pueblo y la fuerza laboral más importante de las familias está cumpliendo sentencia por casos relacionados con el narcotráfico. Los niños se encuentran en una pésima situación, no sólo faltan las condiciones materiales, sino también el cuidado de los padres. La ayuda de la guardia fronteriza durante los últimos años ha contribuido a que la comuna estabilice su situación y se mantenga el orden en la vida de los habitantes de Buoc Pat.

Los funcionarios y soldados del puesto fronterizo de Long Sap continuaron ayudar a la escuela primaria y secundaria homónima, suministrando el desayuno, arroz y alimentos a los alumnos.

leftcenterrightdel
 Los funcionarios y soldados del puesto fronterizo de Long Sap reparten la comida a los niños de la escuela primaria Buoc Pat. (Foto: nhandan.vn)

Con estas premisas, se han llevado a cabo también varios programas que apoyan a los más vulnerables como gente sin recursos, niños y mujeres, con el fin de ayudar a los habitantes de la zona limítrofe a desarrollar su economía y reducir la pobreza. Estas actividades también llamaron la atención a varias organizaciones e individuos, los cuales colaboraron con la fuerza de guardia fronteriza de la provincia Son La para ayudar a los ciudadanos más necesitados y no dejar a nadie atrás. Por otra parte, consiguieron construir las escuelas para el sector infantil en otras aldeas con duras condiciones de vida.

El movimiento de estudio del ejemplo moral del presidente Ho Chi Minh también se puso de manifiesto en el patrocinio de cuatro niños en condiciones especialmente duras. En este sentido, cada uno recibió un monto de dinero para cubrir sus gastos hasta cumplir los 18 años.

Con este ejemplo, el movimiento de estudio del ejemplo moral del presidente Ho Chi Minh ha sido multiplicado en muchas organizaciones e individuos de toda la provincia, y se ha extendido incluso al país vecino Laos.

El estudio de manera práctica y constante del ejemplo moral del Tío Ho ha estimulado la participación de toda la fuerza ya que, a pesar de las dificultades, estos funcionarios y soldados en la provincia de Son La se han esforzado por cumplir con éxito sus tareas, promoviendo y recordando las buenas tradiciones de los antepasados, así como la voluntad de luchar y sacrificarse ellos mismos para proteger la soberanía fronteriza de la Patria.

PCV (Fuente: nhandan.vn)