leftcenterrightdel
 La lucha contra la corrupción es uno de los temas centrales del segundo periodo de sesiones de la Asamblea Nacional, XV legislatura. (Foto: noichinh.vn)

Inmediatamente después de tomar el poder en 1945, el Partido Comunista de Vietnam (PCV) tuvo como prioridad la prevención y la lucha contra la corrupción y el despilfarro, considerando estos males como enemigos no menos peligrosos que los agresores extranjeros. En el transcurso de 77 años bajo el liderazgo del PCV, se mantiene el despliegue permanente de esta tarea. La determinación del sistema político en este campo se refleja obviamente en los textos de los congresos del PCV, sus resoluciones y las directivas de su Comité Central, Buró Político y Secretariado, los cuales han sido concretados en los documentos de los poderes ejecutivo y legislativo. 

En los últimos años, la lucha contra la corrupción en Vietnam ha sido impulsada más vigorosamente, con el principio de que “no hay zonas de prohibición ni casos de excepción”. De hecho, los juicios relacionados con los actos corruptos se han llevado a cabo abiertamente, con transparencia y con justicia, recibiendo así un gran apoyo de la ciudadanía.

Durante más de dos años en que la pandemia de covid-19 ha ejercido graves impactos en la vida de todos los estamentos del pueblo, el Partido y el Gobierno de Vietnam han aprobado y promulgado numerosas políticas para proteger la salud de la población y garantizar el bienestar social, con el objetivo de no dejar a nadie atrás e ir llevando a la sociedad a una etapa de adaptación segura y flexible. Sin embargo, en este contexto, varias organizaciones y particulares han aprovechado la complicada evolución de la pandemia, sus cargos y sus trabajos, para sus propios beneficios, y entre estos, muchos casos de corrupción desvelados han causado gran indignación al público.

Tomando en cuenta esto, el Partido y el Gobierno de Vietnam han adoptado decisiones oportunas para reajustar la situación y juzgar severamente las infracciones. Especialmente, los delitos relacionados con el COVID-19 han sido castigados con intransigencia, lo que supone la recuperación de la confianza del pueblo en el manejo de la administración. Según estadísticas, en el 2021, los comités de control de diferentes instancias del Partido sancionaron a 618 militantes del PCV por delitos de corrupción e infracciones intencionales. Mientras tanto, el Comité Central, el Buró Político y el Secretariado del Partido castigaron a muchos altos funcionarios que estuvieron implicados en casos de corrupción, entre ellos 32 bajo la administración del Buró Político y el Secretariado. Los órganos protectores del imperio de la ley investigaron y enjuiciaron 390 casos de corrupción. En especial, se procesaron 10 casos graves y complicados, y se continúan ampliando las investigaciones para estudiar la naturaleza de otros casos, al tiempo que enjuiciará a más funcionarios de alto nivel, tanto en funciones como ya jubilados, incluidos generales de las Fuerzas Armadas, entre los cuales destacan 10 casos de altos funcionarios bajo la administración del Buró Político y el Secretariado del PCV. Estas cifras han demostrado la férrea determinación del Partido y el Estado de Vietnam para lidiar con la corrupción y los fenómenos negativos, y también la eficiencia de las medidas coordinadas que han sido aplicadas en esta batalla.   

Por otro lado, el Partido y el Gobierno de Vietnam se han concentrado en acelerar la construcción y el perfeccionamiento de las instituciones, a fin de controlar el poder y prevenir la corrupción, especialmente en los sectores más vulnerables a este mal. Además, se han adaptado mecanismos destinados a controlar bienes e ingresos, al tiempo que se han revisado y reparado las lagunas y deficiencias en el sistema de políticas y leyes relacionadas con licitaciones, subastas, la gestión y el uso de tierras, recursos financieros y propiedades públicas. Se han procedido también a modificar y complementar las leyes de Inspección, de Tierra y de Aplicación Democrática, así como los proyectos de ley vinculados directamente a la prevención y la lucha contra la corrupción.  

Mediante las políticas que se han puesto en práctica y las medidas que se han implementado, el Partido y el Estado de Vietnam han reafirmado su determinación frente al “enemigo interno” en una batalla ardua, intransigente y duradera, para evitar que la corrupción sea una amenaza al sistema político y al desarrollo sostenible del país.

VOV