Los agricultores de los huertos de flores en Tay Tuu están ocupados estos días cuidando los cultivos de flores para las vacaciones del Tet (Año Nuevo Lunar). Al cultivar cada maceta de flores, el agricultor tiene grandes esperanzas para el próximo Año Nuevo Lunar en medio de la pandemia.

leftcenterrightdel
 Fuente: vntrip.vn

Ubicado en el distrito de Bac Tu Liem, a unos 20 kilómetros del centro de Hanói, el pueblo, de 250 hectáreas es famoso por el cultivo de flores y el principal proveedor de flores de Hanói y otras provincias del norte durante las vacaciones del Tet.

La floricultura ha contribuido a elevar los ingresos y el nivel de vida de las personas, al tiempo que realiza una importante contribución al desarrollo socioeconómico local.

leftcenterrightdel
  Fuente: vntrip.vn

Por eso, los cultivadores de flores tienen un gran deseo de que la pandemia termine lo antes posible, para poder vender sus flores y compensar algunas pérdidas.

“Tet es una ocasión anual para que los agricultores obtengan buenas ganancias. Hemos decidido cultivar flores para venderlas en Tet, aunque a veces el hombre propone y Dios dispone”, dijo Do Dac Nguyen, un agricultor de la aldea de flores de Tay Tuu.

leftcenterrightdel
  Fuente: vntrip.vn

Nguyen, un cultivador de lirios, dijo que su negocio solía crear puestos de trabajo para 10 agricultores con salarios de 2-3 millones de dong (96-114 dólares) cada uno por mes.

“Antes de la pandemia, los cultivos producían buenas ganancias y el nivel de vida en la aldea mejoró notablemente. Solo una hectárea de flores proporciona a cada familia hasta 300-500 millones de dong (14 000-24 000 dólares) por año. La mayoría de las familias había construido espaciosas casas con muebles modernos gracias al éxito del cultivo de flores”, dijo Nguyen.

Nguyen ha estado cultivando lirios durante más de 10 años, con demasiados altibajos para contarlos todos. Hubo momentos en los que las ganancias alcanzarían los cientos de millones de dong por cultivo, pero también hubo momentos en los que tuvo la suerte de alcanzar el punto de equilibrio.

"Además de preocuparse por el clima, también existe el temor a la pandemia, que haría que el mercado de las flores cayera en picado ya que los compradores podrían gastar menos en flores. Cuidamos la flor durante seis meses, pero tenemos que esperar hasta la víspera de Año Nuevo para saber si la cosecha es exitosa o no. Todo es como una apuesta", agregó Nguyen.

leftcenterrightdel
  Fuente: vntrip.vn

Esperanza de un mercado estable

 El anciano agricultor Nguyen Van Hong dijo que cultivar flores es solo una parte del trabajo, y encontrar productos para ellas es igualmente importante. Además de vender en los mercados de flores de Tet como en años anteriores, los agricultores ahora están vendiendo en sus huertos aprovechando las mejores condiciones de la carretera.

Por eso, en los últimos años, además de enviar flores a comerciantes desde lejos, también vende en casa a través de publicidad en redes sociales. Esto ahorra muchos costos, lo que hace que el precio de las flores sea más barato.

leftcenterrightdel
  Fuente: vntrip.vn

Hong dijo que no le tenía miedo al clima. Solo esperaba que la pandemia estuviera pronto bajo control, para que la gente pudiera ganarse la vida y ganar dinero para comprar flores para Tet.

"Los vendedores y los compradores se necesitan mutuamente, el mercado gira en un ciclo, como la vida del ramo de flores. Los productores locales en el pueblo han tratado de adaptarse a la pandemia y esperan tener una buena cosecha de flores de fin de año , a sólo un mes para las vacaciones del Tet", dijo Hong.

leftcenterrightdel
  Fuente: vntrip.vn

Nguyen Tuan Nam, un cultivador de crisantemos perennes en la aldea de Tay Tuu, dijo que, aunque él y otros productores no estaban seguros del rendimiento de la cosecha de fin de año debido al impacto de la pandemia, habían cultivado flores como un viejo hábito.

Sin embargo, las flores se plantan en áreas más pequeñas con costos más bajos para limitar los riesgos. "Esperamos que la pandemia se controle lo antes posible para que podamos obtener ganancias y tener dinero para reinvertir en la próxima cosecha", dijo Nam.

leftcenterrightdel
  Fuente: vntrip.vn

El presidente del Comité Popular de Tay Tuu, Dang Tran Phi, informó que los aldeanos de Tay Tuu inicialmente plantaron margaritas, violetas y dalias, utilizando su experiencia y capital familiar. Luego se les ofreció préstamos del fondo de extensión agrícola de la ciudad para invertir en el cultivo de flores de lujo.

"Aunque el clima es favorable este año, los floricultores siguen preocupados porque la pandemia de COVID-19 sigue siendo cada vez más preocupante. Actualmente, muchos hogares se están ocupando de las flores para el mercado de Tet, pero se espera que la producción alcance solo el 60% en comparación con al mismo período de todos los años", dijo Phi.

Expresó su esperanza de que las autoridades municipales inviertan más en campos de flores para mejorar las condiciones de vida de las personas.

leftcenterrightdel
  Fuente: vntrip.vn

El presidente del Comité Popular del Distrito de Bac Tu Liem, Luu Ngoc Ha, destacó que la pandemia ha afectado en gran medida los ingresos de muchas familias.

"Aconsejamos a los productores locales que planten más verduras para satisfacer la demanda de alimentos durante el Tet", dijo Ha, y agregó que el distrito ha apoyado a los productores locales para que apliquen la ciencia y la tecnología para mejorar la calidad de las flores, agregó.

"Las autoridades del distrito continuarán coordinandose con los departamentos relevantes para abrir foros, mercados de comercio electrónico, apoyar la promoción comercial, facilitar el comercio y ayudar a asegurar el suministro de flores", dijo Ha.

leftcenterrightdel
  Fuente: vntrip.vn

Un colorido destino para los visitantes

Tay Tuu es un pueblo tradicional de cultivo de flores fundado hace mucho tiempo. El cultivo de flores comenzó en el pueblo en la década de 1930, pero hasta principios de la década de 1990, no se convirtió en una fuente de ingresos importante para la población local. 

Después de casi 100 años, Tay Tuu fue reconocido como un pueblo artesanal tradicional de Hanói y se ha convertido en una atracción para turistas nacionales y extranjeros. El mejor momento para visitar el pueblo de las flores son los meses 11 y 12 del calendario lunar.

Los jardines en la aldea de Tay Tuu atraen a multitudes de turistas que desean bañarse en flores de colores, tomar vistosas fotos o incluso experimentar de primera mano cómo cuidar y regar las flores.

Las margaritas, las rosas y los lirios son las tres principales variedades de flores que se cultivan en Tay Tuu. En los últimos años, también hay algunas especies nuevas y más caras como la dalia, la gerbera o la violeta.

leftcenterrightdel
 

Si visita Tay Tuu un día antes del primer o el día 15 de los meses lunares, puede participar en un mercado de flores local organizado por vendedores y comerciantes donde puede tener una experiencia auténtica y local.

Al venir a Tay Tuu en estos días, los turistas podrán ver una variedad de flores, meticulosamente manipuladas para asegurarse de que florecerán hermosamente justo a tiempo para el Tet.

Durante este tiempo, las flores se protegen contra el clima y la luz eléctrica también proporciona más calor y regula su crecimiento.

PCV