leftcenterrightdel
 Una anciana recoge los nenúfares silvestres en el campo de Kien Tuong. Cuando llegó la inundación, en los distritos río arriba de la provincia de Long An, como Tan Hung, Vinh Hung, Moc Hoa y la ciudad de Kien Tuong, el agua llega hasta el fondo del campo. (Foto: vnexpress.net)
leftcenterrightdel
 La temporada de inundación es también el momento en el que los agricultores limpian los campos, aran la tierra para absorber el aluvión y se esfuerzan para ganarse la vida, cosechando peces de campo y vegetales silvestres occidentales como nenúfares, “dien dien” o cebolletas de agua. (Foto: vnexpress.net)
leftcenterrightdel
 La temporada de nenúfares en las provincias del delta del Mekong es de septiembre a octubre. Este es también el momento en el que los fotógrafos de todo el país se reúnen para buscar hermosos ángulos. (Foto: vnexpress.net)
leftcenterrightdel
Los nenúfares que crecen en estanques caseros a menudo tienen tallos gruesos debido a su buen cuidado. Por otro lado, el nenúfar silvestre tiene flores de color blanco púrpura como un nenúfar normal, pero solo crece en campos o jardines silvestres y tiene un tallo de hasta 3 a 6 metros de largo. (Foto: vnexpress.net)
leftcenterrightdel
 Cuando el agua desborda el campo, también es el momento en que aparecen diminutas hojas de los nenúfares silvestres. Solo unos días después, crecen más y surgen flores moteadas. (Foto: vnexpress.net)
leftcenterrightdel
 La "danza" de lavar nenúfares en el agua.
El nenúfar florece despacio y aunque su cuerpo es suave, tiene una vitalidad flexible. El agua sube, el nenúfar también se levanta. Cuanto más llueve, más tiempo los nenúfares se mantienen frescos, suave y verdes. (Foto: vnexpress.net)
leftcenterrightdel
Después de que las flores pasan por el proceso de lavado, limpieza del barro y atarlas en bultos, se cargan en botes para llevarlas al mercado o venderlas en restaurantes. (Foto: vnexpress.net)
leftcenterrightdel
La gente extiende redes para atrapar anguilas en un campo de nenúfares en Kien Tuong. “Trem” es una herramienta de pesca hecha de tubos de bambú (o tubos de plástico), en su interior se colocan caracoles amarillos, provocando que las anguilas voraces, pero no tienen forma de salir. (Foto: vnexpress.net)
leftcenterrightdel
Los niños siguen a una chica que lleva nenúfares a través del puente para venderlos en el mercado. (Foto: vnexpress.net)

PCV (Fuente: vnexpress.net)