En ese sentido, Son Doong superó a la cueva Deer, en el parque nacional Gunung Mulu, en Malasia (con altitud de 100 metros, anchura de 90 metros y longitud de dos kilómetros) para convertirse en la caverna natural más grande del planeta.

Son Doong es como un cuadro increíblemente majestuoso y hermoso, con un amplio sistema de estalactitas y estalagmitas, y especialmente, un boques primitivo.

 

De un descubrimiento por casualidad

Pocos saben que esa cueva debe haber salido a la luz en 1991, pero eventualmente, esperó 18 años para asombrar al mundo.

Hace 28 años, el lugareño Ho Khanh encontró una gran caverna en medio del bosque cuando buscaba refugio de las fuertes lluvias. De repente vio intensa niebla que salía de la entrada, acompañada por el eco de rugidos dentro de la cavidad. Asustado, Ho Khanh abandonó el lugar inmediatamente, perdiendo así la oportunidad de descubrir la mayor cueva del mundo.

leftcenterrightdel
 La llamada Muralla de Vietnam dentro de Son Doong. (Fuente: Oxalis Adventures)

En 2001, un grupo de espeleólogos británicos, encabezado por Howard Limbert, llegó a Vietnam, y Ho Khanh fue su guía. Tras escuchar la descripción del residente local, Limbert supuso que Ho Khanh encontró una masiva caverna.

Sin embargo, Ho Khanh y la expedición de la Asociación de Espeleología Real de Reino Unido no pudieron localizar Son Doong hasta 1991, tras repetidos fracasos. Superando incontables dificultades, el lugareño reencontró la entrada de la caverna, escondida en lo más remoto del bosque, y bautizó a la estructura natural con el nombre actual.

El descubrimiento anunciado en abril de 2009 de los científicos británicos sacudió a todo el mundo, ya que Son Doong es como “el monte Everest bajo el suelo”.

Inmediatamente, la cueva, proclamada por los espeleólogos como la mayor del planeta, acaparó la atención de periódicos de otros países como Daily Mail, Telegraph, The Sun, Breitbart y Newser.

“Espeleólogos británicos encontraron la luz al fondo del túnel…en la mayor gruta del mundo”, anunció Daily Mail, mientras que Telegraph reconoció el papel de Ho Khanh, guía de la expedición.

Desde entonces, Son Doong recibió a decenas de grupos de reporteros de grandes canales televisivos procedentes de Reino Unido, Alemania, Japón y Estados Unidos, quienes divulgaron la imagen de esta peculiar creación de la naturaleza a todo el mundo.

leftcenterrightdel
 Perlas en Son Doong. (Fuente: Oxalis Adventures)

La gruta cuenta con un celestial sistema de estalactitas y estalagmitas, un bosque primitivo que alude al edén, y una “colección de perlas” de siglos de antigüedad. El descubrimiento de Son Doong también convirtió a Phong Nha-Ke Bang en “reino de las cuevas” reconocido universalmente.

 

Exploración de Son Doong

“Pese a su gigantez, Son Doong es casi invisible para ti, hasta que te encuentras justo frente a la misma,” describió un científico. “Los cazadores descubrieron la cueva al observar el viento que salía de las entradas subterráneas. Si eres un amante de la fotografía, será fantástico.”

Para entrar en la cueva, los aventureros deben superar un camino empinado, a lo largo de un río subterráneo.

Este tramo, con anchura de 92 metro, que posee una bóveda de 244 metros de ancho, puede contener un edificio de 40 pisos en Nueva York. Las estructuras aquí son más gigantescas y majestuosas que lo imaginable de los seres humanos.

Howard Limbert evaluó que en la sección más amplia de Son Doong, tres aviones de gran tamaño pueden volar simultáneamente con seguridad.

Según los espeleólogos, la cueva aparició hace dos a cinco millones de años, debido a que el agua de un río socavaba un área de piedra caliza y creaba un gigante túnel subterráneo.

Una parte de la bóveda se desplomó hace años, posibilitando la entrada de la luz en la cueva para crear una diversificada flora, llamada “Edén” por los científicos.

leftcenterrightdel
 Camping en Son Doong. (Fuente:Oxalis Adventures)

En el Edén se encuentran una gran variedad de plantas tropicales y un vasto lago, lo que lo convierte en hogar ideal de numerosos animales. En este enorme espacio, se puede escuchar canciones de los pájaros escondidos en el bosque, o el eco de la corriente de agua que fluye entre las rocas.

En cualquier punto que toca la luz, aparece la vida. Dentro de Son Doong se encuentra un mundo verde, que es completamente diferente a la oscuridad en la mayoría de las cuevas.

Aquí se encuentra la belleza inimaginable de las “perlas”, una estructura natural formada después de decenas de miles de años. Los cristales de calcio venían envolviendo los pequeños granos de arena para crear una invaluable colección de “perlas” cerca del Edén en la cueva Son Doong.  

A una profundidad de más de seis kilómetros, un acantilado gigante de estalactitas de unos 70 metros de alto es llamado “Gran Muralla de Vietnam”.

 

leftcenterrightdel

El Jardín de Edam. (Fuente: Oxalis Adventures/Ryandeboodt) 

Al llegar a Son Doong, los turistas no solo pueden contemplar la naturaleza pristina, sino también disfrutan de actividades como camping, pesca o visita a la aldea Doong, para experimentar la vida cotidiana de los lugareños y probar platos típicos de la localidad.

 

 Uno de los destinos más deseables del mundo

El 4 de enero pasado, el subdirector del Servicio de Turismo de Quang Binh, Dang Dong Ha, anunció que Lonely Planet, prestigiosa revista mundial sobre viajes, incluyó a Son Doong entre los cinco destinos más deseables del planeta en 2019.

Según Lonely Planet, la increíble profundidad de Son Doong, la cueva más grande del mundo, atrae a los viajeros que desean una verdadera aventura. La revista aconsejó a los turistas hacer reserva antes de realizar su viaje a ese sitio subterráneo.

leftcenterrightdel
 Selva en Son Doong. (Fuente:Oxalis Adventures)

De acuerdo con Dong Ha, esa reconocimiento por Lonely Planet contribuye a promocionar la imagen de Son Doong en particular, y de Vietnam en general, a amigos en todo el mundo.

Aseguró que el Servicio de Turismo de Quang Binh estrecha la coordinación con las partes concernientes para garantizar la calidad y la seguridad de los tours a Son Doong, a la vez que desplegar programas promocionales de influencia global, tales como una campaña realizada a través de la cinematografía en Hollywood.

 

Lonely Planet, prestigiosa revista mundial sobre viajes, incluyó a Son Doong entre los cinco destinos más deseables del planeta en 2019

Especialmente, destacó, resultó efectivo el tour por una vía submarina de 600 metros de largo, por la cual navegaron los buceos -entre ellos algunos participantes en la campaña de rescate del grupo de fútbol infantil tailandés Wild Boar- con la esperanza de encontrar una vía subterránea que conectase esa cavidad con la cueva Thung, a una distancia de 600 metros.

Sorpresivamente, subrayó, los científicos descubrieron un sistema de cavernas a una profundidad de 60 metros. A mayor profundidad, su amplitud resultó ser cada vez mayor.

En ese sentido, Son Doong, descubierta por científicos británicos en 2009, resulta nuevamente un misterio para los espeleólogos. Su profundidad se incrementó en 500 metros, desde la entrada hasta el último punto que alcanzaron los expertos, y esa cifra probablemente crecerá en el futuro.

leftcenterrightdel
 Lago en Son Doong. (Fuente:Oxalis Adventures/Ryandeboodt)

La belleza magnífica de Son Doong persuade a grandes canales televisivos del mundo a realizar programas de realidad aquí.

El periódico británico Telegraph incluyó Son Doong entre los 11 destinos turísticos más increíbles del planeta, mientras tres de las ocho mejores fotos sobre las cuevas, seleccionadas por National Geographic, son de la mayor gruta del mundo.

 

El turismo de aventura en Son Doong

La mayor cueva del planeta abrió sus puertas a los turistas desde 2013.

Para proteger el ecosistema aquí, el gobierno de Quang Binh eligió a Oxalis Adventure como la única agencia de viajes que obtiene el permiso para ofrecer viajes a Son Doong, con la asistencia de la Asociación Real de Espeología de Reino Unido.

Por cada tour de cuatro días y tres noches, 10 turistas, como máximo, pueden explorar el mundo misterioso en la caverna, con sus peculiares ecosistemas y gigantes estalactitas y estalagmitas.

Con la política de restricción de la explotación de Son Doong, el número de aventureros que llegan a la cueva resulta mucho inferior al de personas que alcanzaron el monte Everest.

Los viajes a Son Doong cumplen con estándares de seguridad de Europa. A cada 10 turistas acompañan 30 personas, entre ellos espeleólogos, guías, asistentes de seguridad, cocineros y maleteros que transportan 600 kilos de dispositivos. Todo lo que se lleva dentro se debe sacar de la cueva, incluso los residuos humanos.

Hasta el momento, todos los tours a Son Doong a 2021 son reservados, y cada puesto cuesta tres mil dólares. Con sus incontables potencialidades inexploradas, Son Doong será un destino cada vez más atractivo para los amantes de la aventura.

leftcenterrightdel
 Camping en Son Doong. (Fuente:Oxalis Adventures)
VNA