Según el presidente del Comité Popular de Da Nang, Le Trung Chinh, la urbe se ubica en el octavo lugar entre las 63 provincias y ciudades del país en lo referente a la tasa de pobladores vacunados, lo que se refleja, mediante el índice de 95 por ciento de las personas por encima de 18 años de edad que recibieron una dosis, mientras el resto que cumplió la pauta completa de vacunación.

leftcenterrightdel
Ciudad de Hoi An, en la provincia de Quang Nam (Fuente: VNA) 

Por otro lado, destacó las experiencias de Danang en los servicios brindados a los viajeros y también la garantía de las medidas preventivas del COVID-19.

Subrayó el funcionario que la ciudad constituye también una de los polos del turismo de la región central y la Altiplanicie Occidental y la llamada industria de ocio de la urbe ha sufrido grandes pérdidas durante los últimos dos años debido a la pandemia.

En ese contexto, la propuesta presentada al jefe del Ejecutivo sobre la reapertura para recibir a los vacacionistas extranjeros busca impulsar gradualmente la recuperación del turismo, a la par de asegurar el cumplimiento del doble objetivo de lucha contra el mal y estimular el progreso económico.

Por otra parte, la recuperación del turismo significará también el progreso de otros sectores como transporte, comercio, construcción y el mercado inmobiliario, entre otros, lo que favorecerá el incremento del ingreso presupuestario y los puestos laborales para los trabajadores.

Según lo previsto, la urbe iniciará el próximo mes un plan cuya primera fase consiste en reabrir para los visitantes foráneos y vietnamitas radicados en el extranjero que viajen con propósitos de negocios, en comisión de servicios, repatriación o visita a familiares.

En la segunda fase, cuando el Gobierno permita la restauración de los vuelos internacionales, la ciudad apuntará a mercados potenciales como Corea del Sur, Rusia y otros países con alta seguridad en términos de prevención y control del COVID-19 y que permiten a sus ciudadanos salir al exterior como Tailandia, China y sus territorios de Taiwán y Hong Kong, así como Japón, Europa, Estados Unidos, Medio Oriente y Australia, entre otros.

Los visitantes foráneos deben recibir la última dosis de la vacuna al menos 14 días y no más de 12 meses antes del momento de ingresar a Vietnam y tener un certificado de vacunación o de recuperación del COVID-19 emitido por las autoridades competentes.

Los turistas con pasaportes de vacunación válidos por no más de 12 meses deben tener un certificado de prueba negativo para el virus SARS-CoV-2 emitido dentro de las 72 horas antes de viajar.

En tanto, la localidad de Quang Nam dio la bienvenida en lo que va de año a 15 mil connacionales que regresaron al país y todos los turoperadores y agencias especializadas en el transporte han observado seriamente las normas preventivas de la pandemia.

Con el fin de favorecer la reapertura de las puertas para los turistas, representantes de las agencias turísticas expresaron el deseo de que el Gobierno impulse el programa de vacunación y priorice la recepción de vietnamitas que retornaron al país del exterior con “tarjetas verdes” y también de los viajeros provenientes del Sudeste Asiático.

Abogaron, además, por crear condiciones favorables para el modelo de "burbuja turística" a los patrimonios de Quang Nam.

A su vez, Phan Xuan Thanh, presidente de la Asociación local de Turismo, propuso reducir las tasas de interés y favorecer el acceso a las fuentes crediticias de las empresas dedicadas a la esfera./.


VNA