Con motivo de la amnistía concedida el Día Nacional 2 de septiembre de 2021, el miembro del Politburó, el Viceprimer Ministro Pham Binh Minh y presidente del Consejo Asesor para la Amnistía 2021 ha escrito un artículo titulado: "Amnistía 2021: Decisión humana especial y significativa". El periódico digital Partido Comunista de Vietnam se enorgullece al presentar el texto completo del mismo.

El 30 de agosto de 2021, el Presidente firmó la Decisión de amnistía para 3035 personas, decisión que entra en vigor a partir del 1 de septiembre de 2021. Esta es una política importante de nuestro Gobierno demostrando las buenas tradiciones de Vietnam.

A la vez que muestra un estricto proceso de selección de los convictos a recibir esta prerrogativa, también es la prueba de la indulgencia y la humanidad hacia los reclusos que han observado un buen rendimiento durante su proceso de reeducación. De este modo, pueden volver a la comunidad y superarse para convertirse en personas útiles para la sociedad.  

Este año, la amnistía se lleva a cabo en un contexto muy especial. Con la atención de las autoridades del Partido y del Estado, y con la dirección y la participación de los ministerios y los consejos responsables, la amnistía se realiza de acuerdo al cronograma y normativo establecido. Por tanto, esta decisión tiene implicaciones políticas, sociales y humanitarias.

leftcenterrightdel
 El viceprimer ministro Pham Minh Minh elegido como presidente del Consejo de Asesor para la Amnistia 2021. (Foto: VNA)

De 2009 a 2016, de acuerdo con la Ley de Amnistía de 2007, nuestro Estado ha impulsado siete procesos de amnistía con motivo de festividades y eventos nacionales importantes.

Más de ochenta y siete mil personas han tenido la oportunidad de reintegrarse a la comunidad. La amnistía de este año es la primera que se ejecuta desde la promulgación y entrada en vigor de la Ley de Enmienda de Amnistía en 2018.

Con esta ley, los requisitos son más estrictos para beneficiarse de la amnistía. Cuestiones tales como garantizar el cumplimiento del período de una pena de prisión, las obligaciones de indemnización civil y penal y devolver los bienes adquiridos por actos delictivos resultan ahora necesarios para acceder a esta prerrogativa de gracia.

Además, considerando la actitud del proceso de reeducación durante la ejecución de las penas de prisión, se ha de asegurar que solo aquellos que realmente lo merecen puedan recibir la indulgencia del Gobierno.

Rápido, pero estricto y justo

Esta no es solo la primera amnistía en virtud de la Ley de Amnistía de 2018, sino también la primera después del gran éxito del XIII Congreso Nacional del Partido, la elección de diputados de la XV Asamblea Nacional y de los Consejos Populares a todos niveles para el período 2021 - 2026.

Estos importantes eventos políticos han impulsado la voluntad y la aspiración del Partido y del pueblo de desarrollar el país. De igual manera, han consolidado firmemente la confianza de los ciudadanos en el camino de renovación de la patria.

Poco a poco, se fortalece del apoyo de la comunidad internacional, lo que contribuye a mejorar el prestigio y la posición de Vietnam a nivel mundial. Además, la amnistía reafirma los compromisos y políticas del Partido y el Estado en relación a la promoción y la protección de los derechos humanos, lo cual conlleva una gran trascendencia política.

Por tanto, el proceso de concesión de la amnistía ha de llevarse adelante de una forma estricta y completa, y siguiendo las disposiciones de la Ley. De este modo, atraerá el consenso de los ciudadanos y el apoyo de la opinión pública internacional a la correcta dirección de nuestro Partido y Estado y al mismo tiempo, corrige con prontitud y lucha contra la información falsa y fabricada por fuerzas hostiles.

La amnistía de este año se lleva a cabo en circunstancias especiales, al desarrollarse en medio de la complicada situación provocada por la epidemia de COVID-19 en varios lugares del país.

Esta circunstancia ha generado muchas dificultades en la verificación de registros en las localidades, en la organización de los equipos de inspección interdisciplinarios, y en la consecución de los trámites necesarios en los centros de detención. Además, ha exigido una cuidadosa preparación del plan de despliegue a fin de cumplir con la reglamentación sobre prevención de enfermedades.

Debido a esto, la amnistía en 2021 se ha llevado a cabo de manera muy metódica y de acuerdo con el cronograma previamente establecido, evitando la posibilidad de propagación de la enfermedad y demostrando la determinación de todo el sistema político en la lucha contra la epidemia.

El 30 de junio de 2021, el Presidente firmó y promulgó la Resolución No. 1161/2021 / QD-CTN sobre la amnistía en 2021, en la que se estipulan las condiciones para el indulto, así como los casos en los que esta medida de gracia no resulta otorgada.

Después de que se anunciara la Decisión del Presidente y de manera inmediata, las autoridades prepararon los documentos de orientación y trasladaron la información a los centros de detención y a todos los ciudadanos.

Todos los equipos de valoración interdisciplinarios asignados se han esforzado mucho a fin de completar el examen y valoración de miles de expedientes de amnistía repartidos por muchos centros penitenciarios en todo el país.

Asimismo, el Consejo Asesor de Amnistía ha llevado a cabo varias sesiones de trabajo para revisar y considerar los detalles y los elementos de cada expediente de manera cuidadosa, objetiva y justa.

De esta manera, se asegura el cumplimiento de lo establecido en la ley, no olvidando a aquéllos casos que son elegibles y a la vez, se evita que los casos que no reúnen los requisitos para la amnistía accedan a la misma, causando el enojo del público.

El Presidente Nguyen Xuan Phuc inspeccionó el trabajo de amnistía en la provincia de Bac Giang el 19 de agosto y dio importantes instrucciones sobre el significado, el propósito y la orientación de la ejecución de la amnistía de este año.

Los miembros del Consejo Asesor de Amnistía también encabezaron una serie de delegaciones para inspeccionar las localidades. Todo este proceso, riguroso y científico, asegura que los expedientes que se someten a la consideración del Presidente en este período de espera sean los de los penados correctos y de acuerdo con la normativa vigente.

El lema de “no perderse, no quedarse fuera”, se aplica no solo a los presos vietnamitas, sino también a los presos extranjeros de manera justa y equitativa. El Consejo Asesor de Amnistía informó sin demora a las misiones diplomáticas y consulares extranjeras en Vietnam sobre la decisión del presidente.

Tan pronto como se recibió la información de los citados organismos, el consejo revisó todos y cada uno de los expedientes y sintetizó sus propuestas, enviándolas a las autoridades competentes en relación a los presos extranjeros elegibles para la amnistía.

La protección y promoción de los derechos humanos como ejes de la política vietnamita

La política constante de nuestro Partido y nuestro Estado es proteger y promover los derechos humanos de manera justa y equitativa para todos los ciudadanos, incluidos los que están cumpliendo las condenas de prisión.

Este principio, además de estar mencionado de manera explícita en la Constitución de 2013, también se encuentra recogido en otros textos legales, tales como el Código Penal de 2015, el Código de Procedimiento Penal de 2015, la Ley de Ejecución de la Detención y la Custodia de 2015 y la Ley de Ejecución de Sentencias de 2019.

Los derechos básicos de los presos se encuentran garantizados, derechos tales como el derecho a una alimentación equilibrada, vestido, alojamiento, asistencia médica, recepción de obsequios o paquetes, visitas de familiares, abogados defensores, contacto consular y representación legal para realizar trámites civiles entre otros, encuentran acomodo en el actual marco legal.

La idea general es crear las condiciones más favorables para que los presos presten atención a la reeducación y el cultivo de una determinada ética y moralidad. La amnistía resulta un acicate para los que tienen buen comportamiento y desean reintegrarse en la comunidad.

La práctica demuestra que las disposiciones de la ley han garantizado de manera integral todos los derechos de los ciudadanos, con independencia de su nacionalidad, durante el proceso de enjuiciamiento penal y ejecución de la pena impuesta.

Estos derechos, además, están garantizados en los tribunales y los centros de detención, siendo esto la prueba más nítida para refutar las denuncias y la información falsa de las personas y las organizaciones con intenciones desestabilizadoras y que intentan tergiversar la situación de los derechos humanos en Vietnam.

De igual manera, la consideración de la amnistía para los extranjeros sobre la base de la equidad y la transparencia también ayuda a la comunidad internacional a ser más consciente de las políticas de nuestro gobierno.

Gracias a la Decisión del Presidente sobre la amnistía, miles de personas sienten la alegría que provoca esta medida y pronto regresarán a sus casas para reunirse con sus familias. Están listos para una segunda oportunidad de reconstruir sus vidas.

Aquellos que una vez perdieron su camino, tuvieron que pagar el precio por sus violaciones de la ley y, en consecuencia, se les restringieron algunos derechos civiles de acuerdo con las regulaciones.

Sin embargo, aún se les dio la oportunidad de corregir sus errores y volver a disfrutar plenamente de sus derechos y sus deberes en igualdad de condiciones como cualquier otro ciudadano. Este es el mayor rasgo humano de la política de amnistía, que refleja sin duda alguna la prioridad de garantizar y promover los derechos humanos en todas las direcciones y políticas del Partido y del Estado.

PCV