leftcenterrightdel
La Secretaria General Adjunto de la ONU y Directora Regional del PNUD para Asia y el Pacífico, Kanni Wignaraja participa en la siembra de manglares con líderes y gente de la provincia de Thanh Hoa. (Foto: mekongasean.vn)

La secretaria hizo esta declaración durante su reciente visita de trabajo a Thanh Hoa, una de las 28 localidades costeras de Vietnam vulnerables a los impactos del cambio climático.

En la localidad, Wignaraja se unió a los líderes y habitantes locales para plantar bosques de manglares, una de las soluciones basadas en la naturaleza más efectivas para mejorar la resiliencia de las comunidades costeras al cambio climático.

Wignaraja elogió el fuerte compromiso del Comité Popular provincial en la adaptación a los impactos del cambio climático a través de diversas iniciativas que impulsan la resiliencia.

Desde 2017 hasta ahora, el Gobierno de Vietnam, el Fondo Verde para el Clima (GCF) y el PNUD han revivido y plantado más de 337 hectáreas de bosques de manglares y han construido 1403 casas seguras para hogares sin recursos y encabezados por mujeres.

El proyecto “Mejora de la resiliencia de las comunidades costeras vulnerables al cambio climático en Vietnam” ha beneficiado a más de 8000 personas en Thanh Hoa.

El vicepresidente del Comité Popular provincial, Le Duc Giang, agradeció al PNUD por su apoyo a la localidad, especialmente en la construcción de hogares, y en la mejora de los medios de vida de las personas.

Ambas partes expresaron su deseo de mejorar aún más la cooperación para construir más casas seguras para la comunidad local; regenerar los bosques de manglares de una manera que comprometa a la comunidad local con los medios de subsistencia; y mejorar el conocimiento de los locales en la gestión de riesgos de desastres.

Según un estudio reciente del PNUD y el Ministerio de la Construcción, más de 110 000 hogares necesitan viviendas seguras en las 28 provincias y ciudades costeras, entre ellas, 10 000 en Thanh Hoa./.

PCV (Fuente: VNA)