El primer ministro Pham Minh Chinh realizó una visita de inspección al nuevo hospital de tratamiento de COVID-19 en el distrito de Hoang Mai de Hanói el 31 de agosto, antes de que este se pusiera oficialmente en funcionamiento ese mismo día.

leftcenterrightdel
 El primer ministro Pham Minh Chinh conversando con un repartidor en las calles de la capital. Foto: PCV

Pham Minh Chinh solicitó a las agencias relevantes que operen de manera efectiva esta instalación, que cuenta con quinientas camas y brinden más capacitación profesional al personal sanitario que atiende a los pacientes con COVID-19.

Con posterioridad, el primer ministro inspeccionó el trabajo de prevención y control de la pandemia en el barrio de Thanh Xuan Trung, distrito de Thanh Xuan, punto de acceso a la capital y de control anticoronavirus.

Durante su visita, verificó el trabajo de los transportistas en la entrega de bienes esenciales a los residentes en el barrio y pudo comprobar el cumplimiento las medidas de control de la pandemia.

En una reunión de trabajo con funcionarios del distrito, Chinh señaló las deficiencias existentes e instó a las autoridades de base a hacer todo lo necesario para continuar con las tareas relacionadas con el escudo social, como herramienta de garantía de la seguridad y el bienestar de los residentes, al tiempo que se ha de intensificar la aplicación de medidas de distanciamiento social de cara a la festividad del Día Nacional.

El jefe del Gobierno recordó que “cada comuna, barrio y municipio es una fortaleza, cada ciudadano es un soldado”, siendo esta la hoja de ruta más adecuada en la lucha contra la pandemia, por consiguiente, la ciudad debe hacer todo lo necesario para mejorar en llevar a cabo de esta directriz./.

 


PCV