leftcenterrightdel
 Toma de muestra de COVID-19 para un estudiante de primaria (Fuente: VNA)

En el contexto del año 2021 con numerosos desafíos debido a los desarrollos complicados e impredecibles de la pandemia de COVID-19, el sector educativo cumplió con el plan del año escolar, al mismo tiempo que garantizó la salud de los estudiantes y docentes, minimizando así los resultados negativos.

Según el titular Nguyen Kim Son, las tareas se completaron básicamente de acuerdo con el plan establecido, gracias a los métodos y formas de enseñanza flexibles y diversificadas para responder al impacto del COVID-19.

El sector educativo tomó las iniciativas en planes y escenarios específicos para la enseñanza, basado en la situación epidémica y la capacidad de respuesta de las instituciones educativas, así como las condiciones de los estudiantes.

Sin embargo, después de dos años sufriendo los efectos de la pandemia de COVID-19, además de las dificultades en la enseñanza y el aprendizaje, las finanzas, los ingresos, la pérdida de empleo, entre otros, son problemas del sistema educativo.

En particular, el sistema privado de educación preescolar se ha visto seriamente afectado. Muchos establecimientos se obligaron a cerrar, ponerlos a la venta, mientras que varios trabajadores perdieron su trabajo y cerca de 1,2 millones de niños no tendrían puestos en escuelas.
Ante la situación, el ministerio planteó al Gobierno soluciones para apoyar a las instituciones educativas, como las políticas específicas de apoyo financiero. Al mismo tiempo, se propuso impulsar la transformación digital en la enseñanza y el aprendizaje.

En 2022, el sector de educación continuará realizando la renovación fundamental e integral de la educación y la formación, implementando la Estrategia de Desarrollo de la Educación 2021-2030, con una visión al 2045./.

VNA