leftcenterrightdel
El secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong. 

Estas características del pueblo han moldeado su alma y valentía, y han forjado valores como el patriotismo, la laboriosidad, el coraje, la inteligencia, el optimismo y la tolerancia, según dicho informe. 

El documento evalúa que, después de 35 años del Doi Moi (Renovación), la sociedad presta cada vez más atención a la educación integral ya que, mientras los valores morales tradicionales se preservan, se promueven e innovan en dirección al desarrollo de la economía de mercado y el proceso de integración mundial.

En su intervención en la ceremonia inaugural, el secretario general del Partido Comunista Nguyen Phu Trong calificó la cultura como la base espiritual de la sociedad, una fuerza endógena y un importante motor del crecimiento del país.

El desarrollo cultural debe sincronizarse con el progreso económico y social, lo que es considerado como una orientación fundamental de la construcción del socialismo en Vietnam, manifestó.

El máximo líder político recordó el trascendental papel que juegan el marxismo-leninismo y el pensamiento de Ho Chi Minh en la vida espiritual de la sociedad vietnamita y agregó que el país se esfuerza por construir una cultura avanzada e imbuida de identidad nacional, heredera de bellas tradiciones y al mismo tiempo, absorbe selectivamente los logros y la quintaesencia de otras culturas de diferentes lugares del globp. Esta labor ayudará a promover una sociedad moderna y saludable, donde sean respetados los intereses legítimos, la dignidad, la inteligencia, la moralidad, la salud física, los buenos estilos de vida y los valores estéticos, aseveró.

leftcenterrightdel
Los delegados a la reunión. 

Según Nguyen Phu Trong, el desarrollo cultural es un tema trascendental en las resoluciones del XIII Congreso Nacional del Partido Comunista. De esta manera, exhortó a los ministerios, los sectores y las localidades a seguir impulsando el patriotismo, la autosuficiencia, la solidaridad y la aspiración de ser un país próspero y un pueblo feliz, además de movilizar a toda la población para la implementación exitosa de los objetivos de desarrollo nacional.

“En esta etapa de renovación e integración internacional, debemos mantener nuestros valores y combinar tradición y modernidad, promoviendo aquéllos relacionados con la familia, el patriotismo, la solidaridad, la autosuficiencia, la honestidad, la responsabilidad, la disciplina y la creatividad. Estos se nutren entre si para construir una sociedad próspera, feliz y avanzada en un país unificado, independiente, pacífico, democrático, desarrollado y justo”, afirmó el máximo líder político de Vietnam.

Bajo estas premisas, Nguyen Phu Trong invitó a prestar mayor atención a la consolidación del Partido y la lucha contra la corrupción y otros actos ilícitos.

PCV