leftcenterrightdel
El embajador Dang Dinh Quy, jefe de la delegación de Vietnam ante las Naciones Unidas. (Foto: VNA) 

El diplomático enfatizó que los países deben resolver las causas profundas de los conflictos, incluida la pobreza, la desigualdad y la injusticia, la intolerancia, la discriminación y la incitación a la violencia, con el fin de construir una paz sostenible. Destacó también la importancia de garantizar una gobernanza transparente y responsable y promover una cultura de paz.

Las naciones necesitan establecer estrategias preventivas a corto y largo plazo en términos de política, diplomacia, cuestiones humanitarias, desarrollo e instituciones, dijo, y resaltó que la ONU y la comunidad internacional deben apoyar el desarrollo de capacidades para prevenir posibles enfrentamientos.

Con el fin de promover la solidaridad y reducir la brecha entre los grupos étnicos y las religiones, Dinh Quy propuso tomar medidas para llegar al consenso a través del diálogo y la reconciliación con la participación de todas las partes, incluidas las mujeres, los jóvenes, los ancianos y los grupos vulnerables.

De este modo, el diplomático vietnamita subrayó la movilización de recursos para los países relacionados y sugirió que las misiones y los grupos de la ONU a nivel nacional, las organizaciones regionales y los socios para el desarrollo fortalezcan la coordinación en ese trabajo.

En este proceso, dijo, las partes interesadas deben respetar los principios de no injerencia en los asuntos internos, la integridad territorial y la independencia política de los países, de acuerdo con la Carta de la ONU y el derecho internacional, y tener en cuenta el nivel de desarrollo, los antecedentes históricos y otras particularidades de cada país./.

VOV