leftcenterrightdel
La Cumbre de Educación para la Transformación en Nueva York. (Foto: VGP)

Al dirigirse a la Cumbre de Educación para la Transformación en Nueva York el 19 de septiembre, el primer día de la Semana de Alto Nivel de la 77.º sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Son dijo que después de dos años de lucha contra la pandemia de COVID-19, el sector educativo debe equipar a las generaciones actuales y futuras con conocimientos y habilidades para superar los desafíos que enfrenta el mundo, contribuyendo así al cumplimiento de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Los métodos de enseñanza y los planes de estudios pueden cambiar, pero la clave es ayudar a los estudiantes con orientaciones personales, construyendo así una base sólida con valores fundamentales a lo largo de sus vidas, dijo.

En el evento, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, destacó la necesidad de proteger el derecho a una educación de calidad para todos, especialmente para las niñas, en todas partes; y dar un nuevo enfoque a las funciones y habilidades de los docentes. Las escuelas deben convertirse en espacios seguros y saludables, sin lugar para la violencia, el estigma o la intimidación.

La revolución digital necesita beneficiar a todos los estudiantes, dijo, y agregó que nada de lo anterior será posible sin un aumento en la financiación de la educación y la solidaridad mundial.

Dijo que los socios para el desarrollo deberían revertir los recortes y dedicar al menos el 15 % de la asistencia oficial para el desarrollo a la educación. Las instituciones financieras internacionales deben poner a disposición recursos y espacio fiscal para que los países en desarrollo inviertan, dijo.

Guterres instó a las instituciones financieras internacionales a aprovechar el Servicio Financiero Internacional para la Educación recientemente lanzado, una nueva herramienta que tiene como objetivo movilizar 10 mil millones de dólares para ayudar a 700 millones de niños en países de ingresos medianos bajos a acceder a una educación de calidad.

Según datos de la ONU, alrededor del 70 % de los niños de 10 años en los países pobres no pueden leer un texto básico. O están fuera de la escuela, o están en la escuela, pero apenas están aprendiendo./.

PCV (Fuente: VNA)