leftcenterrightdel
 El primer ministro Pham Minh Chinh interviene en un debate. (Foto: VNA)

Una respuesta proactiva, oportuna y prudente

En la reunión del pasado 30 de julio bajo la conducción del primer ministro Pham Minh Chinh, al evaluar las políticas y medidas aprobadas e implementadas en los últimos tiempos por el ejecutivo vietnamita, los expertos y representantes de las organizaciones internacionales participantes coincidieron en que la nación indochina ha tomado iniciativas propias y ha adoptado políticas oportunas y acertadas, las cuales han facilitado alcanzar los objetivos de mantener estable la situación económica, controlar la inflación e impulsar la recuperación y desarrollo socioeconómico.

De acuerdo con Ha Thi Kim Nga, economista senior y representante del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía vietnamita ha experimentado una fuerte recuperación en muchas áreas, y la rápida inmunización frente a la COVID-19 le permitieron reactivar con eficiencia sus actividades. Además, su reserva en divisas es suficientemente abundante para poder desplegar las macro políticas, ajustando el FMI la previsión de crecimiento de Vietnam en 2022 al 7% del anterior nivel del 6%.

A su vez, la economista senior del Banco Mundial (BM), Dorsati Madani, también hizo una evaluación positiva sobre la situación económica de Vietnam, ya que, según estima, se encuentra en buena situación gracias a una buena recuperación de la demanda interna y del sector manufacturero. La experta señala que el mayor desafío de Vietnam en la actualidad radica en cómo actuar para lograr un equilibrio entre la recuperación económica y el control de la inflación, lo que agregó, exige una gran flexibilidad y agilidad a la hora de coordinar las políticas financieras y monetarias.

leftcenterrightdel
 La economista senior del BM Dorsati Madani interviene en la reunión. (Foto: sggp.org.vn)

Dorsati Madani sostiene en que la economía vietnamita todavía tiene mucho potencial para obtener un mayor desarrollo. Afirmó que la implementación de paquetes de apoyo económico y proyectos de inversión pública son los adecuados a la economía digital y el desarrollo verde que se está promoviendo, hacia un desarrollo más sostenible y así poder alcanzar la meta de convertirse en un país desarrollado en las próximas décadas.

La mayoría de los expertos nacionales y extranjeros presentes en las reuniones con el primer ministro Pham Minh Chinh expresaron su acuerdo en que la inflación en Vietnam tiene mucho que ver con el aumento de los costos, derivado del incremento de los precios de los hidrocarburos en el mundo y, por lo tanto, tiene su repercusión en el mercado doméstico. Recalcaron que en este contexto hay que prestar mucha atención al control de los precios de los productos relacionadas con el petróleo y la gasolina, a la hora de poner en marcha soluciones y políticas al respecto.

Más alta determinación y mayores esfuerzos

Mientras tanto, la línea rectora destacada por el mandatario vietnamita en las recientes citas consiste en no bajar la guardia, estar al tanto de la situación nacional y mundial, y tomar medidas proactivas, flexibles y sincrónicas a fin de continuar controlando la inflación, manteniendo la estabilidad macroeconómica y garantizando las grandes balanzas. El jefe del Ejecutivo consideró estos objetivos como tareas apremiantes, estratégicas y claves en lo que resta del año y en el período posterior.