Con una media de 16,5 millones de dólares por transacción, esta cantidad equivale a la mitad del valor por transacción del año pasado.

leftcenterrightdel
 La producción en el Parque Industrial de Noi Bai, Hanói. (Foto: Pham Hung)

Esta cifra decreciente está en línea con la tendencia mundial, con 8258 acuerdos de fusiones y adquisiciones registrados a nivel mundial durante el tercer trimestre de 2022 por valor de 544 000 millones de dólares, un descenso de 9605 acuerdos por valor de 1,05 billones de dólares en el mismo período del año pasado.

Un enfoque más cauteloso de los inversores en el período posterior a la pandemia, junto con la alta presión inflacionaria, la tensión geopolítica y las diferencias en las expectativas entre compradores y vendedores, están afectando las actividades de fusiones y adquisiciones transfronterizas, según el director ejecutivo de la KPMG Vietnam, Warrick Cleine, durante su intervención en el Foro M&A Vietnam 2022 celebrado el 23 de noviembre.

Cleine también agregó que los sectores de consumo, inmobiliario e industrial atraen la mayor proporción de inversión.

Mientras tanto, el director gerente del bufete de abogados ASL, Pham Duy Khuong, atribuyó la desaceleración de los acuerdos de fusiones y adquisiciones en Vietnam a un complicado proceso de diligencia debida, y remarcó que los inversores se están tomando más tiempo para evaluar factores de riesgo adicionales como la inflación o la recesión económica.

Por su parte, el director del bufete de abogados VILAF, sucursal de Hanói, Bui Ngoc Anh, señaló que el difícil entorno económico ha llevado a un número creciente de empresas a asegurar el capital vendiendo activos y recaudando ganancias.

“Los inversores no tiene prisa en tomar decisiones de compra con tantas opciones disponibles en el mercado, por lo tanto, priorizan la calidad sobre la cantidad. Buscan situaciones muy favorables antes de comprar y, por lo tanto, se está retrasando el proceso de negociación”, según Anh.

Sin embargo, se espera que el mercado se acelere en lo que resta del año y en 2023, ya que quienes tienen efectivo en este momento ven el período volátil del mercado como una oportunidad para comprar empresas a precios atractivos.

“Es probable que el mercado vea acuerdos de miles de millones de dólares el próximo año, ya que los inversores y las empresas están cerrando negociaciones en este momento”, agregó Anh.

Los expertos en fusiones y adquisiciones también sugirieron que los inversores extranjeros desempeñarán un papel más destacado en los próximos acuerdos, especialmente cuando las empresas locales luchan por obtener nuevo capital debido al aumento de las tasas de interés y la baja liquidez.

En este contexto, las empresas vietnamitas se ven como una opción atractiva para los inversores de Japón, Corea del Sur y Singapur, que ya representaron el 40 % del total de acuerdos durante los 10 meses.

El jefe de la división transfronteriza de la corporación RECOF, Masataka Sam Yoshida, declaró que una población joven, una clase media en aumento y un rápido crecimiento económico han colocado a Vietnam entre los mercados potenciales para los inversores japoneses en busca de acuerdos de fusiones y adquisiciones, especialmente en los campos de tecnología informática y tecnología digital, inmobiliario, comercio minorista y financiación al consumo.

Sobre las perspectivas económicas del país, el viceministro de Planificación e Inversión, Tran Quoc Phuong, dijo que la economía se había recuperado rápidamente después de dos años de graves impactos de la pandemia, lo que ha dado como resultado un crecimiento del PIB del 8,83 % en nueve meses y se prevé que alcance el 8 % para todo el año.

Phuong agregó que, a pesar de las sombrías perspectivas económicas mundiales, la economía de Vietnam seguirá pasando de la fase de recuperación a un desarrollo rápido y estable, y señaló que los inversores siguen confiando en la capacidad del gobierno para responder a la COVID-19, estabilizar la economía y mejorar el entorno empresarial, por lo que  considera que el estancamiento de las actividades de fusiones y adquisiciones en los últimos meses era a corto plazo pronto volverá a la senda de la recuperación.

“Vietnam sigue siendo un país seguro, atractivo y de alto potencial para los inversores que buscan nuevas oportunidades comerciales”, concluyó el viceministro.

PCV (Fuente: kinhtedothi.vn)