leftcenterrightdel
 El superintendente del Centro de Detención de la Seguridad Pública Provincial de Binh Duong otorga la decisión de amnistía en 2022 a 10 presos con buen proceso de reeducación. (Foto: Chinhphu.vn)

Con la decisión del presidente Nguyen Xuan Phuc aplicada en ocasión del Día Nacional, la amnistía de este año continúa reflejando la política humanitaria del pueblo vietnamita hacia los perpetradores de delitos, y la prioridad que el Partido y el Estado de este país conceden a la garantía y promoción de los derechos humanos, además de ser una bofetada a las calumnias y tergiversaciones que lo contradicen.

En Vietnam los derechos humanos son entendidos como los valores fundamentales que la humanidad ha conseguido durante la lucha por adaptarse a la naturaleza y la sociedad, a fin de reafirmar su posición política, económica, social, cultural y jurídica.  

Garantizar los derechos humanos es una política invariable del Estado vietnamita, que siempre coloca a las personas en el centro de sus lineamientos y acciones, y que las considera como la motivación del proceso de renovación y desarrollo de la nación, en aras de elevar su nivel de vida y su disfrute de los derechos. 

Estas disposiciones son consagradas en la Constitución nacional, además de ser protegidas en los textos jurídicos específicos e implementadas en la práctica. La Resolución del XIII Congreso del Partido Comunista de Vietnam afirma: “Respetar, garantizar y proteger los derechos humanos y los derechos y deberes ciudadanos según la Constitución de 2013; ligar los derechos de los ciudadanos a sus deberes y responsabilidades para con la sociedad”.

El documento también enfatiza: “El pueblo es el centro y sujeto de la renovación, construcción y defensa de la Patria; todos los proyectos y políticas deben partir realmente de la vida, las aspiraciones, los derechos y los legítimos intereses de la ciudadanía, teniendo como fin alcanzar la felicidad y el bienestar de las personas”.

En este sentido, la política constante del Partido y el Estado de Vietnam es proteger y promover por igual los derechos humanos legítimos para todos, incluidos los que cumplen penas de prisión. Esto ha quedado establecido en la Constitución de 2013, así como en el Código Penal, el Código de Procedimiento Penal, la Ley de Ejecución de la detención y custodia y la Ley de Ejecución de Sentencias Penales, entre otras legislaciones.

leftcenterrightdel
Reclusas en un taller de costura en la Prisión No. 5, en la provincia de Thanh Hoa, en agosto de 2022. (Foto: Vnexpress) 

Cabe destacar que los actos de violación de la ley se tratan de acuerdo con las regulaciones nacionales. Por lo tanto, todos los presos que reciben la amnistía este año, como en los periodos previos, son aquellos que cometieron violaciones del Código Penal de Vietnam y fueron castigados por los Tribunales Populares de la República Socialista de Vietnam en todos los niveles. De este modo, las decisiones de indulto no discriminan ni restringen a ningún recluso, ya sea vietnamita o extranjero, si cumple las condiciones prescritas por la ley.

El trabajo de amnistía de este año se ha llevado a cabo sobre la base de normas establecidas, es decir, con seriedad, transparencia, democracia y justicia, para beneficiar a todos los merecidos.

Además, es importante recalcar que la política de amnistía de Vietnam no se limita a la liberación anticipada de condenados a prisión, sino que también se muestra en la creación de condiciones favorables para que los mismos eviten la reincidencia y se reintegren a la comunidad. Eso fue reiterado una vez más por el presidente de la República Nguyen Xuan Phuc en una sesión de trabajo con el Comité Permanente del Consejo Asesor para la Amnistía en 2022, cuando el estadista pidió a las instancias del Partido y las administraciones locales facilitar la pronta reinserción social de las personas indultadas.

Así pues, los hechos son las pruebas más convincentes y ningún argumento falaz puede tergiversar la verdad. Los reos amnistiados que regresan a sus hogares para rehacer sus vidas, dejando atrás el sombrío pasado, son los que contribuyen a aumentar la confianza de la población en la política de clemencia y humanismo de su país y en la naturaleza del sistema socialista.  

VOV