leftcenterrightdel
 Foto ilustrativa: VNA

Dos años después de la entrada en vigor del Acuerdo de Libre Comercio UE-Vietnam (EVFTA), Vietnam ha visto un aumento en sus exportaciones agrícolas a la UE, lo que lo convierte en el tercer mayor mercado de exportación de productos agrícolas de Vietnam.

Pero últimamente ha habido múltiples advertencias de las autoridades de la UE con respecto a la seguridad alimentaria.

La Autoridad de Notificación Sanitaria y Fitosanitaria de Vietnam y el Punto de Información (SPS), dependiente del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, recibió recientemente un aviso del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea (EU RASFF) sobre los fideos instantáneos vietnamitas exportados a Europa. 

En concreto, Alemania emitió advertencias contra los fideos instantáneos con sabor a pollo de la empresa Asia Food con sede en la provincia sureña de Binh Duong, tras detectar que contienen óxido de etileno (EO) que supera el nivel aceptable de la UE.

Malta también advirtió contra los fideos de arroz de la marca Nguyen Gia y ordenó un retiro del mercado, alegando que dichos productos han sido procesados a partir de arroz modificado genéticamente no autorizado.

Mientras tanto, Polonia devolvió los productos de fideos instantáneos para niños de la compañía Vietnam Food Industries (Vifon), con sede en Ciudad Ho Chi Minh, después de advertir sobre un peligro que aún no se ha aclarado.

El subdirector de MSF Vietnam, Ngo Xuan Nam, instó a las empresas locales a conocer y cumplir estrictamente las regulaciones de los mercados de exportación para evitar que los productos sean retirados del mercado, lo que repercute negativamente en su credibilidad.

“Se espera que las empresas refuercen el control de calidad de los alimentos para animales en la acuicultura y también aborden los riesgos para la seguridad alimentaria durante el proceso de procesamiento posterior”, dijo Nam.

Para el arroz, las verduras y las frutas, Nam pidió a las empresas que sigan las regulaciones sobre el uso de pesticidas, controlen los riesgos en el proceso de procesamiento y empaque, además de garantizar el cumplimiento de las reglas de origen.

Según Nam, la UE regula un nivel muy bajo de EO en vegetales secos y especias de 0,01 a 0,02 mg por kilogramo. “Los comerciantes locales que exportan a la UE, por lo tanto, deben ajustar sus tecnologías y utilizar los ingredientes correctos para cumplir con los requisitos del mercado”, señaló.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Le Minh Hoan, señaló que la UE sigue siendo uno de los mercados más exigentes del mundo con disposiciones legales estrictas para proteger los derechos de los clientes.

Según Hoan, se requiere una estrategia general y un plan de acción para penetrar aún más en este mercado. Señaló las tres barreras más desafiantes para los productos agrícolas de Vietnam, a saber, el cambio climático, la volatilidad del mercado y el cambio en la preferencia del cliente.

“El mundo se está volcando hacia la producción y el consumo verdes”, remarcó.

El presidente de la junta del comerciante agrícola local Ameii Vietnam, Nguyen Khac Tien, dijo que se requiere un proceso de control de calidad efectivo para toda la cadena de producción, desde la producción hasta la cosecha y la distribución.

“Un eslabón débil en ese ciclo afectaría a todos”, agregó.

Para garantizar exportaciones de productos agrícolas sostenibles a la UE, Nam de SPS Vietnam esperaba que las empresas locales cumplieran con todos los requisitos de este mercado y dijo que "evadirlos no es una opción".

“Es normal que los países reciban una advertencia de los mercados de exportación, pero es importante sacar la lección y abordar las deficiencias”, dijo.

“A largo plazo, se requiere que las empresas locales cambien de mentalidad y se concentren en la calidad del producto. En el caso de las pequeñas y medianas empresas, deben contar con un departamento especializado en la especificación técnica para las exportaciones”.

PCV (Fuente: VNA)