leftcenterrightdel
 Foto de ilustración. (Fuente: VNA)

Este pronóstico es más bajo que el del gobierno vietnamita, cifrado entre el 6,5% y el 7%, del banco HSBC del 6,5% y del banco Standard Chartered del 6,7%.

Se espera que el sector de servicios de Vietnam se recupere una vez que los consumidores e inversionistas recuperen la confianza, y la industria manufacturera del país se beneficiará debido a la demanda estable de Estados Unidos, la UE y China. Se espera que el sector agrícola crezca al mismo ritmo que el de 2020-2021, dice el informe.

Además, el déficit presupuestario y la deuda pública se mantendrían con una relación deuda y PIB del 58,8%.

La recuperación económica de Vietnam también se vería favorecida por una política fiscal más laxa, al menos durante la primera mitad de 2022. Sin embargo, la incierta trayectoria de la pandemia sigue presentando riesgos.

Así, el informe sostiene que la aparición de nuevas variantes puede conducir a la aplicación de medidas de distanciamiento social, lo que afectaría las actividades económicas. La menor demanda dentro del país también podría afectar su recuperación económica.

A medida que los socios comerciales de Vietnam experimentan una reducción de la presión fiscal, las capacidades para respaldar su economía podrían verse afectadas si persiste la crisis provocada por el coronavirus. Esto también podría ralentizar la recuperación global y debilitar la demanda de exportaciones de Vietnam, según el informe.

Por lo tanto, el informe sugiere que se apoye más a las empresas y a las personas que se ven afectadas por el coronavirus, además, los programas de bienestar social deben determinar con precisión los destinatarios y desplegarse de manera más efectiva con el fin de mitigar las consecuencias de la crisis./.

PCV (Fuente: vnexpress.net)