leftcenterrightdel
Representantes del PNUD, Embajada de Japón y empresas comparten en el evento. (Foto:  PNUD)

El nuevo proyecto ayudará a fortalecer la comprensión y la capacidad de los gobiernos nacionales, las empresas japonesas, sus proveedores y socios para implementar los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos (UNGP). Vietnam es uno de los diecisiete países priorizados por el Gobierno de Japón para este proyecto global para promover prácticas comerciales responsables en las empresas japonesas y sus cadenas de suministro en Vietnam.

En Vietnam, el proyecto se centrará en promover la debida diligencia en materia de derechos humanos, un elemento central de los UNGP, a través de sesiones de capacitación y orientación para empresas japonesas y sus cadenas de suministro.

Según Caitlin Wiesen, Representante Residente del PNUD en Vietnam, el sector privado tiene un papel de liderazgo que desempeñar en el fomento de una sociedad más equitativa y sostenible.

“Japón se encuentra entre los primeros países de Asia en adoptar un Plan de Acción Nacional sobre Empresas y Derechos Humanos. Hoy, el PNUD y el Gobierno de Japón se complacen en lanzar una asociación estratégica global en Vietnam para promover negocios responsables, mediante la introducción de la debida diligencia en materia de derechos humanos entre las empresas japonesas y sus proveedores, con el fin de permitir una mejor gestión de los riesgos potenciales y mejorar la competitividad en la cadena de suministro global," señaló Caitlin Wiesen.

El gobierno japonés ha demostrado un firme compromiso con los Principios Rectores a través de la adopción del Plan de Acción Nacional (PAN) sobre Empresas y Derechos Humanos en octubre de 2020. Este compromiso reforzará la reputación y el desempeño de las empresas japonesas tanto en Japón como en los países donde operan. El Gobierno de Vietnam, con el apoyo técnico del PNUD, ha estado desarrollando su propio PAN que se espera que sea presentado al Primer Ministro para su aprobación en 2023.

Por su parte, Daisuke Okabe, Ministro de la Embajada de Japón en Vietnam, declaró que, “esperamos que las empresas japonesas utilicen activamente la información y los conocimientos proporcionados a través de este proyecto en sus propias operaciones, aborden de manera proactiva los riesgos relacionados con los derechos humanos y mejoren aún más su reputación en el mercado global”.

El apoyo del Gobierno de Japón a este proyecto global complementa la financiación proporcionada al PNUD por la Unión Europea y el Gobierno de Suecia para promover los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos entre gobiernos y empresas de países de todo el mundo./.

PCV (Fuente: VNA)