leftcenterrightdel
Duong Van Hung (izquierda) y un colega analizan las mejoras de los nuevos productos. (Foto: vnexpress.net) 

Los días previos al festejo de Tet del Tigre 2022, miles de obreros de la compañía Samsung Electronics Vietnam Thai Nguyen estuvieron trabajando a plena capacidad en el modelo de teléfono S22 para poder lanzarlo al mercado justo después de las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

En años anteriores, era una preocupación permanente para los trabajadores el no rayar los teléfonos mientras trabajaban, y alinear bien la proporción de colores de las carcasas. Sin embargo, desde 2021, gracias a la iniciativa de Duong Van Hung para mejorar el procesamiento de colores, todos los problemas técnicos en este paso se han solucionado por completo. Esta iniciativa no sólo benefició a la compañía con más de 30 mil millones de dong, casi un millón 327 mil dólares, y la ubicó en el primer rango dentro del sistema global de sociedades de Samsung, sino que también se tradujo en muchos pedidos nuevos y en el aumento de oportunidades laborales para los trabajadores vietnamitas. Hung compartió: “Me inquietaba siempre la idea de cómo ganar más pedidos para la compañía y los obreros vietnamitas. Quería mostrar al sistema global de firmas de Samsung y a los amigos del mundo lo que es la inteligencia de Vietnam”.

A su vez, Nguyen Minh Hoai, profesor de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos, ha realizado una variedad de investigaciones en los campos de visión artificial y aprendizaje de máquinas. Sus obras han sido publicadas en conferencias y revistas de primer orden del sector como CVPR, ICCV, NIPS y PAMI. En 2021 Minh Hoai ganó el premio para el mejor trabajo en la conferencia internacional de CVPR.

Después de 20 años de estudiar y trabajar en diversos países, el deseo de regresar a contribuir a la tierra natal lo empujó a volver a Hanói, donde en la compañía VinAI se dedica a resolver los problemas científicos que enfrentan los vietnamitas. El experto nacido en 1982 dijo: “Deseo resolver los problemas propios de los vietnamitas. Si no lo hacemos los vietnamitas nadie puede hacerlo por nosotros. Por ejemplo, ¿cómo apoyar el transporte para una circulación más segura de los vehículos y de sus conductores? O, ¿cómo analizar el comportamiento y la biometría de los vietnamitas? Creo que estos son los sectores a los que puedo aportar. Ahora me siento muy feliz. Para mí el Tet es un momento muy sagrado, cuando uno se mira a sí mismo y revisa lo que logra o no logra hacer durante todo un año”.

leftcenterrightdel
 El embajador israelí en Hanói Nadav Eshcar y Miss H'Hen Nie con estudiantes en Ha Giang en el acto de donación de bibliotecas. (Foto: Embajada de Israel)

El 2021 también fue inolvidable para H’Hen Nie, la coronada miss de Vietnam en 2017 y clasificada en el Top 5 del concurso de belleza Miss Universo 2018. Contó que hubo momentos en que Ciudad Ho Chi Minh, donde trabajaba, parecía un desierto. Por las calles sólo se veía a shippers y vehículos de servicios de delivery. La joven originaria de la tierra de Tay Nguyen (Meseta Occidental) tenía mucho miedo, pero decidió quedarse y unirse al trabajo de los voluntarios para apoyar a la gente en el tiempo más crítico de la pandemia de covid-19 en la metrópoli sureña. Y desde esta primavera, los niños del distrito de Bac Me, en la provincia montañosa septentrional de Ha Giang pueden disfrutar de dos bibliotecas Room To Read con 10 mil libros donados por ella y la embajada de Israel en Vietnam. Por la entusiasta participación de H’Hen Nie en las actividades comunitarias, le entregaron el título “Ciudadana destacada” de Ciudad Ho Chi Minh en 2021.

Estos son tan sólo tres ejemplos, pero con un espíritu de entrega y vanguardia, muchos jóvenes intelectuales de Vietnam han trabajado en conexión con personas de su misma edad y del mismo interés para prestar ayuda a quienes la necesitan y para contribuir al progreso y el posicionamiento de su país en el plano mundial./.


VOV