Ubicada en el Complejo de Tratamiento de Residuos de Nam Son en Hanói, la planta es capaz de quemar 4000 toneladas de residuos secos al día.

leftcenterrightdel
 Ingenieros supervisan y operan el proceso de tratamiento de residuos una vez que la planta se conecta a la red eléctrica nacional. (Fuente: plo.vn)

Nguyen Thi Hong Van, directora general de desarrollo de mercado en el Sudeste Asiático de la empresa Thien Y Environmental Energy, principal inversionista del proyecto, informó que, desde ahora hasta finales de septiembre, la planta operará un incinerador con capacidad para manejar 800 toneladas de desechos por día. 

“El primer generador de la planta de Soc Son tiene una potencia de 15MW. Tiene una capacidad de combustión de alrededor de 1000 toneladas de residuos, aproximadamente una séptima parte de la cantidad de basura que se produce en la capital todos los días, para generar electricidad. Se espera que toda la planta genere hasta 75MW de electricidad por hora. Alrededor de 20MW de la electricidad generada durante el proceso de combustión se utilizarán para alimentar las operaciones de la planta, mientras que alrededor de 50MW se suministrarán a la red nacional”, dijo Van y agregó que su empresa está finalizando los trámites para completar la segunda y tercera fase de cuatro incineradores. 

Se espera que los cinco incineradores entren en funcionamiento en los próximos meses de 2022, elevando la capacidad total a 5000 toneladas de desechos por día (tratando el 60-70% del total de desechos enterrados de Hanói).

“Todos los ajustes técnicos para el segundo generador se han completado y también comenzará a operar después de obtener la aprobación de las autoridades. Tres cámaras de combustión también se han calibrado con éxito y pueden operar tan pronto como se les permita hacerlo. La planta consumirá alrededor del 15 al 20 % de su producción y venderá el resto a la corporación estatal de electricidad de Vietnam”, concluyó Van.

El proyecto de conversión de residuos en energía de Soc Son fue aprobado por las autoridades de Hanói a finales de 2017 con una inversión total de 7 billones de dong (casi 30 millones de dólares estadounidenses). Se espera que la planta ayude a gestionar el tratamiento de residuos en la ciudad capital, considerado durante mucho tiempo como un problema muy frustrante para los residentes que viven cerca del complejo de tratamiento de residuos de Nam Son.

Según el Departamento de Construcción de Hanói, la urbe descarga actualmente entre 6500 y 7000 toneladas por día, que se procesan principalmente en dos complejos de tratamiento de residuos en el distrito de Soc Son y el pueblo de Son Tay. Hasta ahora, en su mayoría se enterraban o se convertían en fertilizante, y una porción muy pequeña se quemaba para producir electricidad.

Según el plan maestro de la ciudad para 2030 con una visión para 2050, Hanói tendrá 17 zonas de tratamiento de residuos. Sin embargo, muchos proyectos de tratamiento de residuos se han retrasado debido a obstáculos relacionados con la limpieza del sitio.

Se espera que el proyecto de conversión de residuos en energía de Soc Son reduzca la contaminación, que durante años ha afectado la vida de las personas en la ciudad capital.

PCV (Fuente: plo.vn)