Sobre el paquete de asistencia, Hoang Van Cuong, diputado de la delegación parlamentaria de la ciudad de Hanói, destacó la importancia de los préstamos crediticios en respuesta a la demanda de la comunidad empresarial.

“En este sentido, se combinan las políticas fiscales y las monetarias para que este se beneficie de ayudas de cara a su desarrollo. Los paquetes de ayuda se concentrarán en la producción y el comercio, convirtiéndose en un recurso importante para el proceso de estabilización y crecimiento”, afirmó Van Cuong.

El diputado invitó a debatir sobre cómo aumentar la absorción del capital de la economía. “Tenemos dos planes: uno radica en políticas destinadas a resolver los problemas del desembolso de inversiones públicas, y el segundo es aumentar la capacidad de las empresas en el acceso al crédito”, propuso.

leftcenterrightdel
El ministro de Planificación e Inversión Nguyen Chi Dung. (Foto: VNA) 

Con anterioridad, el ministro de Planificación e Inversión Nguyen Chi Dung esclareció el objetivo del programa de recuperación y desarrollo socioeconómicos, enfocado en reactivar con celeridad las cadenas de producción, suministro y mano de obra a fin de que se alcance un crecimiento del 6,5 al 7 % en el período 2021-2025, además de mantener la estabilidad macroeconómica y el equilibro de los indicadores más importantes a medio y largo plazo.

De acuerdo con Chi Dung, el programa tiene una escala suficientemente grande y que afecta tanto la oferta como la demanda, e identificará a las personas o colectivos que precisan la ayuda y evitarán el desperdicio de recursos.

Las políticas y medidas de apoyo son factibles y fáciles de implementar, controlar y evaluar, además de crear nuevos motores de crecimiento, elevar la productividad y eficiencia, la competitividad y resiliencia de la economía a medio y largo plazo, manifestó el ministro.

El programa consta de cinco grupos de tareas y soluciones, principalmente asociadas con la escala de implementación de cada paquete, de los cuales sesenta billones de dongs (2630 millones de dólares) se desembolsan para la apertura de la economía en asociación con los presupuestos para mejorar la capacidad sanitaria frente a la pandemia de COVID-19. También aportará más de cincuenta y tres billones de dongs (2320 millones de dólares) para garantizar la protección social y respaldar la creación de empleo, además de ciento diez billones de dongs (4820 millones de dólares) para respaldar la recuperación de empresas, cooperativas y hogares de comerciantes.

Con el objetivo de asegurar la implementación efectiva y exitosa de las metas, tareas y soluciones establecidas en el Programa, el Gobierno solicitó a la Asamblea Nacional su permiso para poner en marcha tres proyectos de inversión pública en la región. También sometió a la consideración de la Asamblea Nacional el aumento del déficit presupuestario del Estado para tener una fuente para cumplir el Programa con un monto total de doscientos cuarenta billones de dongs (más de 10 536 millones de dólares) en el período 2022-2023. Asimismo, analizó la posibilidad de eximir y reducir impuestos de alrededor de sesenta y cuatro billones de dongs (más de 2800 millones de dólares) en 2022 y recalcular el déficit presupuestario estatal correspondiente.

PCV (Fuente: VNA & VOV)