leftcenterrightdel
Foto de ilustración. (Fuente: VNA) 

En 2022, diferentes organizaciones internacionales califican el sector textil en la primera posición en términos de posibilidades de recuperación, sin embargo, no se espera que la demanda total aumente mucho, mientras que otros países de la industria están luchando por aumentar la participación en el mercado de exportación.

Vuong Duc Anh, Jefe de Oficina de la Junta Directiva del Grupo Nacional de Textiles y Prendas de Vestir de Vietnam, dijo que a partir de la situación de interrupción de la cadena de suministro de la industria textil durante los dos años de la pandemia de COVID-19, las empresas se han dado cuenta de que el abastecimiento de las principales materias primas del país es la clave para el desarrollo sostenido.

“Tenemos una estrategia para desarrollar una cadena de suministro nacional en el sistema del Grupo, desde hilo, tejido, tintorería, costura, y aspiramos a convertirnos en un proveedor integral de las empresas grandes. Se espera que desde ahora hasta 2025, nos centremos en desarrollar la cadena textil completa. Hemos completado un sistema de producción de hilo en los últimos 5 años, así como un área de costura grande y de buena reputación. La lección prioritaria que el Grupo establece en el contexto de la pandemia es proteger la fuerza laboral y mantener una posición de suministro textil a nivel global a toda la industria. Además de los resultados de las actividades productivas y comerciales, la industria textil y de la confección tiene como objetivo la protección social y los ingresos de los empleados “, agregó Duc Anh.

En 2022, las empresas textiles se esforzarán por convertirse en un eslabón esencial de la cadena de suministro textil mundial./.

PCV (Fuente: VOV)