Cada “escuela de la felicidad” debe cumplir con 3 criterios: amor, seguridad y respeto. La felicidad se puede ver en los rostros de los pequeños estudiantes.

“Cada día que pasamos en la escuela es una alegría para nosotros porque nos brinda amor, protección y respeto, en un ambiente seguro. Estamos protegidos de la violencia escolar y participamos en muchas actividades divertidas e interesantes".

"Me gusta ir a la escuela. Todos los profesores son cercanos y se preocupan por nosotros. Nos llevamos muy bien con los compañeros de clase. Aquí nos ofrecen algunas actividades extraescolares realmente divertidas, así como habilidades para la vida diaria".

leftcenterrightdel
 Una actividad al aire libre en la escuela secundaria de Luc Yen. (Foto: yenbai.gov.vn)

Tres años después del establecimiento de las “Escuelas de la felicidad”, los resultados son satisfactorios. Estos centros educativos brindan un ambiente seguro y amigable y sus métodos de enseñanza ayudan a desarrollar la creatividad y aumentar la motivación de los estudiantes. Las actividades colectivas y extraescolares son numerosas y se realizan en un contexto cálido. Los padres están encantados.

“Estamos tranquilos porque nuestros hijos tienen lecciones útiles y experiencias interesantes. Apoyamos este modelo de aprendizaje”.

"Estoy encantado de saber que a mis hijos les gusta venir a la escuela y que aprenden mientras se divierten".

Hasta el año académico 2020-2021, 136 de las 452 escuelas de Yen Bai cumplen con los estándares de la "Escuela de la felicidad", explicó Vuong Van Bang, vicedirector del Servicio provincial de Educación y Formación.

“Multiplicaremos este modelo en la provincia e impulsaremos el movimiento de emulación 'Los profesores renuevan sus métodos de enseñanza para crear escuelas de la felicidad”.

Al igual que el sector educativo nacional, Yen Bai está trabajando para proporcionar a los niños de la provincia "escuelas de la felicidad" con métodos de enseñanza renovados.

VOV