leftcenterrightdel
Una obra. Foto: Tuoi tre thu do

Además de sentir pasión por las flores naturales, Le Thanh Tra, una joven procedente de Hanói, ha creado con éxito pinturas 3D hechas con flores de arcilla.

“La juventud”, “La entrada del verano”, “Esperanza” o “Día feliz” son los nombres de las obras de Thanh Tra, hechas con la ingeniosa combinación entre la tecnología de visualización en tres dimensiones y su capacidad creativa.

Al mirar estas imágenes, nadie se da cuenta de que son pinturas hechas de flores de arcilla por su suavidad y autenticidad.

leftcenterrightdel
 Le Thanh Tra. Foto: Doanh nghiep cuoc song

 

Según Thanh Tra, para crear estas obras, la artesana debe observar con mucha atención las características y partes de cada tipo de flor, y sobre todo, ser hábil.

Gracias a su dedicación y a sus incesantes esfuerzos, Thanh Tra ha creado unas pinturas de gran belleza.

Al comenzar a hacer flores de arcilla, muchas personas están impacientes por terminar la flor de inmediato, indicó Thanh Tra y agregó que esta labor requiere paciencia, perseverancia y pasión.

A primera vista parece sencillo, pero las etapas de hacer los pétalos con curvas suaves naturales, crear diferentes densidades de color, así como disponer las posiciones de las flores, requieren un largo proceso de trabajo.

Según Thanh Tra, para hacer una buena flor de arcilla, se deben estudiar con éxito diez diferentes etapas para plasmar esas flores en las pinturas. Y no importa cuán hábil sea, se necesita al menos un mes para completar cada obra.

Para hacer una pintura 3D sobre un campo de lotos blancos como este, Thanh Tra y sus tres compañeros necesitaron más de un mes para perfeccionarla. Esta joven chica quiere difundir su pasión por las flores de arcilla a la comunidad./.

 


PCV (Fuente: VNA)