Vietnam necesita 368 000 millones de dólares para lograr su objetivo de cero emisiones netas

Domingo, 03/12/2023 19:29
(PCV) - Según estimaciones del Banco Mundial (BM), hasta 2040, Vietnam necesitará alrededor de 368 000 millones de dólares para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas.

GFANZ espera estrechar la colaboración con Vietnam en la transición energética

Viceprimer ministro solicita la coordinación armoniosa en la implementación del Plan Maestro Nacional de Energía

Vietnam busca apoyo de Reino Unido y la UE para una transición energética justa

Alemania lista para apoyar a Vietnam en proceso de transición energética

leftcenterrightdel
Vietnam necesita alrededor de 368 000 millones de dólares para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas. (Foto: VGP)

Movilizar recursos para desarrollar el mercado financiero verde

En la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26) de 2021, el primer ministro Pham Minh Chinh afirmó que Vietnam se compromete a lograr cero emisiones netas para 2050.

Además, para alcanzar con celeridad el objetivo a largo plazo del desarrollo sostenible, convertirse en un país de ingresos medianos altos para 2030 y de ingresos altos para 2045, garantizando que todas las personas tengan una buena calidad vida, el crecimiento verde es condición de posibilidad. Así, y según estimaciones del BM, Vietnam necesitará invertir aproximadamente 368 000 millones de dólares adicionales para 2040, equivalente al 68 % de su Producto Interno Bruto (PIB) anual para seguir la hoja de ruta citada.

Los expertos evalúan que el mercado financiero verde es un importante canal de capital para el crecimiento verde en todas las economías. En Vietnam, el sector público sólo puede cubrir aproximadamente un tercio de los recursos necesario, por lo que, además de esta fuente, en los últimos años se han movilizado recursos del sector privado y de organizaciones internacionales, a través de la formación y desarrollo del mercado financiero verde, el cual hasta la fecha se ha centrado en tres componentes: crédito, acciones y bonos verdes.

En este sentido, se considera una prioridad de todo el Gobierno y de la comunidad empresarial completar mecanismos y políticas para desarrollar mercados y productos financieros ecológicos, ayudando así a movilizar flujos de capital de este tipo provenientes de los fondos de inversión al mercado de valores.

Según las estadísticas, entre 2019 y 2023, Vietnam emitió 1157 millones de dólares en bonos verdes, habiendo concluido el marco normativo el Ministerio de Finanzas junto con las agencias pertinentes, pudiendo encontrarse en el mercado bonos gubernamentales, bonos garantizados por el gobierno y bonos de los gobiernos locales, que sirven para proyectos u obras "verdes" como riego, protección ambiental o energía eólica y solar.

Para incentivar el desarrollo del mercado de bonos verdes, el Ministerio de Finanzas ha emitido una circular que orienta a los emisores e inversores involucrados a disfrutar de un descuento del 50 % en los precios de los servicios necesarios en el mercado.

Por otro lado, según datos del Banco del Estado, el saldo del crédito verde de Vietnam al 30 de junio de 2023 era bastante modesto, alcanzando casi 528,3 billones de dongs, lo que representa alrededor del 4,2 % de los préstamos de toda la economía.

Además, y de acuerdo con Tran Hoai Nam, director general adjunto de HDBank, el capital financiero internacional para el desarrollo verde ya no es barato. Sin embargo, a largo plazo, el capital de las instituciones financieras internacionales sigue desempeñando un papel importante en el avance hacia los bonos y el crédito verdes, enfatizó.

Otro desafío, según Tran Hoai Nam, es la capacidad de innovar con el desarrollo verde. Esto incluye infraestructuras y condiciones de producción y formación de recursos humanos, además de normas de gestión y de divulgación de la información. Una vez cumplidas estas tareas, entraremos en un proceso de transición para el que no todas las empresas están preparadas, especialmente en términos de capital de inversión y actividades operativas.

leftcenterrightdel
El desarrollo de energías renovables se centra en la implementación de objetivos de reducción de emisiones. (Foto: tapchimoitruong.vn)

Grandes desafíos entrelazados con oportunidades

Sin embargo, siempre hay oportunidades que conllevan desafíos. De acuerdo con Tran Hoai Nam, Vietnam puede acceder a fuentes de capital preferenciales y bancos comerciales vietnamitas e instituciones financieras importantes del mundo han aumentado continuamente el límite de financiación del crédito verde.

La transición verde también ayudará a reducir los costos futuros y hacer cumplir los compromisos y las regulaciones ambientales y de desarrollo sostenible, apoyará a las empresas en la mejora de su calificación crediticia y atraerá capital de inversión a las compañías, respaldándolas a la hora de reestructurar la producción, los recursos humanos, la productividad laboral y los estándares de gestión. A partir de ahí, las empresas mejorarán su competitividad y ampliarán los mercados, especialmente aquéllos que requieren certificados verdes, además de mejorar la eficiencia operativa.

Para el sector bancario, el Banco del Estado aprobó el "Proyecto de Desarrollo del Banco Verde en Vietnam" junto con diversos programas de acción para implementar la Estrategia Nacional de Crecimiento Verde apropiada para cada etapa.

La agencia reguladora también exige a los bancos comerciales que desarrollen regulaciones sobre la gestión de riesgos ambientales y sociales en las actividades de concesión de crédito, promoviendo los créditos verdes. El Banco del Estado pretende que para finales de 2025 la proporción de crédito verde en la economía alcance el 10 % desde el 4,2 % actual.

En este sentido, Tang The Hung, vicedirector del Departamento de Ahorro de Energía y Desarrollo Sostenible (Ministerio de Industria y Comercio) evaluó que el logro de cero emisiones netas es un desafío enorme en el proceso de desarrollo económico, pero factible.

En un escenario normal, se espera que las emisiones totales del país para 2030 sean de 932 millones de toneladas, de las cuales 680 millones de toneladas corresponderán al sector energético. Sin embargo, el recién anunciado Plan de Energía 8 indica que las emisiones para 2030 deberían suponer 250 millones de toneladas. Para este objetivo, la energía eólica y solar han de atraer inversores potenciales y crear condiciones para que los bancos financien capital, en un momento en el que, a nivel global, se favorece el capital y las finanzas verdes, y este será un criterio competitivo entre dichas instituciones en el futuro próximo, ayudando a Vietnam a desarrollar su industria energética, con el objetivo de convertirse en un centro industrial de energía limpia y exportador de energía renovable en la región.

En su intervención en la conferencia “Visión verde de Vietnam e historias típicas” celebrada la semana pasada en Hanói, el profesor asociado y doctor Tran Dinh Thien, exdirector del Instituto de Economía de Vietnam, evaluó que los contenidos del simposio son también una misión que debe llevarse a cabo, una tarea vital que aporta los mayores beneficios.

Este experto comentó que el crecimiento verde es la tendencia global dominante y la máxima prioridad para todo el mundo. Vietnam también está bajo la presión de esa tendencia, y ésta también es una dirección de desarrollo para convertirse en un país líder en la región.

“La primera persona tendrá dificultades, pero también será la primera en beneficiarse”, enfatizó Tran Dinh Thien.

PCV

Noticias relacionadas

COMENTARIOS
Nombre y apellido
Correo electrónico
Comentarios

/

Autenticación de seguridad