leftcenterrightdel
 Un ejercicio de guerra química en Hanoi. (Foto: VNA)

El plan tiene como objetivo mejorar la gestión estatal en defensa civil, utilizar recursos para prevenir, pronosticar y responder a catástrofes y reducir las pérdidas, mantener la estabilidad sociopolítica y garantizar el desarrollo sostenible.

Durante el período 2021-2025 y en los próximos años, se prevé el resurgimiento de catástrofes como guerras, tsunamis, tormentas, tifones, inundaciones generalizadas, aumento del nivel del mar, intrusión salina, contaminación ambiental, fugas de radiación, colapso de la construcción, accidentes de tráfico, incendios forestales generalizados y enfermedades.

Ante esto, el plan ha definido los preparativos y la respuesta a las guerras como una tarea regular a largo plazo. Mientras, la prevención y respuesta a incidentes y desastres naturales y la solución de sus consecuencias se erigen como tareas urgentes, junto con la respuesta a los desastres naturales como tarea central.

El plan enfatiza en la necesidad de consolidar aún más el sistema de gestión y control y en construir una base de datos nacional, el mantenimiento de recursos humanos e instalaciones, organizar el entrenamiento para las fuerzas de intervención, junto con simulacros y festivales deportivos, así como intensificar el trabajo de comunicación./.


PCV (Fuente: VNA)