leftcenterrightdel
La Catedral de San José (Hanói) en Navidad. (Foto: vnespress.net)

En la Catedral de San José (Hanói), este año, no permiten la entrada de grandes multitudes al área navideña, solo los invitados pueden entrar a fin de evitar el riesgo de propagación.

En proceso de renovación, la catedral de Hanói aún se mantiene espléndidamente decorada, con un pino gigante de más de 10 metros de altura frente al patio. Se erigieron algunas miniaturas, pero no tan completas como en los años previos a la COVID-19.

Con el fin de minimizar las actividades con mucho público y garantizar la seguridad para la prevención y el control del coronavirus, las fuerzas de servicio no solo se encuentran en los puestos de control, sino que también organizan patrullas callejeras, listas para tomar las medidas necesarias para evitar el hacinamiento. La conciencia de todos sobre la prevención de pandemia contribuirá a una temporada navideña pacífica en toda la ciudad./.

PCV (Fuente: VOV)