leftcenterrightdel
Cosecha de arroz. (Foto de ilustración: VNA) 

En los últimos dos años, la pandemia de la COVID-19 afectó todos los aspectos de la vida social. En ese contexto, el sector agropecuario demostró su papel como la columna vertebral de la economía, ayudando así a garantizar la seguridad alimentaria.

La Resolución 19 del Buró Político del XII mandato sobre agricultura, campesinos y nueva ruralidad, recién emitida por el Comité Central del Partido Comunista, determina los objetivos hasta el 2030 de que la agricultura se desarrolle de forma rápida, sostenible y eficiente, garantizando con firmeza la seguridad alimentaria nacional, aumentando la escala productiva de los productos agrícolas, asegurando el entorno ecológico y adaptándose al cambio climático.

En particular, la tasa de crecimiento de la industria y los servicios rurales se esfuerzan por alcanzar un promedio superior al 10 % anual, mientras el ingreso promedio de la población rural en 2030 aumentará hasta tres veces en comparación con 2020.

Vietnam se ha convertido en uno de los principales exportadores de productos agrosilvícolas y pesqueros del mundo con un valor de más de cuarenta y ocho mil millones de dólares en 2021.

La aplicación de ciencia y tecnología avanzadas en la producción y el desarrollo de la agricultura ecológica se identifican como algunas direcciones sostenibles para la agricultura vietnamita.

Además de la aparición de modelos de producción agrícola cada vez más ecológicos, los agricultores de muchas aldeas de oficios tradicionales también cambiaron audazmente su forma de pensar y procesos de producción para garantizar la salud de los usuarios.

VNA