leftcenterrightdel
Foto de ilustración. (Fuente: laodong.vn)

Las oportunidades son abundantes para que los países asciendan en la cadena de valor global, declaró Riccardo Crescenzi, profesor de Geografía Económica en la London School of Economics, en una conferencia de prensa en la que se anunció el informe "Escalando las cadenas de valor globales: aprovechando la IED para el desarrollo económico", celebrada el 14 de junio.

“En medio de los desafíos actuales, los países asiáticos pueden analizar el vínculo entre la integración económica global y el desarrollo sostenible, a partir de lo cual podrán adoptar políticas de apoyo que fomenten la participación en las cadenas de valor mundiales para promover el desarrollo sostenible. La creciente apertura de Vietnam conduce a un mayor aumento en el stock de IED como porcentaje del PIB” según Crescenzi.

“En comparación con sus pares regionales, el país pasó de ser uno de los más restringidos a la IED a uno de los más abiertos. Un cambio útil fue la revisión de la Ley de Inversiones, que restringe la capacidad del gobierno central y demás administraciones para emitir regulaciones sobre inversiones. Este cambio eliminó la incertidumbre y la legislación superpuesta o contradictoria. Además, el modelo económico de Vietnam sigue liderado por la IED, pero se enfoca en las tareas de ensamblaje de la etapa final que dependen de las importaciones”.

Crescenzi destacó también que es importante que el gobierno y las empresas entiendan las actividades de exportación, desde los bienes hasta las fuentes de inversión para desarrollar la capacidad nacional y crear valor agregado.

Alrededor del 68 % de los flujos mundiales de IED llegaron a las economías integradas en la Asociación de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en 2020, en comparación con menos del 50% hace 10 años, dijo Akhmad Bayhaqi, analista senior de la Unidad de Apoyo de Políticas de APEC.

Los países de Asia oriental y sudoriental, que representan la mitad de las economías de la APEC, desempeñan un papel fundamental en las cadenas de valor mundiales, señaló, y agregó que esta región ha atraído el 18,4% de la IED mundial y servido como la fábrica del mundo durante más de dos décadas.

Los países que ocupan posiciones centrales en la red de IED son también centros en la red de comercio mundial, y parece que participar en el GVC ayuda a muchas economías emergentes a atraer inversiones.

Sin creatividad, Vietnam no podrá mejorar la productividad y luchará por competir, continuó, concluyendo Bayhaqi que la fórmula para la victoria en una competencia mundial es ser creativo./.

PCV (Fuente: VNA)