leftcenterrightdel
 Miembros del club intercambian experiencias. (Foto: VOV)

An Quang Huu es una comuna remota, a unos 15 kilómetros del distrito de Tra Cu. La localidad tiene 10 aldeas pobladas por 15.000 habitantes, de los cuales un 45 % son de la etnia Jemer y la mayoría de la gente vive de la producción agrícola. An Quang Huu fue seleccionada por la administración de la provincia de Tra Vinh como punto focal para construir un ejemplo del movimiento de todas las personas participantes en la protección de la seguridad nacional, de acuerdo con la política del Ministerio de Seguridad Pública.

El 30 de marzo de 2021 An Quang Huu presentó el club “Tres buenas labores, tres disminuciones”. Su junta directiva estableció una red central que agrupa a los sindicalistas, miembros de asociaciones y organizaciones sociales, especialmente personas de buena reputación en el grupo étnico Jemer, junto con monjes y dignatarios de las pagodas de esta comunidad. También proporcionó el número de línea directa del presidente del Comité Popular de la Comuna y el Jefe de la Seguridad Pública Comunal para que los informantes se sientan seguros a la hora de reportar los problemas.

Al respecto, Ngo Van Du, presidente del Comité Popular de la comuna de An Quang Huu y presidente del Club “Tres buenas labores, tres disminuciones”, dijo lo siguiente: “La Seguridad Pública de Tra Vinh eligió la comuna de An Quang Huu como el primer modelo ‘Tres buenas labores, tres disminuciones’. Una vez puesto en funcionamiento este modelo, se distribuyeron tareas entre los grupos específicos como los de jóvenes y educadores para reeducar a las personas desorientadas. Los casos más complicados los entregaremos a los responsables de pagodas o a una persona de prestigio para guiarlos, en contribución a la garantía de la seguridad y el orden social. Hasta la fecha hemos reeducado a 26 de los 29 ciudadanos que necesitan este tipo de asistencia. En la actualidad, la comuna ya no tiene lugares donde se concentren los males sociales y solo quedan unos pocos individuos desorientados”.

leftcenterrightdel
 La policía visita la casa de una persona desorientada. (Foto: VOV)

La junta directiva del club "Tres buenas labores, tres disminuciones” se reúne el día 20 de cada mes. Su trabajo continúa ayudando a elevar la confianza del pueblo en la dirección del Partido Comunista y la gestión del Estado. En la comuna ya no existen actividades ilegales de sabotaje, propaganda religiosa ilegal y pleitos presentados a nivel superior. La labor de sensibilización y educación de los ciudadanos infractores es de particular interés para el club, puesto que es considerada como una medida importante para prevenir el delito y ayudarlos a no reincidir.

Uno de ellos, Nguyen Minh Hai, residente en la aldea de Dau Doi, comuna de An Quang Huu, había violado la ley, pero después de un período de reeducación a través del trabajo ahora se concentra solo en la producción para prosperar.

El hombre contó: “Produzco puertas de aluminio y hierro, escaleras, barandales y armazones de hierro para viviendas. Los ingresos garantizan mi subsistencia. En el pasado era adicto a los juegos de azar; ahora la Seguridad Pública comunal me aconseja que deje de jugar y me ocupe de los negocios. La comuna me apoya totalmente con la compra de herramientas y maquinaria. Ahora, solo me preocupo por trabajar, así que los vecinos me ayudan y me presentan clientes”.

Con los aportes de los miembros del club, el consenso y el apoyo de la gente local, este modelo de la comuna de An Quang Huu ha contribuido a los esfuerzos comunes de todo el sistema político para proteger la tranquilidad y seguridad en cada aldea y cada caserío. Esta práctica ha sido impulsada por la Seguridad Pública de la provincia de Tra Vinh en la comuna de Don Xuan, distrito de An Hai./.

VOV