leftcenterrightdel
 La primera oficial vietnamita para la misión de mantenimiento de paz en la ONU. (Foto: VOV)

Nacida en 1981 en Hanói, Do Thi Hang Nga se unió al ejército en 2004 después de completar sus estudios de posgrado.

Hang Nga, reconocida por su excelente dominio del inglés y sus habilidades de comunicación, fue nombrada el 30 de octubre de 2017 por el Ministerio de Defensa para participar en las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas en Sudán del Sur durante 12 meses.

La vicejefa del Servicio de Cooperación Internacional del Departamento de Mantenimiento de la Paz de Vietnam, recordó: “Fui la primera oficial vietnamita en unirse a las fuerzas de paz en Sudán del Sur, en 2018, en ese país en guerra como asesora y supervisora de actividades militares del mando de la misión de la ONU en la capital, Juba. Allí se encuentran desplegados varios países africanos, así como Estados Unidos, Reino Unido y Australia. Mi misión fue monitorear las operaciones y resumir los informes recibidos. También tuve que mantener un contacto regular con las distintas unidades de la ONU en caso de emergencia. Trabajé de las 8 de la mañana a las 4 de la tarde o de las 4 de la tarde a las 8 de la mañana siguiente. Cuando hubo peleas, no hubo descanso. Mis colegas, en su mayoría hombres, procedían de diferentes países. No hubo distinción entre nosotros”.

Para participar en esta misión internacional, Hang Nga tuvo que separarse de sus dos queridos hijos. Pero este vacío emocional se vio aliviado por el apoyo incondicional de su familia, sus amigos e incluso sus superiores. Nguyen Thi Thanh Hai, su colega compartió: “Hang Nga se complace en compartir con nosotras su experiencia en Sudán del Sur. Las mujeres se enfrentan a muchas dificultades y es necesario prepararse mentalmente antes de emprender una misión en países en guerra. Ella nos da valiosos consejos. Las mujeres que trabajan en el Hospital de Campaña del segundo nivel Número 4, le tienen total admiración. Pronto me iré a Sudán del Sur con ella. Para mí es un gran honor”.

Después de terminar sus jornadas de trabajo, Hang Nga se dedicó a dar lecciones de inglés y a reunirse con los lugareños para enseñarles los conceptos básicos de higiene alimentaria, cómo tratar a los niños y curar heridas, y cómo protegerse contra varios virus. Ella dijo: “A los africanos en general y a los sursudaneses en particular les gustan las fuerzas de paz vietnamitas. Allí, somos los embajadores de Vietnam y siempre tuve muchas ganas de presentarles mi país y su cultura. Salí del país por un mes y cuando regresé al pueblo las mujeres y los niños bailaron y cantaron y me saludaron como si fuera parte de su familia. Fue muy, muy conmovedor y me emocioné mucho. Me sentí abrumada por esta calidez humana y por eso quise regresar a Sudán del Sur cuando terminara mi mandato”.

Después de su misión en Sudán del Sur, Hang Nga recibió dos medallas de paz y estabilidad de la ONU. En abril de 2022, regresará a Sudán del Sur para asumir el cargo de subdirectora del Hospital de Campaña de segundo nivel, número 4./.


VOV