leftcenterrightdel
 Una de las especialidades de Hanoi más preciadas: la semilla de loto confitada o Mut sen. Estas mermeladas de Hanoi para Tet son preparadas por Pham Mai Anh. (Fuente: hanoitimes)

Un libro de cocina publicado recientemente ha enumerado 555 platos vietnamitas, aunque los expertos dicen que esto puede representar solo una décima parte de las recetas en el menú del país. La gastronomía vietnamita está muy localizada, con sus distintos estilos centrados en diferentes regiones y grandes diferencias en gustos y estilos que se experimentan a medida que el visitante viaja por todo el país.

Aunque la cocina particular de cada región tiene su propia fama, la cocina de Hanói ha sido considerada desde hace mucho tiempo uno de los estilos culinarios más puristas y más antiguos del país.

El Tet o el festival del Año Nuevo Lunar vietnamita es un momento maravilloso para experimentar algunas de las especialidades de Hanói más preciadas y hay un gusto especial que muchos encuentran incomparable: el delicado sabor de la semilla de loto confitada o Mut sen, un postre especial que se considera aporta muchos beneficios.

leftcenterrightdel
 Se dice que Mut sen tiene beneficios tanto prácticos como espirituales. Foto: Mai Anh. (Fuente: hanoitimes)

El loto confitado se hace solo con semillas de loto rosa cuidadosamente seleccionadas. Aunque el loto rosa se cultiva en todo Vietnam, no todos producen semillas de la mejor calidad. Son las semillas redondas de la flor cultivadas en Hanói y las provincias del norte de Ha Nam, Hai Duong, Hung Yen y Ninh Binh, las preferidas para esta especialidad.

Puede ser difícil para el consumidor distinguir el caramelo de loto elaborado a partir de semillas seleccionadas del norte de los productos de menor calidad simplemente a través del empaque y, en última instancia, una prueba de sabor es la única forma de diferenciar entre un caramelo especial y un dulce común.

leftcenterrightdel
 Uno de los mejores Mut sen está a la venta en la calle Hang Dieu de la zona del casco antiguo de Hanoi. Foto: Minh Tung. (Fuente: hanoitimes)

El Mut Sen debe tener un aroma delicado y con una textura inconfundible que se desmorona y que lo distingue de sus rivales menores.

Hay dos tipos de caramelos de semillas de loto: simples y tostados con azúcar. La variedad simple (con el azúcar empapado en la semilla) es más valorada que la cubierta y le costará al conocedor dos o tres veces más.

Tradicionalmente, el mejor lugar para comprar semillas de loto confitadas es la calle Hang Dieu de Hanói. Se cree que estos dulces brindan una gran cantidad de beneficios a quienes los comen, como una mayor esperanza de vida o un temperamento mejorado y controlado, además de ayudar a desarrollar elementos que calman la atribulada mente. Por tanto, no es de extrañar, que el dulce sea muy apreciado entre los vietnamitas e incluso se utilice como una preciosa ofrenda votiva.

Aunque en el mundo moderno, consciente de la obesidad, las golosinas azucaradas pueden haber perdido algo de su popularidad, no se puede negar la satisfacción de probar esta especialidad Tet junto con una taza de té de loto al estilo tradicional alrededor de una mesa en compañía de buenos amigos.

Pruébelo por el bien de la tradición, aunque tenga cuidado, es posible que uno no sea suficiente.

PCV