leftcenterrightdel
 Un rincón de terrarios en la cafetería Tropical Hous de la arquitecta Kieu Oanh.
(Foto proprocionada por Kieu Oanh)

"Entre los terrarios, los encontramos abiertos y cerrados. Este es un jarrón de vidrio cerrado que he cultivado durante más de un año y nunca he tenido que regar".

Esta es la presentación de la arquitecta Kieu Oanh de 33 años de edad, en su taller online sobre terrarios celebrado el pasado sábado, el que atrajo a decenas de jóvenes con el mismo interés por estas mini obras "verdes". Fue una clase especial sin lápiz ni papel, solo con tierra, gravas y bonitas plantas. Helecho nido de ave, musgo, y fitonia fueron colocados en diferentes recipientes de cristal.

Kieu Oanh comienza la clase con una presentación sobre el nacimiento del terrario y de algunos de los proyectos únicos realizados por los estudiantes. Finalmente guía a todos sobre cómo hacerlos. Es difícil encontrar obras que sean exactamente iguales, ya que cada pieza representa la personalidad y las emociones del autor. 

- "Me gusta cultivar plantas, especialmente las de pequeño tamaño. Las plantas suculentas no necesitan mucho cuidado".

- "Lo que encuentro más interesante es que puedo hacer productos yo mismo y dárselos a mis seres queridos".
- "Este es un hobby personal, así que antes que nada, me reconforta y luego tengo más conocimientos sobre la naturaleza y las plantas".
- "Creo que esta es una idea creativa porque en un hermoso jarrón puedo cultivar muchos tipos de plantas".

leftcenterrightdel
 El taller presencial de Kieu Oanh antes de la aparición de la pandemia. 
(Foto proprocionada por Kieu Oanh)

Kieu Oanh decidió organizar el taller llamado Tropical House en 2018 después de 2 años de aprender sobre los terrarios. Desde la aparición de la pandemia, las clases presenciales de Kieu Oanh impartidas en la calle Dang Thai Mai (distrito de Tay Ho), se transformaron en virtuales y se llevan a cabo cada tercer sábado del mes. Con tan sólo una pequeña cantidad de tierra con alta humedad, un poco de humus, virutas, plantas ornamentales, gravas decorativas y un jarrón de vidrio, así como la meticulosidad y el ingenio de quien elabora el terrario, darán por resultado un maravilloso producto "hecho a mano". Aunque los preparativos son bastante simples, se deben seguir ciertas reglas, dijo Kieu Oanh.

"No se deben regar mucho. En la capa inferior del recipiente ponemos gravas para la salida del agua y evitar que las plantas se encharquen. El terrario necesita mucha luz, por lo que debe estar cerca de una ventana y ponerse debajo de una lámpara", expresó.

Después de casi 3 años de funcionamiento, el taller de Oanh ha producido más de 100 muestras de terrarios, con precios que oscilan entre 150.000 y 600.000 dong cada uno (entre 6,5 y 26 dólares). El artículo más caro vale casi 2 millones dong (86 dólares).

leftcenterrightdel
 Jarrones de terrario abiertos. (Foto proprocionada por Kieu Oanh)

Tran Huynh Long, propietario de la tienda Ant Terrarium en la calle Tran Quoc Hoan (distrito de Cau Giay) también es un conocedor de este arte en miniatura. El joven de 26 años dijo: "Hay tres tipos principales de plantas: las que necesitan mucha agua como fitonias y helechos nidos de ave; el segundo tipo vive en el entorno de sequía como las suculentas y cactus, y el tercero es el musgo, una planta con intensa vitalidad. El cuidado resulta simple. Solo debemos prestar atención a las características de las plantas para aportar suficiente luz y agua. Podemos poner un producto de terrario bajo la luz artificial. Además, regaremos una vez al día las plantas que necesitan mucha agua, y una vez a la semana los tipos restantes”.

A las personas que trabajan en una oficina 8 horas al día y sin espacios verdes, los terrarios les ayudarán a relajar y reducir el estrés. Así lo compartió Le Ngoc Hai, un cliente de Tran Huynh Long: "Cuando veo terrarios, siento espacios verdes y frescos, lo que falta en la vida urbana moderna. Me trae el sentimiento de vivir en un bosque tropical, así que decidí comprar una obra pequeña para ponerla en mi escritorio. En momentos de estrés, el terrario ayudará a que mi mente se relaje".

leftcenterrightdel
 Jarrones de terrario cerrados. (Foto proprocionada por Kieu Oanh)

El terrario es una fuente inagotable de inspiración para crear obras verdes altamente artísticas. Para que ese "pequeño mundo ecológico" sea vivo, son factores importantes, además de manos hábiles y la paciencia, la vista, el pensamiento artístico y el diseño. Nguyen Minh, miembro del grupo de facebook Terrarium Vietnam, viajó de Ciudad Ho Chi Minh a Hanói porque estaba muy interesado en el diseño de las miniaturas del terrario en la capital. 

"Aunque apareció medio año antes, el terrario en Ciudad Ho Chi Minh todavía no ha seguido los estándares de este arte, puesto que solo se usan plantas para colocar casualmente en un jarrón de vidrio. No se crean diseños de alto valor estético como lo están haciendo los apasionados del terrario en Hanói. Si en la sureña urbe, solo preparamos una capa de grava, en Hanoi, se ponen más capas arriba para crear el espacio de respiración de las plantas. Los árboles en Hanoi también son más diversos", compartió.

Con la orientación urbana verde cada vez más en auge en las grandes ciudades como Hanói y Ciudad Ho Chi Minh, el cultivo de un "bosque tropical" en miniatura aún se vuelve cada vez más atractivo. Esto no es solo el arte de decorar la naturaleza, que necesita la meticulosidad y el ingenio del autor o de la autora, sino que también ayuda a construir un estilo de vida ecológico y a comprender el valor del medio ambiente en la vida actual./.

VOV